El entrenamiento de los kenianos

Consejos
El entrenamiento de los kenianos-24313
Descubre cómo entrenan los mejores fondistas del mundo

El entrenamiento de los kenianos

Más sobre: 

Por el Lunes, 30-12-2013 en

En Kenia hay tantos atletas de fondo con talento que hay muchos métodos posibles para destacar, pero se pueden dividir en dos para simplificarlo mucho: los que viven en los “training camps” y los que no viven en ellos. Los training camps son centros de entrenamiento donde se vive para entrenar: se come, se duerme y se entrena (en ocasiones hasta tres veces al día). Se puede acceder a ellos pagando o por invitación y los más famosos son los que están a manos de las marcas deportivas o de los managers. Estar dentro de uno de ellos da derecho a entrenamientos guiados y, dependiendo del nivel del campo, material deportivo, tratamientos de fisioterapia, viajes a las competiciones y otros muchos extras.

Para los que no viven en los campos, la vida es más liberal. Muchos atletas (incluso algunos de mucho nivel) prefieren vivir fuera de los training camps para organizarse la vida un poco más allá del atletismo. En la mayoría de los casos no tienen entrenador para ahorrar y se dirigen los entrenamientos los unos a los otros. Es lo que yo llamo “entrenamiento por vecindario”. Hay tantos atletas en la zona de Eldoret (y otras partes de Kenia) que cada vecindario puede crear un grupo lo bastante bueno como para no envidiar a los training camps. Para que os hagáis una idea, así se distribuye la semana el grupo de entrenamiento al que me he sumado yo:

·         Lunes (6am): rodaje vivo de 18 kilómetros, normalmente a una media cercana a 3’30”.

·         Martes (9:30am): fartlek de uno, dos o tres minutos a ritmo vivo con uno de descanso, durante 40-45’.

·         Miércoles (6am): rodaje regenerativo de 60-70’.

·         Jueves (9:30am): fartlek o pista, si se acercan las competiciones. Por ahora sólo hacemos fartlek, que es más fácil que ir hasta la pista.

·         Viernes (6am): rodaje regenerativo de 60’.

·         Sábado (6am): rodaje progresivo de 80’ o más.

·         Domingo: la mayoría de los atletas lo usa para descansar, pero otros salen a rodar por su cuenta.

Los doblajes corren a cargo de cada persona. Por la tarde, los que quieran, salen otra vez a trotar muy suave (incluso a 5’30” el mil) durante 30 o 40’.

Con este método, el atleta se va conociendo y sabe cuándo está en forma. Si aguanta más con los de cabeza o hace el mismo circuito de la semana pasada en menor tiempo… sabe que está listo para competir. Hay poca variedad pero resulta eficaz.

Relacionados: