Brooks Glycerin 15: La prueba

Zapatillas
Brooks Glycerin 15: La prueba-121603
Máxima amortiguación para el corredor neutro

Brooks Glycerin 15: La prueba

Unas zapatillas para corredores de pisada neutra y peso medio-alto para entrenamientos de media y larga distancia sin importar el ritmo

Más sobre: 

Por el Martes, 04-07-2017 en

Si estás buscando una zapatilla con grandes e innovadoras tecnologías, estás buscando unas Brooks. Si estás buscando una zapatilla que se adapte a ti a la perfección, estás buscando unas Brooks Glycerin 15,… o eso es lo que nos viene a decir la prestigiosa marca americana Brooks. Una empresa que sigue comprometida con el propósito de tratar de asegurar que cada corredor tenga su zapatilla ideal, puesto que no existen dos corredores iguales y cada forma de correr es única. Y esto lo consiguen con una renovación constante para mejorar en todo lo posible la experiencia de running de los corredores.

La 15ª edición de las Brooks Glycerin, ubicada en la gama Cushion, donde encontraremos zapatillas suaves y protectoras que amortiguan cada pisada.

Y es que estas Brooks Glycerin 15 han sido creadas para adaptarse instantáneamente a ti, haciendo que cada corredor se sienta especial y tan cómodo como los grandes atletas. Unas zapatillas orientadas a aquellos corredores de pisada neutra y peso medio-alto (+80kg) que busquen una amortiguación ultrasuave para proteger sus articulaciones y un confort excepcional, para realizar entrenamientos  de media y larga distancia sin importar la velocidad.

Al realizar en “Unboxing” de las Brooks Glycerin 15, observamos una zapatilla con una línea bastante continuista respecto su edición anterior, pero con pequeños cambios que la mejoran: como una suela y mediasuela aparentemente más dinámica gracias a una nueva distribución de las líneas de flexión del antepié y un renovado upper con un diseño muy atractivo, poroso, fino y ligero, como viene sucediendo en las últimas versiones de casi todos sus modelos.

​Primeras impresiones

La primera impresión que nos ofrecen es la de una zapatilla aparentemente robusta, con un diseño muy moderno y marcado por una combinación de colores visualmente muy atractiva y unos acabados de última generación, unida al uso de tecnologías punteras que las convierten en una gran zapatilla. Siguen apostando por las tecnologías que tan buenos resultados les ofrecieron en su versión anterior: el compuesto SuperDNA y una variación del SegmentedCrashPad en la mediasuela para otorgar una amortiguación blanda y adaptativa, junto al Ideal PreassureZones que ayuda a dispersar el impacto en la suela y al 3D StretchPrint en la zona del upper para un ajuste perfecto.

Brooks Glycerin

La geometría de la zapatilla con un arco ligeramente más marcado de lo normal, nos anticipa que aterrizará algo más avanzada que otras zapatillas, estando dirigida a aquellos corredores con un apoyo de mediopié destacando por una gran amortiguación, estabilidad y transición. Al sostenerlas en nuestras manos nos sorprende que no es tan pesada como su apariencia nos indicaba, manteniendo los 337gr de peso en la talla 11 US. Los causantes han sido el aumento de amortiguación y confort junto a la ligereza de su upper.

Una vez calzadas se adaptan a la perfección a la fisonomía de nuestro pie, consiguiendo un efecto calcetín que nos proporciona un gran ajuste interior y una excelente sujeción, estabilidad y comodidad, gracias a unos interiores acolchados de tacto muy agradable que abrazan y sujetan a la perfección nuestro pie, evitando así desplazamientos internos.

En la suela podemos observar un diseño renovado construido con BlownRubber a diferentes densidades para aportar una excelente tracción en asfalto y una transición más suave -siendo menor en la zona del antepié y mayor en la zona del mediopié-, y el caucho HPR Plus con gran resistencia a la abrasión para favorecer la entrada de talón. Equipada con tecnologías que nos ayudan a dispersar uniformemente el impacto de la pisada ganando en estabilidad, como es el caso del sistema Ideal PreassureZones, y la incorporación de nuevas líneas de flexión horizontales y verticales muy acentuadas en el antepié, la convierten en una de las zapatillas “tope de gama” que mejor flexan.

Visualmente podemos diferenciar cromáticamente tres zonas de la suela, con sus respectivas características de taqueado, disposición y densidad que corresponden a las diferentes fases de la transición de la pisada. Para que esa transición sea suave y estable, la zona posterior evitará el excesivo desgaste, la zona media aportará amortiguación gracias a un par de piezas más blandas y rebajadas y una zona anterior muy flexible asegurará estabilidad, agarre e impulso.

En general se trata de una suela con geometría muy reestructurada para ofrecer máxima flexibilidad, excelente agarre en cualquier superficie -asfalto, terreno compacto y /o pista- y buena durabilidad gracias a su grosor sin desentonar en mojado.

Tras nuestro test de más de 100km no hemos apreciado un desgaste significativo en asfalto y otras superficies lisas, estando condicionado por mi peso medio y mi entrada de mediopié y leve talonación con el paso de los kilómetros. Pero seguramente observaremos un mayor desgaste en corredores de peso elevado y con entrada de talón, aún siendo esta muy aceptable.

El diseño de la mediasuela de estas Brooks Glycerin 15, combina las tecnologías SegmentedCrashPad, el SuperDNA y un drop de 10mm para ganar en dinámica, confort y fluidez.

Su chasis está formado por una doble capa, utilizando el Super DNA en la zona inferior para adaptarse al terreno, al ritmo de carrera y al tipo de pisada; y un material más elástico en la zona superior que nos ofrece confort y buenas sensaciones. El Super DNA es el arma secreta de estas Glycerin, convirtiéndola en una zapatilla muy versátil, que se adapta a la perfección y nos ofrece un mayor rendimiento a su espectacular amortiguación, sea cual sea tu perfil.

Se trata de un engranaje perfecto que nos llevará a una pisada suave y más natural, más agradecida para corredores de peso elevado sin llegar a ser del todo blanda, mientras que si incrementamos el ritmo de carrera se volverán más reactivas, gracias a la absorción del impacto y al reparto de presiones en todo el pie, para devolver esa energía en la fase de impulso.

Otra de las apuestas de Brooks en esta mediasuela ha sido mantener el SegmentedCrashPad, dándole una orientación más vertical a esos segmentos que van decreciendo a medida que nos acercamos a la zona de metatarsos, para conseguir mayor dinamismo y respuesta. La gran flexión de la zona delantera también es una de las responsables de este mayor dinamismo.

Es en el Upper de estas Brooks Glycerin 15 donde observamos un aspecto mucho más innovador y moderno, desnudándolo para ofrecer un diseño de malla de una sola pieza muy ligera y agradable que le confiere una gran sensación de ajuste y de efecto calcetín sin llegar a oprimir ni limitar el movimiento natural de nuestra pisada. ¡Y es que confort y ajuste son sus señas de identidad!

Se eliminan los refuerzos cosidos del mediopié, manteniendo un refuerzo cosido en la puntera, evitando el desgaste prematuro de una zona que recibe alto estrés y otro refuerzo en la zona del talón para ofrecer una buena sujeción del tobillo y gran estabilidad. El resto de la zapatilla viene reforzada por la tecnología 3D StretchPrint, que gracias a colocación estratégica de sus termosellados que discurren a lo largo de toda la zapatilla y a la capacidad de poder moverse y expandirse al ritmo de los pies, confieren un ajuste perfecto al conjunto de la zapatilla. Este sistema aporta gran ligereza y ajuste pero penaliza en transpirabilidad. En la presente edición han conseguido mejorar un tanto la ventilación y evacuación de la temperatura interior, gracias a la confección de esa malla mucho más fina y porosa, sin presencia de grandes orificios.

En nuestro caso hemos sufrido bastante el exceso de calor interior, subiendo rápidamente la temperatura del pie y llegando a ser agobiante en algunos momentos, tal vez limitada en uso veraniego.

El logo de Brooks es otro de los elementos de sujeción, aunque no lo parezca. Y es que hoy en día se trata de ocultar al máximo todo esos refuerzos y tecnologías para dar una imagen mucho más ligera a la zapatilla.

La horma standard de estas Brooks Glycerin 15, con un mediopié más estrecho para ofrecer mayor sujeción, nos ofrecerá una gran seguridad y estabilidad unida a la presencia de un contrafuerte rígido y acolchado.

Completan la zapatilla, un sistema de 6 ojales redondos y reforzados, más uno adicional, por donde circulan unos cordones semiplanos y elásticos, y una lengüeta generosa, bien anclada y con detalles que marcan diferencias con otras zapatillas. Un pasador en la zona inferior y otro en la zona superior externa para evitar desplazamientos.

Una plantilla de 4mm de tacto suaveserá la responsable de aumentar la comodidad en la base del pie durante toda la fase de carrera.

Conclusiones

Podemos considerar las Brooks Glycerin 15 como una buena opción si estamos buscando confort y estabilidad desde el primer momento, sin perder dinamismo.

Una zapatilla de entrenamiento diario muy versátil que destaca por tener una amortiguación Premium y adaptable a todo tipo de corredores, una confortabilidad excelente gracias a sus acolchados y calidad de sus materiales, un gran ajuste interior potenciado por su geometría y el efecto calcetín que confiere su upper, buena flexibilidad y durabilidad. Estas características denotan que estamos ante una gran zapatilla pensada para el corredor, y la colocan entre las mejores neutras del mercado.

No debemos olvidar que no se trata de una zapatilla para alcanzar grandes ritmos, sino que ha sido diseñada para ofrecer su mayor rendimiento en distancias largas y a ritmos medios de carrera, alrededor de los 4’30”/Km.

En caso de que necesitáramos un poco más de soporte tendríamos que decantarnos por las BrooksTranscend 4. Como puntos débiles hemos echado en falta algo de transpirabilidad condicionada por la tecnología 3D StretchFity de las tiras de termosellado, así como una aperiencia demasiado robusta que nos induce a pensar que se trata de una zapatilla muy pesada cuando no lo es para nada.

Tras esta prueba, hemos finalizado muy contentos con todo lo que nos han aportado estas Brooks Glycerin 15, ofreciendo una calidad excelente muy bien conjugada con los últimos avances tecnológicos en el sector del running, adaptándose muy rápidamente a nuestra forma de correr sin penalizar en cuanto a dinamismo y confort.

Una de las zapatillas de pisada neutra y máxima amortiguación más completa, acaban de ser lanzadas al mercado el pasado mes de Junio con un PVPR de 170€, sin escatimar en tecnologías y en la calidad de sus materiales. Han sido 15 ediciones apostando por las tecnologías que tan buenos resultados les han ofrecido e introduciendo pequeñas actualizaciones que las hacen cada vez mejores.

Como en el mundo del arte…vale la pena pagar para ver una obra maestra. ¡Y es que estos de Brooks nos están malacostumbrando!

Si quieres más información de las nuevas Glycerin 15, CLICA AQUÍ

 

 

Relacionados: