La evolución de las mujeres en el maratón

Reportajes
La evolución de las mujeres en el maratón-635
Aunque todavía son son muchas, cada vez más corredoras se atreven con los 42k

La evolución de las mujeres en el maratón

Decir que la participación de las mujeres españolas en los maratones ha sido siempre una asignatura pendiente no es un tópico, es cierto. Pero desde hace unos pocos años se vislumbran brotes verdes muy esperanzadores.

Más sobre: 

Por el Lunes, 01-04-2013 en

Para analizar el papel de las corredoras con perspectiva, vale la pena recordar cómo ha sido su evolución desde los primeros tiempos. En el primer maratón popular que se celebró en España, el de 1978 en el pueblo de Palafrugell, origen del actual de Barcelona, ​​corrieron 3 mujeres. Dos años después, ya en la ciudad condal, el número de participantes femeninas que acabaron seguía siendo testimonial; fueron 20 y la relación Hombres/Mujeres fue de 97/3. Diez años más tarde, en el 1990, la cifra subió a 144. Pasados ​​otros 10 años, en el 2000, el crecimiento era insignificante: la terminaron 157.

Tras otra década, en el 2010, en pleno boom del maratón en nuestro país, la cosa había cambiado mucho y participaron 1.343. Y en la última, la de este año, han sido 2.013, con un ratio de 86/14.

El aumento de participación de mujeres en los últimos años es pues incuestionable. Aunque no hay que dejar de considerar que, como una constante, la gran mayoría han sido y son extranjeras. Sin ir más lejos, de las 2.013 de este año, las de fuera de España fueron 1.258, algo más del 60% del total.

Sin embargo, si nos centramos únicamente en las maratonianas españolas, podemos decir que su evolución tras el maratón recuperado del 2006 -recordad que en el 2005 no se celebró- es muy estimulante.

En efecto, la atonía imperante hasta el 2004 ha desaparecido, y los crecimientos, año tras año, salvo el 2008, son espectaculares. En siete años, del 2006 al 2013, resulta una media de un aumento de casi un 30% cada año (el 28,7% para ser exactos), que es un incremento extraordinario, impensable tiempo atrás.

También, y éste es un hecho muy remarcable, los porcentajes de aumento de participación de las mujeres en los últimos años han sido más altos que los de los hombres. Concretamente, y aunque por cada maratoniana son diez los maratonianos -hace veinte años eran casi cien-, el tanto por ciento de mujeres del que han terminado el maratón de 2013 respecto de las que lo hicieron hace tres años es un 155% mayor, mientras que el de los hombres es un 67%.

No hay que darle vueltas. Aunque todavía estamos lejos de poder decir que nuestra corredora participa también en el maratón como lo hace la extranjera -la comparación es inevitable- su eclosión en la distancia comienza a ser una realidad.

 

 

Relacionados: