Cómo correr puede ayudarte a ser mamá

Medicina deportiva
Cómo correr puede ayudarte a ser mamá-94876
Tus emociones pueden ayudarte durante un tratamiento de reproducción asistida

Cómo correr puede ayudarte a ser mamá

Más sobre: 

Por el Miércoles, 02-11-2016 en

¿Sabías que practicar ejercicio ayuda a afrontar de manera positiva un tratamiento de fertilidad?

Hoy hablamos con Laura, Olga, Cristina y Paola sobre cómo el deporte puede ayudarnos a  encarar positivamente un tratamiento de reproducción asistida. Ellas son psicólogas especialistas en reproducción asistida, y desde Clínica Eugin apoyan a diario a mujeres y parejas durante su tratamiento.  

“La práctica deportiva fomenta una actitud positiva, fortalece el eje cuerpo-mente y ayuda a construir la confianza en uno mismo”, explican. “Se trata de características muy necesarias para vivir serenamente un proceso de reproducción asistida”, aseguran.

La práctica de ejercicio moderado nos prepara mejor para el embarazo

Casi todo el mundo conoce los beneficios que tiene la práctica del deporte en general para nuestro bienestar emocional. En el caso de las mujeres y parejas que se encuentran en un proceso de reproducción asistida, podemos identificar actividades más idóneas según el momento en el que se encuentren:

1.      Antes del tratamiento

2.      Durante el tratamiento

3.      Después del tratamiento

1.      En la fase previa al tratamiento se puede iniciar o mantener la práctica de cualquier actividad física: el hábito deportivo nos aporta bienestar y nos acerca al equilibrio entre nuestras emociones y nuestro estado físico. Además, la práctica de actividades como el running nos ayuda a canalizar el estrés propio del inicio del tratamiento, proporcionando un espacio de expresión diferente que nos permite  evitar centrarnos únicamente en los pensamientos repetitivos sobre el mismo tema.

2.      Durante el periodo que dure el tratamiento, es interesante integrar actividades tanto de tipo aeróbico como de tipo anaeróbico. Suelen ser más suaves, pero generan igualmente el beneficio físico y mental que buscamos, además de prepararnos gradualmente para la siguiente fase.

3.      Después del momento de la inseminación, o la punción y posterior transferencia embrionaria, así como en los días posteriores, se aconseja limitar la práctica deportiva a aquellas actividades que no impliquen un impacto agresivo en el cuerpo. Estos momentos se suelen vivir con una cierta incertidumbre, y es posible que a nivel emocional observemos cambios. Existen algunas técnicas como el yoga, la meditación y todas las prácticas que implican una respiración profunda y consciente, que nos ayudarán a mantenernos centrados y mentalmente libres, favoreciendo una  gestión mental adecuada y una mejor contención durante los posibles momentos estresantes.

Relacionados: