¿Qué relación existe entre querer ser madre, el running y su impacto sobre la fertilidad?

Medicina deportiva
¿Qué relación existe entre querer ser madre, el running y su impacto sobre la fertilidad? -102086
Nos cuidamos más y tenemos hijos más tarde

¿Qué relación existe entre querer ser madre, el running y su impacto sobre la fertilidad?

La Dra. Rita Vassena y el Dr. Dani Mataró de Clínica EUGIN revelan las conclusiones de la encuesta publicada en running.es

Más sobre: 

Por el Martes, 31-01-2017 en

Durante la semana pasada os preguntamos cuáles eran vuestros hábitos cuando salís a correr y también en vuestra vida diaria. Gracias a todas las respuestas recibidas, los expertos han podido analizar la relación que hay entre el deseo de ser mamá, la práctica de correr y el impacto que tiene sobre la fertilidad. Han participado un total de 236 mujeres las cuales más de la mitad corréis de 10 a 50 km a la semana así que ha servido para comprobar también que estáis muy en forma. ¡Muchas gracias a todas las participantes!

De la mano del Dr. Dani Mataró y la Dra. Rita Vassena, ambos profesionales de Clínica Eugin, te explican en este artículo las conclusiones del estudio, que muestra, entre otras cosas, cómo las participantes, la mayoría corredoras habituales, tienen un potencial de fertilidad elevado.

La fertilidad disminuye con la edad

La edad es uno de los factores que más influyen en la fertilidad de una mujer. Precisamente, la fertilidad disminuye con la edad, esto se pone de manifiesto a partir de los 30 años y es más acusado a partir de los 35. “Los datos de la encuesta mostraron que la edad media de las participantes que no tenían hijos era de 33 años, con lo que la probabilidad que tienen de concebir el embarazo sin dificultades está dentro de lo que consideramos alta”, afirma el Dr. Dani Mataró.  

En cuanto al número medio de kilómetros realizados a la semana, 6 de cada 10 encuestadas afirman correr entre 10 y 50 km a la semana, lo que los expertos consideran una cantidad adecuado para mantenerse en forma. En la encuesta, solo un 7% superaba los 50km semanales, y probablemente este porcentaje de mujeres sería mucho menor en aquellas corredoras que llegasen a superar los 100 km a la semana, la mayoría de las cuales son atletas profesionales que siguen rigurosos controles de salud ya que, correr más de 100 km a la semana, puede estar relacionado con trastornos menstruales.

Con relación a la regularidad de los ciclos, la mayoría de las corredoras han afirmado tener ciclos regulares. Solo 1 de cada 10 mujeres encuestadas, afirmó tener reglas irregulares. Este número aumenta a 3 de cada 10 en aquellas que corren más de 50 km a la semana, “lo que no quiere decir ni mucho menos que no se puedan quedar embarazadas, sino que probablemente alguno de sus ciclos no sea ovulatorio, por lo que quizás le cueste un poco más de tiempo conseguirlo”, afirma Mataró. Según los expertos, las atletas profesionales, que superan los 100 km a la semana, tienen más riesgo de padecer trastornos mensuales y deben someterse a controles de salud.

El tabaco influye en la fertilidad

De acuerdo con los resultados de varios estudios, fumar disminuye la probabilidad de gestación. Vosotras lo tenéis claro. Sólo un 9% de las que habéis respondido a la encuesta afirmáis que fumáis. Además, el hecho de practicar deporte está relacionado con los hábitos de vida saludables.

El IMC ha sido otro factor analizado en la encuesta. El IMC son las siglas de Índice de masa corporal y se puede calcular dividiendo tu peso en kilos por el cuadrado de tu talla en metros (kg/m2). En numerosos estudios se ha comprobado que cuando el peso está por encima de los límites recomendados, el potencial de fertilidad se ve comprometido. “Los resultados de nuestra encuesta indican que la mayoría de las corredoras tienen un IMC que se sitúa en 21 de media”, explica Mataró. Se considera que un IMC de 21 es un peso saludable. Del total de las encuestadas, tan solo el 8% tiene un IMC superior a 25, lo que se considera sobrepeso. Tan solo dos del total de las encuestadas presentaban un IMC por encima de 30 lo que se considera obesidad.

El retraso del reloj biológico

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es el momento en el que queremos tener hijos. Los resultados de la encuesta mostraron que la edad media a la que las mujeres deseaban tener hijos estaba en 34 años, pero hemos observado que 3 de cada 10 corredoras quieren tener sus hijos más tarde de los 36. Esta decisión está claramente relacionada con un cambio de hábitos de vida de la sociedad. Si en los años 80 la edad media a la que las españolas eran madres era de 28 años, ahora supera los 32 años y la tendencia va en aumento.

Tenemos que ser conscientes que la fertilidad disminuye con la edad y aunque mantengamos en forma nuestro aspecto físico y nuestra salud sea buena, la probabilidad de quedarse embarazada sigue disminuyendo cuando nos hacemos mayores. Así, la edad ideal para tener un embarazo está por debajo de los 30 años, pero si por nuestra situación personal o familiar no es posible, a día de hoy existe la posibilidad de realizar una técnica de preservación de la fertilidad. Esto consiste en congelar algunos de nuestros óvulos de forma que si en el futuro intentáramos buscar embarazo y no lo consiguiéramos podríamos recurrir a ellos.

Con los datos analizados podemos concluir que la práctica de deporte y el hecho de seguir unos hábitos de vida saludables beneficia al futuro reproductivo de las mujeres encuestadas, aunque no debemos olvidar que la edad es un factor determinante para ello.    

 

Referencias

Female Athlete Triad and Its Components: Toward Improved Screening and Management.  Mayo Clinic Proceedings.  2013

Cigarette smoking and fertility in women and men. Gynecol Obstet Fertil. 2006.

Understanding the Effect of Obesity on Fertility Among Reproductive-Age Women. Nurs Womens Health. 2016 

Relacionados: