No des consejos a menos que te los pidan

Consejos
No des consejos a menos que te los pidan-107856
Cinco consejos para no caer en el error

No des consejos a menos que te los pidan

Esta actitud puede hacer más que crear dudas, confusión y nerviosismo.

Más sobre: 

Por el Jueves, 02-03-2017 en

“No des consejos a menos que te los pidan”. Esta es una de mis frases favoritas y de las que más respeto y cumplo en mi día a día. Me encuentro continuamente a gente que se lanza a la primera de cambio a darte consejos infalibles a todos y cada uno de tus problemas. ¡Pero si no los he pedido!...Muchas veces tan solo quieres ser escuchad@. ¿Es quizá esto mucho pedir?

¿Y qué tiene esto que ver con el running, os preguntaréis? Pues mucho, querida familia runner. Os lo explico rápidamente. Pongámonos en situación. Quedan pocas semanas para un maratón. Vosotr@s ya habéis corrido alguno. Eso os convierte automáticamente en “supermegaexpertos” de la disciplina. Os enteráis que un amig@ corre la maratón de vuestra ciudad y al encontraros con él/ella le preguntáis que tal lo lleva. Sin acabar siquiera de pronunciar las primeras palabras, os lanzáis a darle una serie de “consejos fundamentales que cualquier corredor debería saber” sin dejar que el atribulado amig@ pueda hacer nada al respecto. Que si bebe cada x km, que si los geles te los tomas aquí y aquí, que si no vayas tan rápido o palmarás… ¡la tortura china!

Ahora imaginad que cada persona que se tropieza con vuestro amig@ hace lo mismo. La cantidad de información que puede llegar a procesar puede ser sobrecogedora. ¡Y sin pedirla! Yo diría que en vez de amigos sois enemigos… Os podréis imaginar que esta situación no puede hacer más que crear dudas, confusión y nerviosismo, además de la consabida invasión del espacio personal, tan común en nuestra cultura.

Es muy difícil resistirse. Yo misma caí en la tentación el otro día ¡y lo hice! Una amiga se está preparando para arrasar mi marca en maratón en breve. Le acompañé en una tirada y ahí que voy con mi superconsejo “no bebes lo suficiente; o bebes más o no te va a salir el tiempo”. ¿Qué conseguí? Le generé dudas y rechazo inicial, “yo no bebo tanto nunca”. A pesar del error, conseguí reaccionar a tiempo y al acabar le dije: “vas muy bien, estás a tope. Habla con tu entrenador, que es quien te lleva y que te explique todo lo que necesitas saber sobre hidratación, ingesta, ritmos de paso… Él sabe lo que tienes que hacer. Yo a apoyarte en lo que pueda”

Así pues, amig@s runners, a lo mejor ayudáis más siguiendo estos preceptos:

a)     Escuchar muchas veces es ayudar, ¡y mucho!

b)    No deis consejos a menos que os los pidan

c)     Vuestras experiencias, al final con una cervecita, rinden más;)

d)    Un solo interlocutor; a poder ser el entrenador

e)     Apoyo incondicional

Mar Rovira es Psicóloga Deportiva. Asesora a deportistas en la consecución de sus retos. La podéis encontrar en marrovira.wordpress.com

Relacionados: