5 consejos para empezar a correr

Consejos
5 consejos para empezar a correr-121752
Sigue estos pasos y entrénate para correr

5 consejos para empezar a correr

Estudia la materia, corre con cabeza, escucha tu cuerpo, no te centres siempre en cumplir y fíjate una competición clave

Más sobre: 

Por el Martes, 25-07-2017 en

Uno de los motivos por los que se empieza a correr es porque no se trata de un deporte muy exigente. No necesitas una gran infraestructura ni gastarte miles de euros en material. No necesitas estar más de 1 hora corriendo para realizar un buen entrenamiento. Es un deporte que no requiere de muchos “demasiados”. Solo necesitas calzarte unas zapatillas allá donde estés y salir a trotar. Tan sencillo es que a la vez no necesitas nadie que te indique, a no ser que quieras destacar mucho… pero si lo que quieres es entrenar, te damos una serie de consejos para que los apliques la próxima vez que salgas a correr.

1.- Infórmate

Aunque correr no requiere mucha técnica cuando te inicias, a medida que vayan pasando las horas de entrenamiento, acumulando kilómetros, terminando carreras, querrás más. Para ello es importante que, aunque siendo prescindible, tengas unas nociones básicas sobre este deporte. Infórmate, ya sea a través de especialistas o con libros, pero vete reciclando y aplicando lo que aprendas en tus entrenamientos y carreras.

2.- Corre con cabeza

Para mejorar necesitas tomar decisiones adecuadas e inteligentes. Como corredores no nos gusta lesionarnos ni estarnos parados sin poder salir a correr unos minutos, pero siempre debemos hacer caso y tomar decisiones correctas. No pretendas salir si estás enfermo, te encuentras muy cansado o el único momento del día que tienes libre es a las 14h, cuando más aprieta el sol. Respétate a ti mismo y corre con cabeza.

3.- Escucha tu cuerpo

Nuestro cuerpo es sabio y sabe cuando debes parar y descansar por sobreentrenamiento o por lesión a través de señales e indicaciones. Si estás cansado o tienes cierto dolor en algún músculo, mejor detenerte. Tal vez se te pase el dolor tras un día de reposo o tal vez no. En el caso de que no cese, es hora de ir a un médico o traumatólogo o si es dolor por sobrecarga, acudir a un fisioterapeuta.

4.- No te centres siempre en cumplir con tus entrenamientos

Si te has hecho un programa de entrenamiento o te lo han recomendado y no puedes seguirlo un día por alguna circunstancia, no seas cabezón y quieras ceñirte al plan porque puede salirte caro. Una programación tampoco está para seguirla a raja tabla porque pueden suceder cantidad de cosas durante el día que te impidan llevar a cabo ese entrenamiento.

5.- Fíjate una competición clave

Muy pocos corredores de élite del mundo están en su mejor momento de forma durante todo el año, ya que fisiológicamente es casi imposible de conseguir. Con el objetivo de alcanzar el máximo rendimiento, los entrenamientos se vuelven más específicos. Y todos estos pasan factura y, aunque tu rendimiento también mejora, tu sistema se resiente y es necesaria más recuperación.

Por culpa de los entrenamientos más exigentes, no vas a poder estar cada fin de semana al máximo nivel ni en tus mejores condiciones para afrontarla. Por eso mismo, si vas a correr en carreras populares, ponte una carrera clave en el calendario en la que llegues bien de entrenamientos, de sensaciones y de recuperación.

 

Relacionados: