Home Trail Noticias 10 años de Salomon Ultra Pirineu
Noticias - Trail - lunes, 25-06-2018

10 años de Salomon Ultra Pirineu

Salomon, allá por 2009, decidió crear una prueba de trailrunning sobre el trazado de una travesía llamada Cavalls del Vent, en el Parque Natural del Cadí Moixeró, la cual adoptó este mismo nombre: Ultra Cavalls del Vent.

De esta forma tan simple empezó a crearse su reputación una de las carreras de montaña más importantes del panorama nacional e internacional del trail. En la actualidad, la cifra de inscritos solamente para la prueba reina, la Ultra Pirineu de 110 kilómetros de distancia, se acerca a casi 1.000. Casi 1.000 personas que se cuelgan el dorsal para correr por los caminos del Cadí. Una cifra considerable y que en la primera edición ya fueron 273, incluidos los ganadores en categoría masculina, Jessed Hernández (9h31) y en categoría femenina, Corinne Favre (11h55). A raíz del crecimiento en las inscripciones de los años posteriores, se tuvo que limitar la participación a 500 personas.

"Recuerdo que no hicimos vacaciones aquel primer verano. Para saber cuánto podía tardar un corredor de un punto a otro hicimos cada uno de los tramos tres veces: corriendo rápido, más despacio y caminando a buen ritmo para hacer la relación de tiempo en que los participantes pasarían por cada punto” dice Pau Ylla, cofundador de la carrera y Sports Marketing en Salomon.

Controlar el número de corredores en la prueba era una prioridad que exigía el Parque Natural del Cadí Moixeró, así como tenerlos controlados en todo momento. Otro aspecto muy importante y sobre el que debían incidir era por el respeto del medio ambiente y para ello se aseguró que el aumento de inscripciones fuera progresivo y sostenible. 

  "El objetivo, además de correr por las montañas, era hacer ver a la gente que hay que cuidar y querer el medio natural y no dañarlo", dice Joan Solà, cofundador de la carrera, global sports & community marketing manager de Suunto.

Un paso más allá

Después de tres años de crecimiento escalonado, en 2012 se dio un hecho inédito. En apenas cuatro días de la apertura de inscripciones se llenaron todas las plazas disponibles y no solo eso, se tuvo que crear una lista de espera y empezar a realizar un sorteo, procedimiento que es habitual en cada una de las últimas ediciones.

"Se abrieron inscripciones y la web quedó colapsada: entraron 3 o 4 mil personas de golpe. Fue el año más bestia, cuando nos dimos cuenta de que esto había crecido", nos cuenta David Prieto, director de la carrera y responsable de Pangea Attitude

La consolidación de la carrera fue un hecho indiscutible. Kilian Jornet y Núria Picas ganaron la prueba en 2012 bajo unas condiciones realmente duras y en una intensa lucha con otros corredores de alto nivel, la participación de atletas internacionales iba en aumento y ese mismo año fue la primera vez que formó parte de la Copa del Mundo del International Skyrunning Federation.

La apuesta por la calidad fue lo que le valió para poder asentarse en todos los niveles: señalización, obsequios, avituallamiento, comunicación y streaming y, sobre todo, la seguridad. Garantizar la seguridad de los corredores era y continua siendo una obsesión.

"Son muchos kilómetros de carrera, hay muchos tramos que se hacen de noche… la seguridad es primordial. Desde la organización, se cuenta con un sistema para estar comunicados en todo momento y para saber dónde están cada uno de los corredores", explica Pau Ylla.

La Ultra, la Marató y la Nit Pirineu

El año 2014 se estrenaron dos pruebas más: la Marató y la Nit Pirineu, dos carreras con nuevas distancias nacidas del éxito y que acompañan el cambio de nombre de una carrera que se convertía en un gran evento. Ultra Cavalls del Vent se transformaba primero en la Ultra Pirineu-Salomon Nature Trails y, en 2015, en la Salomon Ultra Pirineu, modificando su recorrido pasando a tener 110km y 6.800m de D +.

Ambas pruebas fueron teniendo su lugar, creciendo y llegando a una edición 2017 en la que Kilian Jornet logró un nuevo récord de la Marató, con 3h44’48” en una emocionante batalla con Nicolas Martin. Otro aspecto que no debemos olvidar es la hilera de luces de los frontales iluminando la montaña durante la Nit Pirineu, KV que tiene inicio en la estación de esquí de la Molina hasta el refugio Niu de Águila.

La organización también pensó en los más pequeños y en 2012 se creó la Pirineu XS, una carrera adaptada para niños y jóvenes de 5 a 16 años. Por otra parte, en este 2018 ha nacido la Mitja Pirineu, ideal tanto para los que empiezan a correr por montaña como para los que les gusta llevar un ritmo exigente durante toda la carrera.

La carrera que nadie se quiere perder

Si algo tiene la Ultra Pirineu es que la línea de salida junta tanto profesionales como populares para empezar todos juntos desde la plaza Porxada de Bagà con la banda sonora del Último Mohicano sonando.

Miguel Heras y Núria Picas son dos de los atletas de élite que más veces han recorrido los kilómetros de la Ultra Pirineu, hasta seis veces se han colgado el dorsal. Heras participó ya en la primera edición de 2009 y ha conseguido tres victorias y tres podios. Núria Picas no se queda atrás y desde 2011 lleva cuatro triunfos y dos podios. Siempre en batallas vibrantes con corredores de renombre como Kilian Jornet y Luis Alberto Hernando, ambos con dos primeros lugares, o de otros como Anton Kupricka, Dakota Jones, Tòfol Castanyer, Zaid Ait Malek, Cristofer Clemente y en el cuadro femenino, Emelie Forsberg, Anna Frost, Maite Maiora, Emma Roca o Mira Rai.

Pero también hay corredores populares que no se han perdido ni una edición de la prueba desde 2009, como es el caso de Jaume de Palacio y Josep Comellas.

La emoción de la llegada de Bagà

La mezcla de lágrimas de felicidad y agotamiento de cada corredor en llegar a Bagà sea cual sea la hora de llegada de cada uno de ellos. Con un recuerdo y una sensación que queda para siempre y que mueve a la organización para seguir trabajando y mejorando la experiencia año tras año.

El objetivo es seguir creciendo pero siempre conservando el espíritu que les ha llevado hasta aquí y manteniendo lo que más les caracteriza; el cuidado de todos los detalles, el trato familiar, casero y cercano y la magia de compartir una misma línea de salida para corredores populares y profesionales.

"Es muy emocionante ver la llegada de los últimos corredores, la felicidad que desprenden al cruzar la meta sabiendo que han sufrido pero que han luchado, no me canso de verlo", comenta Joan Solà.