La necesidad de entrenar sentir dolor

Opinión
La necesidad de entrenar sentir dolor-211
Otro tipo de series: el masoquismo

La necesidad de entrenar sentir dolor

Cómo preparar al cerebro para estar concentrado durante más de dos horas y seguir dándole a las zapas tras 32k.

Más sobre: 

Si todo pasa por el cerebro, que pasa, es obvio que la fortaleza mental es tan necesaria como la física a la hora de enfrentarnos a la maratón. Y como ésta, se puede entrenar. Uno de los corredores más talentosos del atletismo USA, Dathan Ritzenhein (12’56” en 5.000, 60’00” en media y 2h7’47” en maratón), explicaba en su blog cómo entrenar al cerebro para estar concentrado durante más de dos horas y seguir dándole a las zapas tras 32k, por ejemplo: “Ante la aparición de la fatiga solemos poner en tensión nuestro cuerpo lo cual es contraproducente y realimenta el cansancio. Por ello en cada entrenamiento, sean series, tiradas largas o rodajes fáciles debemos tratar de estar relajados, fluir. Hasta que casi se convierta en un hecho natural que nos permitirá concentrarnos más en la carrera y tener un final más rápido.

Otra vía es la del conocimiento del dolor, algo que como es obvio no puede realizarse en cada entrenamiento pero sí en alguna serie de vez en cuando. Se trata de algo tan complicado como llegar al límite. Pequeñas dosis de dolor enseñan a nuestro cuerpo a resistir y a saber sufrir, como en carrera. Ser capaz de estar concentrado cuando tu cuerpo te pida que aminores no es fácil pero estas sesiones de automasoquismo ayudarán.
Estar atento a todos los detalles la semana anterior a la gran carrera es también de gran ayuda. No realizar experimento alguno, con comidas y bebidas, y controlar qué tiempo tendremos para poder visualizarnos en él evitando las preocupaciones adicionales que tendríamos en el caso contrario. Por tanto, controlemos todo aquello que depende de nosotros y no nos preocupemos por aquello que no dependa aunque sí preparémonos para ello.

El consejo final, que siempre he cumplido, es que en caso de viaje en avión a la ciudad donde se celebra la carrera llevemos todo lo que necesitemos para el día D en el equipaje de mano. Solo imaginarse en NY, en el hotel, esperando si llega la maleta ya denota la pérdida de energía que sufriríamos”.

 

Relacionados: