Mizuno Wave Inspire 13: la prueba

Zapatillas
Mizuno Wave Inspire 13: la prueba-112551
Destacan por un gran ajuste, comodidad, firmeza, estabilidad y durabilidad.

Mizuno Wave Inspire 13: la prueba

La solución de Mizuno para corredores que buscan una estabilidad extra para su pisada y una amortiguación intermedia para soportar pesos de +80Kg en hombres y +60Kg en mujeres con un apoyo principalmente de talón

Más sobre: 

Por el Lunes, 12-06-2017 en

Como buena empresa japonesa y fiel a su filosofía, Mizuno sigue apostando por un compromiso con el progreso del deporte, a través de la investigación y la tecnología. En este afán por ir mejorando día a día, producto a producto y versión a versión…se ha convertido en un referente en el panorama del running consiguiendo grandes sagas de zapatillas con un gran número de versiones, con sus respectivas mejoras y evoluciones, como es el caso de las Mizuno Wave Rider (con 20 ediciones) o las Mizuno Wave Inspire (con 13 ediciones).

En esta ocasión os vamos a presentar la zapatilla estrella de Mizuno para corredores de pisada pronadora, en la que ya se ha convertido con sus 13 ediciones, en el icono de los pronadores. Nos estamos refiriendo a las Mizuno Wave Inspire 13 ubicadas en la gama de soporte de Mizuno dentro de su colección primavera-verano del 2017.

Gracias a sus tecnologías y prestaciones, las Mizuno Wave Inspire 13, son la solución perfecta para corredores que buscan una estabilidad extra para su pisada y una amortiguación intermedia para soportar pesos de +80Kg en hombres y +60Kg en mujeres con un apoyo principalmente de talón. Después de 13 evoluciones aún esconden mejoras y sorpresas para ofrecernos, haciéndolas más completas que su versión anterior superándose en cuanto amortiguación, comodidad, reactividad y durabilidad.

Para que haya mejoras, a veces se debe pagar un alto precio…pero en esta ocasión solo supondrá un ligero aumento de peso, casi imperceptible respecto versión anterior. Estamos hablando de una zapatilla de soporte con bastante dinamismo (con 357gr en báscula en talla 11,5 US) para entrenamientos en asfalto, que permite rodar con facilidad a parti de 4' el kilómetro.

Al realizar el “Unboxing” de las Mizuno Wave Inspire 13, observamos una zapatilla con un diseño muy similar utilizando las mismas tecnologías, con pocas novedades respecto a su edición anterior, casi todas centradas en el Upper. Y es que la base sigue siendo la misma, puesto que Mizuno se centra en pequeñas actualizaciones de aquello que funciona con éxito.

La primera impresión que nos ofrecen es la de una zapatilla con un diseño de corte clásico que rentabiliza con unos colores visualmente atractivos (azul y plateado en el caso de nuestro tester) y de una apariencia bastante pesada y grande. La fisonomía de la zapatilla nos está diciendo a gritos que está dirigida a aquellos corredores que tienden a entrar de talón por la composición y grosor de los compuestos de la suela y mediasuela, así como por la ondulación de la placa Wave para extender la energía que provoca el impacto de la pisada. Se trata de un modelo continuista en cuanto a su suela y mediasuela, con un upper evolucionado gracias a utilización de una malla sin costuras que aportará comodidad y ajuste.

Al sostenerlas en nuestras manos nos sorprende que no es tan pesada como su apariencia nos indicaba. Sus acabados y detalles delatan que tenemos zapatilla para muchos kilómetros, pero seguramente carecerán de buena reactividad aunque si buena conexión con el terreno. Una vez calzadas se adaptan a la perfección a la fisonomía del pie, gracias a la amplitud y comfortabilidad interior, a unos acolchados generosos, y la excelente sujeción que ofrece a nuestro pie.

A continuación vamos a desmembrar y analizar cada una de las partes de las Mizuno Wave Inspire 13, comprobando si nuestras primeras impresiones son correctas o por el contrario, nos hacen cambiar nuestra visión sobre ellas. Al analizar la suela podemos observar que es prácticamente calcada a la de su antecesora, formada por un compuesto antiabrasión de máxima dureza (llamado X10) en la zona del talón y un Blown Rubber más blando en la zona delantera que aportará algo de reactividad. La combinación de ambos compuestos condicionará una gran estabilidad con una transición más suave.

En la zona del talón siguen apostando por un dibujo en forma de herradura que deja al descubierto la placa Wave, ideal para corredores con entrada de talón con el fin de repartir y absorber la fuerza del impacto. Mientras que en la zona de antepié obtendremos mejor agarre y una transición agradable favorecida por su Smothride, cortes de flexión y a la anatomía de sus tacos. En general se trata de una suela con una geometría bastante plana, con poco relieve y gran dureza, que nos ofrece lo que se espera de ella: larga durabilidad en nuestra zapatilla.

Después de acumular casi 200 kilómetros a nuestras zapatillas sobre asfalto y otros terrenos lisos, no apreciamos signos aparentes de desgaste en la suela, constatando así la gran durabilidad de la suela, y por ende, del conjunto de la zapatilla. En condiciones de mojado su respuesta fue correcta, dando un paso adelante respecto su versión anterior y otros modelos de Mizuno.

El diseño de la mediasuela de estas Mizuno Wave Inspire 13, presenta el clásico dropp de 12mm (tan utilizado por Mizuno) intentando respetar una pisada más natural. Se trata de una mediasuela de espuma moldeada por compresión formada por una parte superior de U4IC, una inferior de U4ICX y una placa Wave ondulada.

En la parte superior, repartida a lo largo de toda la mediasuela, identificamos una primera capa más reactiva confeccionada con el compuesto U4IC (de color negro y blanco) para aportar una transición agradable y confort. A continuación encontramos la exitosa placa Wave, en esta ocasión con una forma ondulada de doble abanico pensada para imitar el sistema de ondas, concentrando así la energía durante el impacto para extenderla uniformemente a un área mayor. Si observamos con atención podremos observar como las ondulaciones son más acentuadas en la cara interna que en la externa, con la finalidad de poder combatir y contrarrestar el movimiento de pronación y repartir las presiones de una forma equilibrada. Por último, ubicado en la zona del talón (justo debajo de la placa Wave) y de color azul, tenemos la tecnología U4ICX que nos aportará un extra de comodidad, para aquellos corredores que talonen.

La combinación de estas tres tecnologías confieren a esta zapatilla de una amortiguación intermedia, sin llegar a ser blanda. Durante nuestra prueba nos hemos sentido cómodos en todo momento, tanto en tiradas cortas como largas, con una transición agradable y con muy buena adaptabilidad al terreno.

Al detenernos a analizar el upper, es cuando más actualizaciones y cambios observamos respecto a su antecesora. Con un diseño sencillo y funcional consiguen dar un lavado de cara a las Mizuno Wave Inspire 13, ganando en transpirabilidad y ligereza, pero manteniendo su gran ajuste y comodidad. Mizuno nos ofrece una malla superior mucho más porosa y esponjosa sin costuras para favorecer la flexibilidad y ventilación de la zapatilla. A diferencia de la edición anterior, presenta una primera capa con unos poros grandes y alargados que permiten máxima ventilación  pero escasa impermeabilidad, seguida de una segunda capa microporosa para dar mayor consistencia y sujeción a la zapatilla.

El secreto de este gran ajuste lo encontramos en su interior con un sistema DynamotionFit encargado de fijar nuestro pie para evitar movimientos internos otorgando a su vez cierta libertad para poder adaptarse a él y al terreno. Ayudando a este sistema encontramos superposiciones cosidas en la parte superior (en la zona de la puntera y en los laterales) para dar seguridad y apoyo alrededor del mediopié, allí donde realmente lo necesita por estrés que requiere durante las diferentes fases de la pisada. El recurrido recurso de utilizar el famoso Runbird (logo de Mizuno) como elemento para aumentar el ajuste lateral de la zapatilla, también está presente en esta edición, aunque debamos mencionar que las costuras interiores son prácticamente inapreciables y no han provocado molestia alguna durante la prueba.

Su sistema de 6 ojales más el adicional (por donde corren con mucha facilidad unos suaves cordones semielásticos) y una lengüeta de tacto agradable, ancha y muy acolchada para evitar desplazamientos laterales, acaban consiguiendo ese ajuste perfecto que merece una zapatilla  como las Mizuno Wave Inspire 13 para esos corredores pronadores de peso medio-elevado. Y es que Mizuno es especialista en conjugar muchas y muy buenas tecnologías.

Con una horma standard y mayor espacio que en ediciones anteriores, presenta unos interiores muy acogedores de tacto agradable (ni muy espacioso ni muy estrecho). Han conseguido aportar el ajuste que requiere cada zona del pie, aportando una amplitud generosa en la zona del antepié con un collar (más amable y acolchado) que junto a un contrafuerte rígido, abraza a la perfección el tobillo sin permitir movimientos internos.

El pie descansa sobre una plantilla de tacto suave en un lecho de U4ICX para aportar mayor sensación de confort y amortiguación.

Como conclusión, podemos considerar las Mizuno Wave Inspire 13 como una zapatilla insignia de estabilidad y soporte con bastante dinamismo. Que nos ofrecen lo que prometen: amortiguación, estabilidad, confort y durabilidad. Una zapatilla de entrenamiento que ha sido diseñada para agregar soporte sin apenas añadir peso para corredores de peso medio-elevado con entrada de talón y pisada pronadora que busquen un equilibrio entre amortiguación y flexibilidad para acumular kilómetros a ritmos medios, pudiendo exigir un punto de alegría.

No debemos olvidar que no se trata de una zapatilla que corrija nuestro tipo de pisada, sinó que nos guiará en una transición más fluida para hacer más agradable nuestra carrera. Las Mizuno Wave Inspire 13 son unas zapatillas que destacan por un gran ajuste, comodidad, firmeza, estabilidad y durabilidad. Hemos finalizado bastante contentos con todo lo que nos ha ofrecido esta zapatilla, con una valoración muy positiva y con unas mejoras enriquecedoras para esta gran saga de Mizuno. 

Relacionados: