Los beneficios de la crioterapia

Fisioterapia
Los beneficios de la crioterapia-811
¿Es una moda o es realmente un sistema efectivo de recuperación?

Los beneficios de la crioterapia

Se activa el mecanismo de defensa contra una agresión por frío y se inhibe la inflamación

Más sobre: 

Por el Domingo, 14-04-2013 en

Se llama crioterapia de cuerpo entero al uso de frío intenso (hasta -180ºC) con el fin de eliminar los dolores musculares y recuperar los niveles óptimos de fuerza después de una actividad extenuante. Hace más de treinta años que se inventó, pero ahora está de moda.

A finales de los años 70 se puso en práctica este procedimiento en Japón para aliviar molestias derivadas del reuma y la artritis, pero con la llegada de estas máquinas en el mundo del deporte, su fama se ha catapultado. Ahora muchos equipos de ciclismo las llevan a cuestas para que, después de cada etapa, todos los corredores pasen por allí. El tratamiento es tan corto (sólo tres o cuatro minutos) que está ganando terreno a los famosos masajes de descarga.

Seguramente te preguntarás en qué consiste y qué se obtiene de esta inmersión en el frío. A grandes rasgos, el uso de frío extremo produce la constricción de los vasos sanguíneos periféricos y la sangre migra al interior del cuerpo para mantener la temperatura corporal sin cambios. Se activa el mecanismo de defensa contra una agresión por frío y se producen endorfinas, así como se inhibe la inflamación. Estos resultados aparecen con una sola sesión pero hay otros que requieren al menos diez sesiones para ser visibles, como son las respuestas inmunológicas. Algún estudio incluso ha llegado a afirmar que después de diez sesiones de crioterapia de cuerpo entero se mejoraba la capacidad anaeróbica, pero hacen falta más estudios para estar seguros de esta afirmación.

Es difícil afirmar a día de hoy que la crioterapia de cuerpo entero sea la mejor herramienta para recuperarse del dolor muscular que produce una actividad extenuante como una maratón, una marcha ciclista, una etapa de gran vuelta o un ironman. La fama se basa muy pocas veces en criterios objetivos y, a día de hoy, lo más conciso que puede aportar este método de recuperación es que los deportistas que se someten a él afirman notarse mejor y más recuperados que con otros métodos. Pero hace falta más ciencia para saber si de verdad funciona.

Hay pocos estudios al respecto y los resultados todavía no son suficientemente fuertes pero parece que las mejoras inmediatas son algo mejores que con otros métodos de recuperación como los masajes de descarga, la inmersión de las piernas en agua fría o el uso de infrarrojos. 

Relacionados: