Cómo conseguir que tu madre corra contigo

Actualidad
Cómo conseguir que tu madre corra contigo-82928
Regálale unos kilómetros contigo

Cómo conseguir que tu madre corra contigo

Más sobre: 

Por el Jueves, 28-04-2016 en

Llevo tiempo queriendo lanzar esta propuesta en casa, a mi madre, a ella. Sí, la persona que siempre está al otro lado pendiente de cada carrera, de cada nuevo reto de su hija como si fuese propio. Aprovechando el Día de la Madre puede que sea el momento de proponérselo a ella, ¿qué mejor que compartir kilómetros con una de las personas que más quieres?

El 1 de mayo es un día reservado para ella. Buscar ese detalle, esa muestra de cariño para recordarle una vez más lo importante que es para ti. Si ya lo haces, eres un afortunado, si no es así ¿alguna vez te has imaginado salir a correr con ella? ¿Marcar una rutina de entrenamientos para lograr cruzar esa línea de meta juntos?

Para mi suena a una locura ¿conseguir que mi madre deje los tacones y sustituirlos por unas zapatillas? La intención es lo que cuenta y quien sabe, igual ese pensamiento algún día llegue a cumplirse. Si alguno de vosotros se encuentra en esta misma decisión, he preparado una lista de tips para que recurráis en el caso de que queráis “ganároslas”.

Los tips para correr con tu madre

1.      Llévatela de compras:  A las madres les encanta acompañar a sus hijos de compras. Dile que necesitas ropa para correr y que quieres su compañía. Cuando estés mirando ropa aprovecha para mostrarle prendas para ella y dile que se las pruebe. “Mamá, te queda genial”.

2.      Regálale moda runner: Si conseguiste que se probase esa prenda en vuestra salida de compras, lo tienes fácil, no lo pienses y regálasela. Si no tuviste la oportunidad, cómprale ropa acorde a su estilo. Que se de cuenta que la moda runner tiene opciones para todos los gustos.

3.      Tu eres su mejor bolso: Dile que no se preocupe de nada. Que se olvide de llevar cosas en la mano y que tu te vas a encargar de todo. Llaves, botella de agua… ¡Comodidad!

4.      ¡La gorra! Que madre no ha ido detrás de su hijo para que se proteja la cabeza del sol. ¡Ahora le toca a tu madre! Ella debe de estar cómoda y favorecida, así que escógele una bonita gorra o en su defecto una visera. Estará encantada.

5.      Yo te pongo cremita. Si era ella la que te ponía crema cuando bajabas a la playa, ahora te toca a ti. Que se de cuenta que eres previsor y que después de tantos años has aprendido la importancia de protegerse del sol.

6.      Los primeros kilómetros, caminando. Si tu madre nunca ha corrido, no le propongas salir a correr, empezad caminando. Verás como después de unos días se anima a dar unos trotes y si no, propónselo.

7.      Resérvate un día a la semana para ella. Que tu madre sepa que ese día se lo dedicas a ella y que te viene genial para “rodar”. Ella no se sentirá incómoda por robarte un día de entreno y lo tomará como una rutina más.

8.      Proponle una carrera. Cuando veas que es ella la que te pide salir a correr y que al terminar vuestros entrenos su cara denota esa satisfacción que tú bien conoces, proponle hacer una carrera juntos. Para ella no será un mundo y seguro que te dice que sí.

Un proceso más o menos lento, pero estoy segura que merecerá la pena todo el trabajo para que sea ella misma la que te diga que sí, y no tú el que vaya detrás para intentar “convencerla”.

Regalar sensaciones, emociones, experiencias, esfuerzo, cariño, felicidad… imagina que bonito regalo para una madre. ¿Y si algún día cruzo la línea de meta con mi madre? 

Relacionados: