Los valores en los deportes de resistencia

Opinión
Los valores en los deportes de resistencia-108691
Correr sí cambia la vida

Los valores en los deportes de resistencia

Planificación, paciencia, constancia y resistencia. Valores que se aprenden en deportes de resistencia y se utilizan en la vida diaria

Más sobre: 

Por el Jueves, 27-04-2017 en

No. Los deportistas no somos mejores personas que los que no lo son.  Dentro del mundo de los corredores hay de todo, como en botica. Cuando hablo en el título del artículo de “VALORES EN DEPORTES DE RESISTENCIA” no me estoy refiriendo a que seamos el paradigma de la bondad. Llevo corriendo de manera continuada casi 6 años y no creo sea mejor persona que cuando no corría.  Lo bueno o malo que yo sea no lo determino el hecho que corra regularmente.

Al hablar de “valores en deporte de resistencia” me refiero a algunas particularidades de mi comportamiento que sí que se han modificado.  Hay cuatro valores que si que se han visto incrementados y mejorados  tras la práctica constante de la carrera de larga distancia estos años: la PLANIFICACION, la PACIENCIA, la CONSTANCIA y la RESISTENCIA. Es un hecho objetivo.

Suena a frase autoayuda de mercadillo pero yo sí que creo que CORRER NOS CAMBIA LA VIDA. No en el sentido metafórico y transcendental que algunos pretenden darle, no. No soy tan idiota para comprar según que mensajes. Tengo clarísimo donde están los limites y que algunas cosas por más que luche por ellas y por más que las desee con todo mi corazón no serán posibles. Pero sí reconozco que correr ha modificado las herramientas que tengo para vivir. El cómo me enfrento a las cosas que me pasan y que es lo que hago para que me pasen cosas, sí que  tiene mucho que ver con el hecho de que corra habitualmente. Aunque uno solo corre una, dos, tres o cinco horas al día el resto de horas sigue siendo corredor aunque no esté corriendo. Y para ese día a día cotidiano, aparte de haber mejorado sustancialmente mi salud mental y física me ha dado otro tipo de herramientas para torear mejor con la vida.

PLANIFICACIÓN

En mi etapa de estudiante siempre fui de los que lo dejaban todo para el último momento. Supongo que muchos lectores sonreirán identificados. Si bien ese último apretón final dado que uno era más o menos espabilado, me valía para ir sacando adelante las asignaturas .Pero de repente uno empieza a correr y te das cuenta que todo eso no sirve. Que no es el método adecuado. Solo te lleva al desastre. Tampoco es que tuviera dramáticas experiencias pero sí lo suficiente para darme cuenta que debía planificarme mejor. Un plan.  Bueno o malo eso el tiempo te lo dice; pero debes tener un plan. En la vida o en el entrenamiento. Y cuando decidí correr una maratón busque mil planes hasta darme cuenta que necesitaba ayuda. Y cuando deje mi trabajo en una oficina donde me oprimían esas cuatro paredes tenía también un plan. Lo planifiqué.

PACIENCIA

El refranero popular lo explicara mejor que yo: “La PACIENCIA es la madre de la ciencia”. Correr larga distancia es sobre todo tener paciencia. Paciencia para no saltarse pasos. Paciencia para entrenar durante meses. Correr (y preparar) una maratón es la lucha constante entre la paciencia y la prisa. Un delicado y delicioso  equilibrio en el que todos nos caeremos alguna vez por no haber tenido paciencia. En mi caso creo debute en maratón 6 meses antes de lo que hubiera sido adecuado.  Para nada me lo reprocho, pero aprendí la lección. En 2014 me enamore de la idea de ir corriendo hasta Segovia desde Madrid. Tarde dos años en hacerlo con éxito. Tenía un plan y tuve paciencia.

CONSTANCIA

La constancia en maratón es clave. No sirve de nada correr un día 25 kms y no volver a correr en dos semanas. Para ganar la RESISTENCIA necesaria para correr larga distancia hay que ir sumando en ese acumulado contador de kilómetros semanal a veces obsesivo del corredor de maratón semana tras semana, con una constancia casi militar. Vencer la pereza para hacer cosas que a veces no apetece demasiado es una cualidad que está muy relacionada con el corredor de larga distancia.  Salir a correr con mal tiempo en el fondo no dista mucho de hacer esa llamada tan desagradable que en ocasiones nos toca hacer en el trabajo.  No te planteas demasiadas excusas. Lo haces porque tienes un hábito de hacerlo. Eso te lo ha dado la CONSTANCIA.

RESISTENCIA

Si uno abre el diccionario para consultar el significado de la palabra RESISTENCIA  la primera acepción es: Acción y resultado de resistir o resistirse. La segunda ya va directamente ligada a la carrera (Capacidad para resistir. Ejemplo: los corredores de maratón tienen mucha resistencia) Y es que de hecho se llaman deportes de resistencia. Resistir al cansancio. Resistir a los bajones de moral. Resistir a los contratiempos. En definitiva resistir a la vida. Ciertamente soy mucho más resistente en todas las facetas de mi vida desde que practico deportes de RESISTENCIA.

Y así es como estos cuatro valores (PLANIFICACION, PACIENCIA, CONSTANCIA Y RESISTENCIA) adquiridos durante estos 6 años de práctica de la carrera a pie han modificado sustancialmente las herramientas con las que me enfrento a la vida personal y profesional. Como veis he huido de frases mágicas motivadoras. No es mi intención mandar el mensaje que los corredores somos mejores personas que el resto del mundo. Pero todos los corredores que conozco son mejores personas (en el sentido de MEJOR, no de bueno) que cuando no corrían. 

 

Relacionados: