Kenia, más allá de Iten

Reportajes
Kenia, más allá de Iten-67809
La cantera de los mejores fondistas del mundo

Kenia, más allá de Iten

Más sobre: 

Por el Viernes, 26-06-2015 en

En los últimos años, la pequeña localidad de Itén se ha convertido en la meca de los corredores, pero no es el único lugar de culto por los atletas kenianos.

Quizá todo empezó con una escuela, Saint Patricks. O quizá fue con la construcción del centro de entrenamiento en altitud de Lornah Kiplagat. O quizá fue sólo una coincidencia demográfica. El caso es que pocos pueblos en el mundo han llegado a ser tan famosos con solo 5000 habitantes y a casi 400 kilómetros de la capital. Este pueblo se llama Iten y es el que más medallistas olímpicos per cápita tiene entre sus habitantes.

En los últimos años, han proliferado hoteles, hostales, restaurantes y un sinfín de ofertas para dar cabida a los “turistas” que llegan de cualquier rincón del mundo. El precio del metro cuadrado se ha disparado y con él la especulación; nadie quiere un terreno en el pueblo vecino, todos lo quieren en Iten. El pueblo que despierta a sus vecinos con el ritmo acompasado de centenares de zapatillas golpeando el suelo cuando apenas son las seis de la mañana.

Una de las ventajas que ofrece este pueblo es que todo queda cerca. De hecho, viviendo en Iten uno no necesita el coche para casi nada. La pista de Kamariny está a la distancia justa para llegar calentando y, si el atleta lo prefiere, puede usar la nueva pista de tartán que construyó Lornah (aunque en este caso hay que pagar entrada).

Aquí viven Florence Kiplagat, David Rudisha, Asbel Kiprop, Wilson Kipsang y Abel Kirui. Pero muchos otros atletas de talla internacional prefieren otros lugares para vivir y entrenar. Al fin y al cabo, Iten es sólo un pueblo más.

Eldoret

Eldoret es la capital de la provincia del Valle del Rift. Es una ciudad pequeña pero saturada de gente donde los coches y los transeúntes se disputan cualquier espacio por el que pasar. Vivir en el centro puede ser cómodo para un trabajador pero es una mala elección para un corredor: ruido, polvo, aglomeraciones… La mayoría de los atletas que viven en Eldoret lo hacen en las afueras, concretamente en la urbanización llamada Elgon View. Aquí las casas suelen tener parcelas de al menos mil metros cuadrados y el tráfico rodado es escaso.

Atletas de la talla de Ezekiel Kemboi, Mercy Cherono, Eliud Kipchoge, Janet Jepkosgei, Eunice Sum, Jairus Birech y otros muchos tienen sus casas en esta zona. Estos atletas, así como los que viven en otras urbanizaciones como Kenmosa, suelen desplazarse a la pista de Chepkoilel para hacer sus entrenamientos de calidad. Y de la misma manera como sucede en Iten, si necesitan usar el tartán pueden entrenar en la remodelada pista del Kipchoge Stadium, que también requiere un pago para utilizarse.

 Kaptagat

Este pueblo es el centro neurálgico de los maratonianos. Aquí empezaron los asentamientos de training camps extranjeros que poseían las marcas deportivas o los managers. Algunos siguen ahí y, aunque no hay pista de atletismo en los alrededores, el bosque es lo suficientemente grande para correr durante kilómetros y kilómetros. De todos modos, la información de que no hay pista de atletismo es inexacta; una prado con un camino en forma de O que mide 400 metros cumple las mismas funciones que una pista de ocho carriles.

Aquí vive el campeón olímpico de maratón, el ugandés Stephen Kiprotich, y también Geoffrey Kamworor, Keneth Kipkemoi...

Kapsabet

Esta zona cercana a las colinas Nandi (Nandi Hills) ha sido feudo de ochocentistas. El mítico Kipketer provenía de esta zona y también Pamela Jelimo. Ahora son atletas como Consensus Kipruto o Laban Rotich son los que viven en esta zona ondulada cubierta casi en su totalidad de plantaciones de té.

La principal ventaja que tiene la localidad de Kapsabet, a parte de la belleza de su entorno, es la cercanía al aeropuerto internacional de Eldoret, la mejor vía de comunicación con la capital y el resto del mundo.

Nyahururu

Las poblaciones de Iten, Kapsabet y Kaptagat están a unos 20 o 30 kilómetros de Eldoret, la capital del Valle del Rift. Es la zona de procedencia de los Kalenjin, una de las principales tribus kenianas en cuanto a creación de atletas. La otra tribu principal es la Kikuyu y su zona de influencia se encuentra en Nakuru y, muy especialmente, en Nyahururu.

Nyahururu es la ciudad donde vivió, entrenó y murió el mítico Samuel Wanjiru. Aquí entrenan la mayoría de los Kikuyu y, dentro de los extranjeros, los japoneses. Por una de esas casualidades de la vida, los japoneses han establecido grandes lazos con la población de Nyahururu. Así, la mayoría de atletas que han recibido y reciben becas para estudiar secundaria en el país nipón son de aquí. Algunos ejemplos, aparte de Wanjiru, son Daniel Njenga y Eric Wainaina.

Ngong

Por último, para todos aquellos atletas que quieren estar cerca de la capital, Ngong es el lugar preferido. A sólo 20 kilómetros del estrés continuo de coches y contaminación, las colinas de Ngong son el lugar ideal para desconectar, relajarse o entrenar al máximo nivel.

Las ventajas que ofrece Ngong son difíciles de igualar: proximidad a Europa (viviendo en Ngong un atleta está a sólo 8 horas de Europa en vuelo directo) y proximidad a las embajadas que otorgan los tan necesarios visados (a menudo, conseguir un visado se traduce en varios días de entrenamiento perdido por culpa del desplazamiento y la espera). Entre los atletas que viven y entrenan en Ngong destacan Mark Kiptoo, Robert Cheruyiot, Edwin Kiplimo y Nicholas Tanui.

Relacionados: