Minimalismo para el dolor patelo-femoral

Lesiones
Minimalismo para el dolor patelo-femoral-108158
Zapatillas más ligeras para reducir el dolor

Minimalismo para el dolor patelo-femoral

Un estudio reciente afirma que las zapatillas minimalistas pueden mejorar los síntomas en pacientes con PFP

Más sobre: 

Por el Viernes, 17-03-2017 en

El dolor patelo-femoral, conocido también por sus siglas en inglés como PFP (Patellofemoralpain), es bastante común entre los corredores y su tratamiento no está del todo consensuado. De hecho, es uno de esos típicos dolores con los que se puede correr y la mayoría de atletas sólo esperan a que desaparezca por sí mismo (aunque a veces evoluciona hasta una sufrida condromalacia rotuliana y ya no será posible correr ni realizar actividades ligeras sin dolor).

Recientemente, un estudio liderado por Jean-FrancoisEsculier [Footwearcharacteristics are relatedto running mechanics in runners withpatellofemoralpain], ha llegado a la conclusión que los atletas con PFP pueden beneficiarse del uso de calzado minimalista para reducir el dolor. Según él, el uso de zapatillas minimalistas conlleva ciertos cambios biomecánicos (entre ellos una mayor frecuencia de zancada, un paso más corto y un menor impacto con el suelo), que pueden incidir en un menor momento de fuerza para la articulación patelo-femoral.

Otros expertos en la materia, por ejemplo el doctor Christian Barton, sugieren que en la mayoría de los casos el PFP se produce por una debilidad en la musculatura de la cadera, en especial de los glúteos. Si estos músculos no funcionan correctamente, a cada zancada que demos nuestro fémur tendrá tendencia a la aducción y a la rotación interna (llevará la rodilla hacia dentro). Esta posición crea un gran momento de fuerza en la articulación patelo-femoral y, como consecuencia, la aparición de dolor si la actividad perdura en el tiempo.

La ventaja de estas dos opiniones es que son compatibles y, por lo tanto, si sufres de PFP puedes combinarlas:

  1. Intenta correr con zapatillas más ligeras y flexibles que las que sueles usar.
  2. Entrena tus glúteos para que la rodilla no vaya hacia dentro mientras corres.

Relacionados: