Juan Carlos Higuero se despide a lo grande

Noticias
Juan Carlos Higuero se despide a lo grande-107955
El León de la Blume se despide tras una larga y prolífica carrera internacional

Juan Carlos Higuero se despide a lo grande

Más sobre: 

Por el Jueves, 09-03-2017 en

Juan Carlos Higuero ha puesto  fin a su trayectoria deportiva en un lugar único como fue su casa durante más de quince años, el Consejo Superior de Deportes o lo que el lo mismo, la Residencia Blume, donde acuñó hace años el cariñoso apelativo de "El León de la Blume" como todo sus amigos y atletismo en general le conocemos. 

Al acto de hoy organizado a la perfección por el propio protagonista, no faltó nadie (o casi nadie) y tuvo lugar la Sala Samaranch del CSD con éxito de afluencia de público, que dejó pequeño el salón de actos y con amplia representación de los medios de comunicación que quisieron apoyar y gardecer los éxitos del corredor burgalés durante tantos años. 

En la mesa presidencial, junto al protagonista de la mañana, José Ramón Lete, Presidente del Consejo Superior de Deportes, Raúl Chapado, Presidente de la Reral Federación Española de Atletismo y el entrenador que le hizo crecer como atleta desde que llegó a Madrid en 1997 hasta su retirada, Antonio Serrano. 

Unos y otros fueron interviniendo y contando al numeroso público sus particulares anécdotas y vivencias con el mediofondista, al que mostraron todo su cariño por los muchos años y buenos que ha dado al atletismo español. Asimismo, compañeros suyos en la pista como Javier Guerra, y algunos también rivales pero ante todo amigos como Arturo Casado y Jesús España, recordaron momentos de su etapa competitiva con el arandino, destacando su gran generosidad y solidaridad que le han hecho merecedor de una amistad inquebrantable que supera sin duda a la gran figura de deportista que ha sido. 

El acto lo cerró el propio Juan Carlos Higuero, que emocionado recordó como su padre le compró sus primeras zapatillas (las que él quería y las más caras del mercado a mediados de los noventa, que le costaron 12.000 pesetas de las de entonces ybromeando diciendo que una gran inversión) y lo duro que fue salir adelante y el apoyo que siempre tuvo de su familia, así como de los empleados del CSD y la Blume a su llegada a Madrid, que le acogieron y le hicieron la vida más fácil en aquellos primeros años. 

Higuero tuvo palabras de agradecimientos para todos: atletas, entrenadores, CSD y medios de comunicación, que tan bien le trataron siempre, finalizando su emotivo discurso defendiendo un atletismo LIMPIO y sentirse ORGULLOSO de seguir trabajando para el deporte que le ha dado todo.

Relacionados: