“Los deportistas estamos sobrevalorados”

Entrevistas
“Los deportistas estamos sobrevalorados”-43108
Entrevistamos a Kilian Jornet

“Los deportistas estamos sobrevalorados”

Más sobre: 

Por el Miércoles, 02-07-2014 en

Este fin de semana Compex presentaba en Chamonix su nueva gama de electroestimuladores. Pero no sólo de trabajo vive el hombre y la empresa suiza es consciente de ello, así que nos preparó una serie de actividades de ‘entretenimiento’ que incluían asistir al Campeonato del Mundo de Kilómetro Vertical, prueba que ganó Kilian Jornet, o correr al día siguiente una bonita carrera de 10k por el Montblanc.

Pero sin duda, con lo que me quedo, es con lo que ocurrió el viernes por la noche. Tras proclamarse campeón del mundo del KV, Kilian se acercó al restaurante donde cenábamos los periodistas y compartió cena, risas y una entrevista que ahora podréis leer.

No lo conocía en persona. Antes, lo había visto correr -o volar o lo que haga él por las montañas- y me había leído su libro Correr o Morir. Pues bien, Kilian me sorprendió por su rapidez de pensamiento y palabra. En cuanto a su naturalidad, esa ya me la conocía; al menos es lo que intuía de sus intervenciones televisivas. No sólo no me defraudó, si no que descubrí un nuevo ídolo para mi.

Bueno, dejo de enrollarme y voy con la entrevista que, insisto, realicé junto a otros colegas españoles mientras cenábamos en Chamonix, sobre las 22:30 después de que él hubiera hecho los +1000 de desnivel en 3,8 km.

Aviso: este es un resumen de la charla que tuvimos. Quien crea que leerá sobre planes de entrenamiento o consejos para ser el nuevo Kilian, que deje de leer. La conversación derivó en una charla sobre la vida. La suya en particular y la del mundo, en general.

El domingo compites en el Maratón. Tu forma de prepararte es ¡¡¡¿¿¿hacer (y ganar) un kilómetro vertical????!!!

Sí, necesito correr. Me conozco, llevo años probando cosas y lo que mejor me va es correr antes de las competiciones. Aunque sí hay veces que descanso. He estudiado educación física y el conocimiento de mi cuerpo me ayuda a adaptar los entrenamientos a mis sensaciones. Me va mejor así.

¿Hay días que no te apetece entrenar?

No muchos (sonríe), pero sí los hay. Entonces toca ponerme el mono de trabajo y salir a entrenar.

¿Dónde sueles entrenar?

Aquí, en Chamonix, he entrenado durante tres años, por ejemplo. Este año he estado en Noruega, principalmente esquiando, y ahora vuelvo aquí. También me gusta estar en casa, porque con tanto viaje, entrene entrenos, retosm, carreras... tengo poco tiempo.

¿Y cuál es tu casa?

Mmmm… difícil pregunta. En concreto no te sabría decir. Creo que no estoy preparado aún para saber cuál es mi casa. Casa es donde estás bien. He vivido en 24 sitios distintos. Tengo varios lugares donde me encuentro bien y que puedo considerar como estar en casa.

¿Es el cuerpo o es la cabeza quien te pide entrenar?

Normalmente es la cabeza. El cuerpo a veces pide descanso.

Compex acaba de presentar su nueva gama de productos. ¿Tú cómo lo utilizas?

En un principio sólo lo utilizaba como recuperador. Usaba sus programas de recuperación después de entrenamientos o carreras, pero desde hace un año lo utilizo bastante más. Cuando me rompí la rótula, las piernas no me quedaron igual tras la recuperación. Se me desestabilizan y trabajo más los apoyos en una que en la otra. Hablando el año pasado con un técnico de Compex, me sugirió la idea de hacer trabajo de fuerza y resistencia en las rodillas para compensar. La verdad es que estoy mucho mejor. Así que ahora le saco más provecho, lo utilizo más

¿Sabes descansar? ¿Qué haces en vacaciones?

Bueno, en vacaciones normalmente hago lo mismo que siempre. Hace un año, con mi chica, veníamos de Isla Reunión y decidimos ir a algún sitio donde no pudiéramos hacer nada de lo que hacemos normalmente. Decidimos ir a Isla Mauricio, un lugar de playa y completamente llano. Llegas a la playa, tocas el agua, y está bien (sonríe). Pasas una hora… coges un libro… te lo lees… Al día siguiente vuelves a tocar el agua… te lees otro libro… hasta que mi chica me dijo, Kilian, ¿y si nos vamos? Yo lo había pensado, pero no quería decir nada. Suerte que lo dijo ella. Cambiamos los billetes y nos fuimos a esquiar.

¿No te atraen el agua o el desierto?

Yo soy de la montaña, la conozco y me siento cómodo. El desierto y el agua son dos grandes mundos aún por descubrir por mi. Les tengo mucho respeto.

Quizás la gente pierda el respeto a los retos demasiado rápido. Hay mucha gente que quiere imitarte. ¿Te consideras un buen ejemplo?

No pretendo ser un buen ejemplo ni un mal ejemplo para nadie. Imitar a la gente comporta no tener personalidad. Creo que todo somos ejemplos para cosas, pero nadie tiene que ser modelo de nada. Yo hago cosas bien y cosas mal, pero me preparo para lo que hago. Si pretendes correr un maratón de montaña sin entrenar, es un error. Yo me dedico a esto y entreno en consecuencia. A todos nos gusta fliparnos, pero cada uno tiene que conocer lo que es capaz de hacer lo que no.

¿Cómo llevas ser mediático en un deporte tan solitario?

Es curioso. Tengo 70% de silencio y 30% de ruido, pero con ese porcentaje me encuentro bien.

¿Sigues el fútbol¿ ¿El Mundial?

Bueno, he estado mucho tiempo en Alaska y allí no me enteraba de mucho. En el aeropuerto me enteré que España estaba eliminada el Mundial y que el rey había abdicado. Hacíamos bromas de qué nos íbamos a encontrar al llegar a casa. Una república quizás (se ríe).

¿Y qué sensación te produjeron esas noticias?

Bueno, lo de la república no estaría mal (se ríe), cuesta mucho dinero. Y sobre el fútbol, sé que no va a pasar, pero me gustaría que la prima que no han ganado los futbolistas se repartiera en cosas realmente necesarias. Yo tengo amigos futbolistas, pero me da igual. Se cobra demasiado. En general, los deportistas estamos sobrevalorados. Somos menos importantes que un buen médico o un buen profesor. Las primas deberían repartirse mejor. Si los deportistas cobramos más que un buen médico o un buen profesor, es que algo va mal en la sociedad. En España el ratio de profesor/alumno está yendo a peor. Antes era de 20 alumnos por profesor y ahora es de 30. También se está recortando en sanidad. ¡Esto sí que es grave!

Hay deportistas becados. ¿Te gustaría disfrutar de una beca?

Tengo la suerte de poder vivir de mis esponsors. Tengo para comer, para beber, para dormir, tengo lo necesario. Las becas deberían utilizarse para la formación y para cosas realmente necesarias.

Relacionados: