Nike Vomero 12: La prueba

Zapatillas
Nike Vomero 12: La prueba-107820
Amortiguación para media y larga distancia

Nike Vomero 12: La prueba

Ofrecen un equilibrio de comodidad, amortiguación, estabilidad y reactividad digno de las zapatillas más top del mercado.

Más sobre: 

Por el Miércoles, 01-03-2017 en

Las Nike Vomero 12 son uno de los modelos más destacados de la gama running de la marca americana. Y, auque a la sombra de las archiconocidas, valoradas y vendidas Pegasus, las Vomero 12 deberían contar, a nuestro entender, con similar prestigio entre los corredores que sus hermanas.

Y es que la duodécima versión viene con novedades importantes que, además, le han sentado de maravilla. Estamos delante de una zapatilla Premium en cuanto a amortiguación y comodidad que ofrece, además, más reactividad de lo que estamos acostumbrados en este segmento gracias en parte a la enorme flexibilidad de la zapatilla.

Una de las primeras novedades de las Nike Vomero 12 la encontramos nada más abrir la caja. El upper ha cambiado. En las Vomero 11 se confiaba la malla a la tecnología Flymesh. Ahora encontramos Engineered Mesh, una doble malla algo más ventilada que la anterior y con un sistema de ajuste dinámico Flywire rediseñado para aumentar el ajuste al pie reduciendo el peso de la zapatilla. Anntes eran cinco los cables que unían la base de la zapatilla con la zona de los cordones. En esta ocasión se incorpora un cable fino, el Flywire, que es el que tensa estas correas, cuatro a cada lado y que mejora la sujeción del mediopié, algo que agradecemos en el momento de la pisada, ya que aumenta la sensación de confort y seguridad sin ejercer presión excesiva.

Se trata de una zapatilla comodísima. Muy acolchada, tanto el collar de entrada como la lengüeta, por ejemplo, el interior ofrece espumas es muy mullidas y agradables. Además, la malla interior sin costuras y el botín de tres cuartos recogen el pie a la perfección sintiendo incluso esa sensación tan agradable como la que confiere un calcetín. No hay ninguna zona en el interior que pueda provocar ampollas. Solo tendrán algún tipo de queja los que tengan un pie ancho en la zona de los dedos. Ahí sí es cierto que agradecerían algo más de espacio. Pero en conjunto, el interior de las Vomero 12 es una delicia.

Bajo el pie también encontramos novedades importantes que influyen en el rendimiento de las Nike Vomero 12. Se ha rediseñado la suela completamente. En la mediosuela, Nike apuesta por el Lunarlon, una espuma de doble densidad. Una más blanda, la Lunar, recubierta de una espuma más rígida, la Cushlon, que se combina con un par de piezas de cámaras de aire, las Air Zoom que le llaman, ubicadas en el talón y en el antepié para dotarle a las zapatillas de mayor reactividad.

 

Además, gracias al crash rail de goma de la parte lateral de la suela se forma un conjunto que ofrece un equilibrio de comodidad, amortiguación, estabilidad y reactividad digno de las zapatillas más top del mercado. Da igual la distancia que corras, las Vomero 12 responden a la perfección a ritmos medios y lentos.

También la suela se ha modificado en búsqueda de mejorar la durabilidad y la tracción. No tuvimos problemas con anteriores Vomero en cuanto a durabilidad, pero si han decidido mejorarla, pues todavía mejor. Encontramos muchas ranuras transversales que le confieren flexibilidad y respuesta en la transición de la pisada. Su enrome reactividad destaca respecto a su competencia en el segmento de las amortiguadas. Desde que contactas con el suelo hasta que levantas el pie. Además, ela goma con la que está fabricada la suela le confiere un más que correcto grip con el suelo.

En conclusión, las Vomero 12 agradarán a todos los fans de las versiones anteriores y puede incluso que enamore a algunos incondicionales de Pegasus que quieran preparar medias y largas distancias con mayor protección. Se trata de una zapatilla muy cómoda, con buena dosis de amortiguación y reactividad digna de zapatillas más ligeras.

Si quieres ver toda la galería de imágenes, CLICA AQUÍ

 

Relacionados: