Corre más rápido: series cortas

Consejos
Corre más rápido: series cortas-112
Corre por encima del umbral anaeróbico y con poca recuperación

Corre más rápido: series cortas

Acostumbra al cuerpo a correr con ácido láctico en los músculos, obteniendo así a la larga una mayor tolerancia al lactato

Más sobre: 

Por el Jueves, 17-01-2013 en

No,no vamos a competir contra Usain Bolt, pero una buena preparación de un runner siempre requiere de los entrenamientos de velocidad. No hace falta hacer registros estratosféricos, simplemente hacer muchas repeticiones de series cortas para conseguir mejorar nuestro VO2 máximo, es decir, la cantidad máxima de oxígeno que nuestros músculos pueden llegar a absorber.

Dentro de un plan de entrenamiento intentaremos colocar al menos un entreno semanal de velocidad. Se trata siempre de correr distancias cortas por encima de nuestro umbral anaeróbico y con poca recuperación.  Con ello conseguiremos acostumbrar al cuerpo a correr con ácido láctico en los músculos, obteniendo así a la larga una mayor tolerancia al lactato.

Las series con las que podemos trabajar esta parcela serían las de 200, 300, 400 o incluso 500 metros. Dentro de este tipo de entrenamiento tenemos varias modalidades según la intensidad y el tipo de recuperación. Normalmente para un fondista interesa más una intensidad moderada y poca recuperación, incluso en algún caso recuperación activa.

Se trata de trabajar la faceta anaeróbica mediante mucha carga de series cortas. Un entrenamiento muy práctico y válido para trabajar el fondo y la velocidad al mismo tiempo, sería hacer series de 400 metros rápido (no a tope) recuperando otros 400 metros a ritmo suave, sin parar y así enlazar con la siguiente serie. Esto se puede repetir unas 8 veces y según el nivel o momento de la temporada subir hasta 12 o 14 repeticiones.

En esta línea también son muy válidas las series de 500 con poca recuperación, un minuto. Podemos hacer entre 6 y 12 según el ciclo en que estemos y el nivel que tengamos. Las series más puras de velocidad serían las de 200, pero tampoco nos interesa hacerlas al máximo, así que lo ideal es recuperar 30 segundos y hacerlas en bloques de 4, por ejemplo, y recuperar 3 minutos entre grupos. Podemos llegar a hacer 3 o 4 bloques.

Está demostrado científicamente que este tipo de entrenamientos ayuda a mejorar notablemente los tiempos de carrera. Además, también, de ser una variedad en las rutinas típicas del fondista y de darnos un punch que siempre se puede agradecer en la parte final de la carrera.

Relacionados: