fbpx
PUBLICIDAD Billboard

10 consejos para emprendedores que aprendí del running

El running me ha enganchado definitivamente. Para no caer en tópicos no diré que “es como una droga” pero sí diré —sorry—, que “es una filosofía de vida”. Yo mismo me preguntaba hace algún tiempo qué narices tenía de atractivo correr hasta casi caer de fatiga. Sufrir en solitario sin un objetivo claro, sin un porqué. Salir de casa a las siete de la mañana sin más destino que volver casi desfallecido para ponerte a trabajar dos horas más tarde. O patearte 30 kilómetros con la seguridad de que en meta no te espera nadie ni nada más que un plátano y una botella de Gatorade.

PUBLICIDAD Content_1

Ahora, muchos kilómetros después, lo entiendo todo, y aquí intentaré reflejar la relación real y directa que guarda todo esto del running con el mundo de los emprendedores

Sé que es difícil de entender si nunca te has calzado unas zapatillas y quizá no compartas la relación del running con el mundo empresarial o emprendedor. Pero una vez “conocidas” ambas filosofías te puedo asegurar que esa relación existe, y es más simbiótica de lo que pudieras imaginar. 

He de decir, además, que dada su extensión he dividido esta lista en dos partes, en este artículo trataremos los primeros 5 consejos para emprendedores que me enseñó el running, y en otro artículo hablaremos de otros 5 consejos para emprendedores. En ambos casos trataremos el paralelismo entre el deporte runero y los negocios.

 

PUBLICIDAD Content_2

1) El inicio es importante

Todos sabemos, a todos nos han contado, que los inicios en cualquier negocio son difíciles. Lo son, no te voy a engañar, pero también son cruciales. Y lo son tanto por nuestro desconocimiento del medio como emprendedores primerizos como por el desconocimiento que tiene el medio de nosotros, de nuestro negocio, de nuestra valía e incluso de nuestra existencia. Tiempo, aptitud, actitud, confianza y persistencia son los remedios para este mal.  

En carrera ocurre algo similar. A pesar del calentamiento previo los músculos se encuentran todavía tibios, desajustados, como mínimo no están todavía convenientemente preparados. El cuerpo no asimila la técnica de carrera hasta pasados unos kilómetros en los que nos iremos habituando al terreno que pisamos. Al igual que un emprendedor en su nuevo negocio, con tiempo, aptitud, actitud, confianza y persistencia consigues el ritmo y la técnica adecuada para mantenerte a velocidad de crucero muchos kilómetros más. Pero ojo, intenta hacerlo cuanto antes, el tiempo perdido al inicio es muy difícil de recuperar.

“El que no está ocupado naciendo está ocupado muriendo”. Bob Dylan, cantante y compositor.

PUBLICIDAD Content_3

2) Improvisar es de necios

No estoy muy convencido en los tiempos que corren de la utilidad de un plan de negocio, pero al menos un meditado y preciso modelo de negocio se me antoja indispensable. Por cierto, que sea por escrito.

Y cómo no, en el running ocurre algo similar. Arrancar una carrera por corta que sea sin un estudio previo y un pequeño plan, una de dos, o es un suicidio o es un desperdicio. Solo por suerte la cosa podría acabar bien, lo normal es que acabe mal. 

“En las batallas te das cuenta de que los planes son inservibles, pero hacer planes es indispensable”. Dwight D. Eisenhower, militar y presidente de los EEUU.

PUBLICIDAD Content_4

3) Constancia es la clave

Como te decía en el consejo para emprendedores número 1, los inicios son difíciles, pero fundamentales. El tiempo perdido al principio es difícil de recuperar, y hablo tanto de running como de negocios, pudiendo sustituir tiempo por oportunidades.

Es habitual intentar acelerar cuando nos percatamos del inconveniente sin caer en la cuenta de que estamos cometiendo otro error. Nos estamos fundiendo, queda mucha carrera. Respeta tu plan, sé disciplinado y constante

En carrera es cuestión de números y tiempos, no quiero agobiarte aquí con cifras, pero de poco sirve apretar en los últimos kilómetros para intentar maquillar un maratón.

La clave está en ser constante de principio a fin. Seguir el ritmo adecuado, el planificado y no dejarse llevar por injerencias externas —ojo, en los negocios esto no siempre debe ser así, en ciertas ocasiones pudiera ser una virtud saber pivotar. 

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

“La gota abre la piedra, no por su fuerza sino por su constancia”. Ovidio, poeta romano.

4) Comodidad es el enemigo

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

De vez en cuanto te dejas ir en carrera. Vas cómodo e inconscientemente dejas de forzar cuando el espíritu del running es precisamente ese, forzar, superar tus límites. Ir cada día un poquito más lejos y un poquito más rápido

Este espíritu es el que lleva al emprendedor a innovar, a crear constantemente, a buscar nuevos caminos y escalar desconocidas montañas. Cuando te sientas cómodo en carrera o en tu negocio desconfía. Te estás conformando, sal de tu zona de confort

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

“Si en carrera lo tienes todo bajo control, es que no vas al límite”. Ayrton Senna, piloto de fórmula 1 fallecido en carrera en 1994.

5) Elige bien tu referencia

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Todos tenemos referencias. Nuestros padres, hermanos, amigos… Referentes en el sector en el que nos movemos o fuera de él. Pero hemos de elegir bien nuestros referentes. Como podrás comprobar en el anterior artículo enlazado, siempre he defendido la conveniencia de que los emprendedores se fijen en referentes externos, de fuera de su sector. Eso les aportará conocimientos originales, expandirá su creatividad y ampliará su prisma de conocimiento. 

En este punto permíteme que te recomiende el capítulo con el que he colaborado en el eBook gratuito Claves del Retail junto a algunos de los más reconocidos retailers de España. En él se habla precisamente de este tema:

“No tengas miedo a probar cosas nuevas, recuerda que buscamos diferenciación y difícilmente se consigue imitando a la competencia. Analizando y adaptando casos de éxito en otros sectores será la competencia la que te imite a ti. Estarás haciendo vanguardia y recibirás críticas por ello, es normal”.

En carrera también debes elegir bien tu liebre, si es que la necesitas. En ocasiones es preferible fiarse del reloj que de una liebre humana. Las liebres pasan por las mismas dificultades y pueden cometer los mismos errores que tú por muy experimentados y entrenados que estén. En cualquier caso, tanto como emprendedor o empresario como si eres corredor, elegir referencias y aprender de ellas, o intentar seguirlas, es tremendamente importante, para lo bueno y para lo malo. 

"Un necio encuentra siempre otro necio aún mayor que le admira". Nicolás Boileau, poeta francés. 

En el segundo artículo (disponible la próxima semana) finalizaremos esta serie con los restantes 5 consejos para emprendedores que me enseñó el running que te adelanto a continuación:

  1. En la dificultad no se triunfa, se aguanta.
  2. Solo importa el futuro
  3. La tentación de abandono se acentúa cerca de la meta
  4. Hazte amigo del dolor y nunca estarás solo
  5. Ganar no es la meta

 

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8