Combate pies cansados o doloridos con Saltratos

Varios
Combate pies cansados o doloridos con Saltratos-85068
Combina la crema y las sales relajante para una recuperación más eficiente

Combate pies cansados o doloridos con Saltratos

Más sobre: 

Por el Miércoles, 08-06-2016 en

En nuestra afición por correr, uno de los síntomas habituales después de una dura jornada compaginando trabajo, familia y entrenamiento, son los pies cansados, doloridos o hinchados.

En este sentido, hay que diferenciar entre fatiga y dolor. La fatiga es un trastorno que suele ser ocasional y está relacionado con un entrenamiento de gran volumen donde el impacto repetitivo del pie contra el suelo va ocasionando pequeños microtraumatismos en toda la musculatura plantar. También podemos fatigarnos por haber permanecido mucho tiempo de pie donde todo el peso del cuerpo recae sobre la musculatura plantar. O bien por un mal apoyo del peso del cuerpo en la zona plantar, debido a alguna deformación musculoesquelética. En este caso, para solucionarlo podemos recurrir a unas plantillas correctoras tras un buen estudio biomecánico de las fuerzas de impacto de nuestro pie. Este tipo de fatiga suele desaparecer con el reposo y con la aplicación de cremas de masaje relajantes.

Por el contrario, en el dolor, las molestias perduran e incluso pueden aumentar con el paso de las horas, por lo que es aconsejable la consulta a un profesional.

No hay que dejar de prestarle atención a la presencia en los pies de durezas, callos, ojos de gallo, clavos… son el inequívoco síntoma de que los pies están sufriendo una agresión o un problema al que hay que dar solución oportuna. La correcta hidratación de la piel mantiene la flexibilidad y tersura óptimas. Es importante, tanto si se entrena la carrera a pie de forma regular, dentro de una estructura planificada o bien de forma ocasional, tener cuidado de nuestros pies, hidratándolos a conciencia después de las sesiones para prevenir todo este tipo de problemas a largo plazo.

Un baño de pies al terminar una jornada ajetreada, con sales relajantes o un leve masaje aplicando productos específicamente formulados para los pies cansados como los de la línea roja de Saltratos, mejorarán los síntomas del cansancio y la hinchazón provocados por el esfuerzo diario u ocasional. Los pies lo agradecerán muchísimo después de un entreno duro o de una competición.

En este sentido llevamos cuatro semanas probando la crema Saltratos para pies cansados y Saltratos Sales Relajantes. La prueba de fuego fue  después de correr una media maratón con condiciones de calor y humedad, cerca del mar y con mucho viento, lo que nos hizo incrementar la sensación de fatiga general al terminarla a un ritmo exigente de 4 minutos el km. Después de la pertinente ducha nos dimos un baño de pies con las sales relajantes para tonificar y reconfortar los mismos con oligoelementos y minerales de origen marino de propiedades energizantes y remineralizantes. La sensación después del baño es que se reblandece la capa dura de la piel, facilitando así la eliminación de durezas. El resultado es que notamos un pie más descansado y fuerte.

Antes de acostarnos, utilizamos la crema para pies cansados Saltratos aplicándola mediante un pequeño masaje a la planta de nuestros pies para que se absorbiera bien. Es muy agradable la sensación con la que a uno se le quedan los pies justo después de la aplicación así como  durante toda la jornada del día siguiente: el pie estaba blando y cómodo dentro del calcetín y la zapatilla y se mantenía la sensación de frescura sin apenas notar la planta fatigada, como si no hubiéramos hecho nada el día anterior.

Si los pies son los más castigados por nuestros continuos impactos contra el asfalto, ¿Por qué no dedicarles unos minutos para que se refresquen y relajen?

Relacionados: