Suunto Spartan Ultra: la prueba

GPS y pulsómetros
Suunto Spartan Ultra: la prueba-96282
Probamos el nuevo reloj GPS multideporte de la marca finlandesa

Suunto Spartan Ultra: la prueba

Pantalla táctil y a color, sistema de localización Glonass suprimiendo la antena y seguimiento de la actividad las 24h son las principales novedades de este nuevo dispositivo referencia en el sector

Más sobre: 

Por el Martes, 22-11-2016 en

Había creado muchísima expectación. No es para menos. Suunto anunciaba la sustitución de su reloj GPS referencia en Running y multideporte. El archiconocido, laureado y… se nos acaban los adjetivos Ambit. Y cuando todos pensábamos que conoceríamos el Ambit 4… la marca finlandesa nos sorprendió incluso cambiándole el nombre al reloj. De esta forma ha llegado a nuestras vidas el nuevo Suunto Spartan. El nombre pide guerra a gritos. Y nosotros se la hemos dado. Llevamos casi tres meses haciéndole kilómetros y ha pasado por la muñeca ya de cuatro de nosotros.

Aunque hay algo que todavía nos tiene perplejos… el software y sus actualizaciones. El lanzamiento del reloj se ha hecho de forma precipitada. Eso es lo que se desprende después de que todavía el usuario no pueda disfrutar de todo el rendimiento que ofrece el reloj. Además, la marca había publicado un calendario de actualizaciones que en algunos casos no se está cumpliendo. Nos deja muy sorprendidos que una marca como Suunto, que tenía la fiabilidad como uno de sus puntos fuertes, haya fallado en esto. Y más, teniendo en cuenta el precio de salida del reloj, que le sitúa en la gama más alta entre este tipo de dispositivos que ofrece nuestro mercado.

También es justo decir que desde Suunto España en todo momento se han mostrado transparentes con la situación y han reconocido los errores en vez de tratar de enmascararlos. Han pedido disculpas y siguen trabajando para mejorar cuanto antes el Spartan. Así que, chicos, chapeau por nuestra parte.

La prueba

El modelo que hemos podido testear se trata del Suunto Spartan Ultra Titanium Stealth HR. Con un precio de tarifa de 749 euros se posiciona en la gama más alta de los GPS multideporte. Nuestra unidad es discreta, elegante y de color gris oscuro. La esfera del bisel está construida de titanio y el cristal de zafiro. Se trata, no hay duda, de un reloj más sofisticado que los anteriores Ambit.

Le han quitado los dos botones de lado izquierdo dotándole de una apariencia más discreta. Ahora presenta sólo los tres botones del lado derecho y éstos permiten moverte por el menú de una forma que resulta mucho más fácil e intuitiva. Botón superior para subir, botón inferior para bajar y botón central para seleccionar. Sin complicaciones. También han desaparecido las indicaciones (Start/Stop/ Next, Light Lock, Back Lap y View) del bisel, pero es que es tan intuitivo el uso que no se echan en falta.

La pantalla en el nuevo Spartan se encuentra justo al ras del borde de la superficie. No está hundida respecto el marco del cristal y ahora queda más expuesta a golpes y ralladas. Esto provoca que se lleve algún que otro golpe indeseado. Aunque romperse podéis estar seguros que no lo hará y en nuestros tres meses de prueba no lleva ni una ralladita.

La correa es de silicona, agradable al tacto y que podemos lavar con agua y jabón sin ningún temor a que quede marcada. Agujeros más pequeños en la correa y algo más rígida que las precedentes con la intención de mejorar la durabilidad y darle más consistencia. La correa es ergonómica y cuenta con dos hebillas que se pueden anclar a los agujeros de ésta. Queda fija y no molesta en ninguna circunstancia.

Sí llama la atención, en este caso, la desaparición de la abultada antena GPS que se encontraba en los Ambit -ese trozo de plástico en la parte inferior de la carcasa-, al haber incorporado ahora la antena en el interior del reloj. Se ve más estilizado aunque las dimensiones no han cambiado. Sigue teniendo un diámetro de 50mm y un grosor de 17mm, las mismas respecto al Ambit3 Peak.

Pantalla táctil y a color

La novedad más importante y representativa del Spartan es la nueva pantalla táctil y a color. Que sea táctil nos conllevaba muchas dudas, más aún con anteriores experiencias en otros relojes GPS que no acababan de colmar nuestras expectativas. Pero tras unos primeros días de adaptación al tacto… nada que decir. Ofrece un buen rendimiento cuando te acostumbras. Incluso teniendo los dedos sudados responde correctamente.

Al cabo de un tiempo sin haberlo usado -dependiendo del que hayas escogido- la pantalla se bloquea, así que no tendrás que preocuparte de que actives una función sin querer. Para desbloquear tan sólo tiene que pulsar cualquier de los tres botones y seguidamente ya funcionará de nuevo al pantalla táctil.

Es también a color. Algo muy interesante porque gracias a su excelente resolución permite diferenciar los datos (podrás configurar -esperamos que muy pronto- la pantalla para visionar hasta siete mediciones a la vez) y muy útil especialmente cuando lo utilizamos en modo navegación, ya que se diferencia perfectamente la ruta a seguir de la ruta ya recorrida así como la indicación de rumbo.

El color también ayuda a diferenciar el tipo de actividad. Por ejemplo, se utiliza  el color amarillo para running y trailrunning, naranja para ciclismo y ciclismo de montaña, azul para natación y aguas abiertas, verde para senderismo, etc. Nos ayuda también a asociar las actividades de una forma más clara cuando las sincronizamos con el Movescount.

Hasta que no llegue la actualización pertinente, los datos que podemos observar en pantalla cuando realizamos deporte no son personalizables a nuestro gusto. A diferencia del Ambit3 en el que se podían seleccionar cantidad de pantallas y datos, en el Spartan, por el momento no. Hay varias opciones para elegir, pero todavía no se puede escoger la configuración de la pantalla al gusto de cada uno. Suunto, eso sí, promete que esta actualización estará disponible bien pronto.

Por ahora, en el deporte de “Correr” tenemos: básico, potencia, intervalo, carrera y recorrido. En todos ellos las pantallas –hasta 5 pantallas distintas- junto con los datos a visualizar varían, aunque se repiten porque lo más común que quieras visualizar en pantalla es el ritmo, distancia, cronómetro, frecuencia cardíaca y algo más. En todos los modos y submenús se presentan los datos teniendo en cuenta cuáles son los más útiles para cada uno de ellos. Son muy completos, pero la cuestión es que se echa en falta poder configurarlos.

Por el momento, y para hacernos una idea de las posibilidades que tiene el Spartan Spartan, podemos encontrar, en el deporte de ciclismo de montaña hasta 5 pantallas distintas en la que observar incluso 7 datos distintos: ascenso, descenso, velocidad, distancia, frecuencia cardíaca, altitud y duración. Una muestra de su futuro potencial.

Pulsómetro

Con la proliferación de los pulsómetros integrados en el reloj, sorprende que Suunto no haya optado por este sistema desde el principio y que tengamos que seguir usando la cinta pectoral -sirve la antigua del Ambit 3- para medir nuestras pulsaciones. Es realmente cómodo prescindir de la cinta. Suunto siempre ha defendido que la precisión de la medición es mucho mayor con la cinta que con el sensor óptico integrado debido a la disminución de la intensidad del pulso en la muñeca y la mayor distancia que separa el corazón de esta parte del cuerpo, además que lo hace por el RR y no por FC, manteniéndose menos estable en intervalos cortos de tiempo. Y no le vamos a quitar razón, aunque sí nos parece un paso atrás no poder elegir el sistema de pulsómetro integrado para aquellos que no necesiten una precisión excelsa de las pulsaciones. Tal es así que el Spartan también se va a vender con este último sistema, aunque para ello habrá que esperar a finales de año.

GPS y navegación

En este apartado también encontramos otra de las novedades más relevantes, como es la utilización del sistema Glonass, además del GPS ya presente en los otros modelos. Por el momento, desde Suunto están trabajando en el desarrollo del Glonass para el Spartan, así que no se encuentra activado, por lo que continuaremos funcionando con el GPS.

En el anterior Ambit3, cuando seleccionabas un modo deporte, lo primero que aparecía, siempre y cuando sea actividad outdoor en la que tengas la opción de localización GPS, era una señal de buscando antena para poder posicionar el reloj en un punto concreto. En este nuevo reloj este aviso no está, simplemente aparece en el margen superior un símbolo en blanco parecido al de una flecha cuando el reloj ya está localizado en el mapa y ya tiene la suficiente cobertura para recibir señal. El mismo procedimiento con el pulsómetro y la cinta pectoral de cardiofrecuencia. El tiempo que tarda en recibir cobertura es ridículo. A penas un par de segundos.

En cuanto a la medición, hemos comparado resultados obtenidos con el Suunto Ambit3 Sport y el Garmin Fénix 3. En los tres modelos con la opción de señal GPS máxima, para estar en iguales condiciones. La variación entre los tres ha sido mínima, solamente de algunas decenas de metros, lo normal en estos casos.

Con la última actualización ofrecida del 10 de noviembre, se ha mejorado el rendimiento del GPS y con próximas actualizaciones seguro que le volverán a sacar más partido. Además le han incorporado el modo “autopausa” en el que el cronómetro se para automáticamente cuando el GPS detecta que el individuo se ha detenido.

Avisos y notificaciones

Los avisos mientras hacemos deporte también han cambiado. En las anteriores versiones del Ambit, solamente se emitían avisos acústicos. Para el nuevo Spartan se ha incorporado un sistema de vibración pensado para aquellos deportistas que escuchan música mientras corren, llevan cascos de protección integrales o practican surf.

De este modo, también puedes recibir notificaciones de tu móvil. Llamadas, mensajes, Whatsapps,… podrás tenerlo al alcance de tu muñeca, siempre y cuando tengas activada la opción de recibirlas.

Batería

En este apartado es otro en el que el Spartan debe mejorar. Si bien la propia casa declara una duración de la batería de 26 horas seguidas en modo entrenamiento con el GPS activado en un intervalo de grabación de 1s., a nosotros no nos ha llegado a estas horas, dejándolo al nivel de rendimiento de la batería de un Ambit3 Sport… Otro de las mejoras que deben aportar las sucesivas actualizaciones. Para aumentar la duración de la batería, siempre y cuando no lo estemos usando en modo deporte, se puede activar el modo avión que deshabilita el GPS, el pulsómetro y el Bluetooth, dejándolo como si se tratase de un reloj normal y corriente.

SuuntoLink y Movescount

Los que hayan tenido en su posesión un dispositivo de la casa Suunto, sabrán que se pueden modificar sus ajustes con el Moveslink. Para este nuevo reloj, su denominación ha cambiado y ha pasado a llamarse SuuntoLink. Así que si tenéis un Ambit y ahora os habéis comprado un Spartan, deberéis disponer de los dos para poder conectar vuestros relojes al ordenador y transferir los datos de los entrenamientos y realizar ajustes del dispositivo.

El Suuntolink no deja de ser una interfaz con el que se sincronizan los datos del reloj con el ordenador, pero para darle un toque más moderno le han otorgado una apariencia más agradable y más a la última, mucho más visual y atrevida en la que es más fácil distinguir los procesos que se llevan a cabo.

El Movescount también se ha renovado. En la pantalla inicial ya no vemos el típico calendario parecido al que hay encima de la mesa de cualquier oficina. Ahora los datos aparecen en modo de acordeón con el día de la semana en la parte inferior y cada actividad se visualiza encima del número con una barra que indica la duración y los kilómetros. De esta forma te permite acceder de una forma más sencilla al entrenamiento.

Una vez hemos podido acceder al entrenamiento, los datos que podemos observar en él son muchos, incluso hasta el punto en el que no sabes por cuál empezar… pero lo básico y esencial, aparece en un primer plano con los datos propios de la sesión. Distancia, duración, frecuencia cardíaca media, tiempo en zona de FC, etc.

Nuevas rutas por descubrir

El Spartan permite descubrir nuevas rutas gracias a una base de datos creada por los millones de Moves de los usuarios que usan los relojes Suunto en sus entrenamientos, carreras o rutas. Estos son los mapas térmicos o mapas de calor que muestran los trayectos utilizados más frecuentemente. Con estos mapas podrás planificar las rutas de tus entrenamientos y poder visualizarlas en tu Spartan.

En definitiva, el Spartan nos deja un sabor agridulce. Nos da la sensación de disponer de un Ferrari limitados. Es decir, con topes que no le dejan desarrollar todas sus prestaciones. Esperamos que más pronto que tarde podamos sacarle todo el rendimiento que anuncia la marca finlandesa. Hasta ese momento, seguiremos haciéndole kilómetros.

 

 Puedes planificar tu propia ruta con la ayuda de mapas topográficos detallados, transferirla a tu reloj compatible con Suunto y comenzar a explorar.

Características generales

 

Tamaño: 50mm de diámetro, 17mm de grosor

Peso: 73 gramos.

Material del bisel: Titanio de calidad espacial

Material de la lente: Cristal de zafiro

Material de la carcasa: Poliamida

Material de la correa: Silicona

Duración de la pantalla en modo pila: 15 días

Sumergible hasta 100m

FusedAlti, que combina altitud de GPS y barométrica para una información de altitud más precisa y correcta

Brújula con compensación de inclinación digital

 

En el mercado hay dos modelos distintos del Suunto Spartan Ultra que se diferencian por el tipo de material del bisel. En ambos casos la lente es de zafiro, por lo que puedes despreocuparte por la resistencia.

- Bisel de acero: Suunto Spartan Ultra White o Black. 

- Bisel de titanio: Suunto Spartan Ultra Stealth Titanium o All Black Titanium. 

El Suunto Spartan Ultra está a la venta a partir de 649€. Si lo quieres con cinta HR, 699€. Y si buscas el de cristal de zafiro, 749€ a los que hay que añadir otros 50 para la versión HR, por 799€ (Suunto Spartan Ultra Stealth/All Black Titanium).

 

 

 

 

 

Relacionados: