Cómo ayudar a quemar grasa mientras duermes

Nutrición
Cómo ayudar a quemar grasa mientras duermes-96234
4 consejos para aumentar la pérdida de grasa

Cómo ayudar a quemar grasa mientras duermes

Más sobre: 

Por el Martes, 15-11-2016 en

¿Cuántas veces has pensado que ojalá pudieras quemar grasa y perder peso durante la noche? Bueno, pues tal vez sea posible. No tanto como para perder muchos kilos pero si para ayudarte durante el día a no aumentar manteniendo el apetito a raya y ayudando a mantener el metabolismo activo.

Batidos de proteínas

Si tomas batidos de proteínas antes de acostarte, mejor que sean de caseína y no de suero de leche. Las proteínas del suero de leche son más indicadas para después del entrenamiento porque son de rápida absorción, lo que se traduce en que el músculo recibirá todos los nutrientes para recuperarse rápidamente. Por el contrario, con los batidos de proteína de caseína continuarás quemando más horas durante la noche.

Esto se debe a que la caseína es un tipo de proteína que se digiere lentamente y que tarda entre seis y ocho horas a descomponerse. Gracias a esto, el metabolismo sigue activo durante la noche y con la sensación de saciedad para no tener un hambre descomunal de buena mañana y pasarse con el desayuno…

Duerme más

Si duermes más, también quemarás más por la noche, está claro. Pero el kit de la cuestión no reside ahí. Todo se debe a la leptina y la ghrelina, dos hormonas que producimos mientras dormimos.

Gracias a la leptina que ayuda a regular los niveles de energía y a mantener la sensación de saciedad para evitar picar entre horas –como la fibra-. Todo el contrario sucede con la ghrelina, que es la hormona que estimula el hambre y normalmente es la culpable de esa necesidad de comer tan molesta de, por ejemplo, cuando nos aburrimos.

Un estudio de la Universidad de Wisconsin, USA, demostró, a grandes rasgos, que las personas con sobrepeso duermen un promedio de 16 minutos menos por día. Los resultados también demostraron que los que dormían más habían reducido los niveles de ghrelina y habían aumentado la leptina: reducir la sensación de hambre y aumentar la de saciedad.

Entrena la resistencia

Este tipo de ejercicios puede ayudar a continuar quemando grasa mientras dormimos porque aumenta el metabolismo y lo mantiene activo durante más tiempo. Si realizamos ejercicio por la tarde, unas pocas horas antes e acostarnos, el cuerpo continuará necesitando regenerar sus células y reparar los daños ocasionados por el ejercicio durante la noche. Varios estudios apuntan a que tras un entrenamiento de resistencia, el metabolismo sigue activo hasta 16 horas después del entrenamiento.

Pero no te excedas con las horas entrenando…  Prolongarlo demasiado puede llevarte a no conseguir conciliar el sueño en tu hora habitual, creándote estrés y generando más impulso para comer.

Come poco y a menudo

El consejo que normalmente dicen todos los dietistas. Comer pequeñas raciones, más que nada comer hasta quedarnos bien, y unas 5 veces al día puede servir para mantener el metabolismo activo durante todo el día y durante la noche. Come poco pero sin quedarte con hambre, si no la comida de luego la cogerás con más hambre y pecarás.

Además de aumentar el metabolismo, también evitarás tener los temidos picos de insulina que tan mal van para los entrenamientos, además de evitar tener antojos al despertarte por la mañana. 

Relacionados: