Un año de Egoísmo Positivo

Running Solidario
Un año de Egoísmo Positivo-101802
Corre por los que no pueden

Un año de Egoísmo Positivo

Esta comunidad integra a personas con discapacidad en el mundo del running para que puedan conseguir el objetivo de sentirse finishers de una carrera

Más sobre: 

Por el Miércoles, 04-01-2017 en

Egoísmo Positivo es una comunidad que nació a finales de 2015 de la mano de Jesús Oliver y Alex Parreño con el objetivo de integrar a personas con discapacidad en el mundo del running. Un año más tarde, se puede decir que han superado sus mejores expectativas. Más de 500 personas han vivido la experiencia de correr con Egoísmo Positivo en las 20 carreras en las que han participado por todo el territorio nacional, en distancias desde los 10k a los 42k.

Famosos del mundo del deporte, como Julio Salinas o Roberto Heras, han vivido la experiencia de correr empujando una silla de ruedas y muchos otros como Judit Mascó, Estopa, Raúl Tamudo o Laia Sanz, han posado con la camiseta, dinamizando así este proyecto de inclusión. Mientras que Pharmaton de Laboratorios Boehringer y Curarti de Plameca han sido los dos grandes patrocinadores que se sumaron a la iniciativa, acompañando así a Sueprat, el primer patrocinador que apoyó a Egoísmo Positivo desde su nacimiento.

Así mismo numerosos influencers del mundo digital como Franc Carreras o la embajadora del proyecto en Barcelona, Paula Fernández-Ochoa, han ayudado también a dar a conocer Egoísmo Positivo en las redes sociales.

El pasado octubre, el mes de su primer aniversario, una llamada desde el Vaticano les dejó boquiabiertos. Alex y Jesús, estaban invitados a la audiencia que el Papa Francisco celebra todos los miércoles en la Plaza de San Pedro.

Dicha invitación incluía la posibilidad de conocer personalmente al Papa Francisco, poder entablar una conversación con él y explicarle así el proyecto y hacerle entrega de la ya conocida camiseta de Egoísmo Positivo. Una vez allí, la lluvia y un cambio en el protocolo de seguridad, hizo imposible el encuentro pero no así la foto ataviados con la camiseta y a escasos centímetros del Papamóvil.

Las carreras con Egoísmo Positivo se caracterizan por la fiesta, alegría, diversión...donde la persona con discapacidad es tratada de la misma manera que un corredor sin discapacidad. Todos salimos juntos y llegamos a meta juntos, sin excepción, sin distinciones. Los "egoístas" decimos que creamos una atmósfera única durante toda la carrera, es algo que engancha y que hace que todo el que ha vivido la experiencia quiera repetirla.

Egoísmo Positivo encara 2017 con nuevos retos que van más allá de las carreras populares. Desde sus canales de difusión como Facebook, Twitter e Instagram, van proponiendo carreras y retos.

Relacionados: