Home Noticias Actualidad 10 nombres a seguir en Rio
Actualidad - Noticias - viernes, 05-08-2016

10 nombres a seguir en Rio

Hasta el viernes 12 de agosto no entra en acción el atletismo en los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Pero os adelantamos diez nombres para que vayáis mirando horarios de cuándo compiten. Bajo el lema olímpico citius, altius, fortius -más rápido, más alto, más fuerte- intentarán conseguirlo.

Bruno Hortelano. La esperanza blanca

Un rara avis del atletismo español, siempre sin un velocista nato. Nacido en Australia, criado en Canadá y formado deportivamente en Estados Unidos, Hortelano es hijo de biólogos moleculares y ha heredado un cerebro privilegiado. Graduado en Ingeniería Biológica y con una nota de acceso a la carrera de medicina de 9,5. ¡Mens sana in corpore sano! Más especialista en los 200 (como demuestra que es el vigente campeón de Europa) que en los 100 (mejor marca de 10.06). Con 24 años, en las últimas competiciones está batiendo récords de España de 100 y 200 con gran facilidad.

Su reto es bajar de los 10 segundos, aún lejos del Olimpo donde habitan estadounidenses y jamaicanos…Pero tiene talento para meterse en la final de 200 y jugar sus cartas. Hasta el viernes 19 de agosto a las 3:30h –el despertador- hora de la final del doble hectómetro no sabremos qué tal le ha ido.

Miguel Ángel López. El murciano marchoso

Le va la marcha… Tanto es así que en estos JJOO competirá en 20km y 50km marcha, algo que no intentaba ningún español desde Valentí Massana en Atlanta '96. Persigue la triple corona (tras ganar Europeo y Mundial) en su prueba favorita, los 20km. En la otra prueba -se disputará una semana después- se conforma con un top-ten porque no ha hecho un entrenamiento específico para ganar. Pero los atletas siempre dicen lo mismo…Quinto clasificado en Londres 2012, se ha preparado en altura durante los últimos meses en Sierra Nevada y Font Romeu. Una técnica impecable, jamás descalificado por marcha irregular. Junto José Antonio Carrillo, su entrenador, ha trabajado y limado su técnica hasta puntos inimaginables, con interminables sesiones de vídeo e incluso un sistema de espejos. Compartirá vivencias en Río con el incombustible Jesús Ángel García Bragado, que igualará el récord mundial de participaciones, las siete de la velocista Merlene Ottey.

Ruth Beitia. La segunda juventud

Como el vino, la saltadora cántabra mejora con los años. A sus 37 'primaveras' (y 62 internacionalidades) participará en sus cuartos Juegos Olímpicos y persigue la primera medalla. “Siento que la vida me ha dado una segunda oportunidad y tengo que aprovecharla" dice la capitana del equipo olímpico de atletismo. Y es que en 2012 dijo que se retiraba, volvió meses después y a partir de ahí ha obtenido los mejores resultados de su carrera. Quinta de cinco hermanos, con sus largas piernas empezó haciendo cross a los seis años antes de empezar a saltar a los 11. Hace una década entró en política, concretamente en las filas del PP, lo que le ha valido la enemistad eterna del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. Tenemos muchas ganas de ver su sonrisa y la forma curiosa de mover los dedos antes de empezar su carrera para coger impulso. Cada mañana, la triple campeona europea se levanta con la ilusión de saltar 2,03m, un centímetro más que su mejor marca.

Orlando Ortega. Con vallas y a lo loco

Que un español tenga serias opciones de medalla en 110 vallas no es algo que suceda todos los días. Para ser más precisos, Ortega es un atleta cubano nacionalizado español desde hace un año y acaba de recibir el permiso para participar con la delegación española en Río. La carrera de 110 vallas es, posiblemente, la más abierta de todas las que se disputan en los Juegos (un error de un centímetro te hace tropezar y pasar de primero a quinto). Además, no hay un favorito claro y sí ausencias importantes como Aries Merritt, David Oliver y Sergey Shubenkov. Quizá Omar Mcleod sea el hombre a batir, aunque Ortega ya lo superó recientemente en Mónaco. Su mayor inspiración fue su abuela. Era atleta (oro en relevo 4×100 en los Panamericanos de 1967), lo que le motivó a seguir sus pasos a partir de los 12 años, escuchando sus consejos y también los de su padre. Aunque, de pequeño, también probó en boxeo y taekwondo  En Londres 2012 fue sexto bajo bandera cubana.

Dafne Schippers: El tulipán atómico

Con sólo 24 años serán los segundos Juegos de esta holandesa voladora. Mucho ha llovido desde Londres 2012, cuando sólo era una prometedora heptatleta. Tomó la sabia decisión de abandonar la prueba combinada hace poco más de un año porque le causaba problemas en las rodillas y centrarse en la velocidad, donde arrasa. Aficionada a la fotografía y adicta a los smoothies, con sus esculturales e imponentes 180 centímetros de músculo parece empequeñecer a sus rivales, como si de la versión de Usain Bolt se tratase. Su progresión parece no tener techo. Impresionó en el último Mundial de Pekín (2015) al ser plata en 100 metros y oro en 200, distancia en la que parte como favorita tras destrozar el récord europeo que mantenía desde hace 36 años la alemana Marita Koch. Su reto es apasionante: intentar desbancar a Shelly-Ann Fraser-Pryce (29 años), reina de la velocidad hasta la fecha porque ganó el oro en Pekín y Londres. ¿Está servido el relevo?

Usain Bolt. El tirano del sprint

Todos los focos están centrados en este prodigio de la naturaleza. Poco a añadir que no se sepa ya. El mejor velocista de todos los tiempos (ostenta el récord del mundo de 100, 200 y 4×100) acumula seis oros olímpicos en las tres pruebas citadas. Pero este gran aficionado al Domino quiere más. Ya ha superado los problemas en el tendón de la corva que le han acosado en los últimos tiempos. Si logra repetir los éxitos de Pekín '08 y Londres '12 igualaría a los míticos Paavo Nurmi y Carl Lewis. Su dominio en el hectómetro es tan abrumador (basta recordar que tiene las tres mejores marcas de 100 metros de toda la historia: 9.58, 9.63 y 9.69), y su físico tan intimidatorio, que sus carreras se asemejan más un simulacro competitivo entre un adulto contra siete niños. Solo esperamos que, en esta ocasión, no le tire ningún cámara durante la celebración de su título, como ocurrió en el último Mundial de Pekín.

Mo Farah. La Joya de la Corona

Nacido en Somalia pero criado en Londres, adonde arribó con solo 8 años y pocos conocimientos de inglés, Farah es el gran orgullo del deporte británico.  De pequeño soñaba con ser futbolista, hasta que un profesor de gimnasia vio cualidades en su cuerpo liviano y se lo llevó a un club de atletismo. Intentará repetir el histórico doblete (5.000 y 10.000 metros) de los Juegos de Londres 2012, algo que parece factible tras prolongar su dominio en ambas distancias en los mundiales de Moscú (2013) y Pekín (2015). Si consigue reeditar su rotundo éxito cuatro años después, habrá superado al gran Kenenisa Bekele, que logró el mismo doblete en Pekín 2008 pero que en Atenas 2004, tras ganar los 10.000, tuvo que conformarse con la plata en los 5.000 en un final de infarto con El Guerrouj. Uno de los buques insignia de Nike, no es nada extraño que viva y entrene en Portland (Oregon) junto a su esposa y sus cuatro hijos.

Genzeze Dibaba. La gacela 'catalana'

Centra nuestra atención porque reside y entrena en Sabadell (Barcelona) desde hace tres años. Actual campeona mundial de 1.500, distancia en la que ostenta el récord mundial con un tiempo de 3:50.07 conseguido en Mónaco 2015. Además de este récord, posee también las plusmarcas mundiales de 1.500, 3.000, 5.000 metros, milla y dos millas en pista cubierta. Pero no todo son buenas noticias y Genzeze Dibaba también deberá correr contra las sospechas. Detenido su entrenador James Aden el pasado mes de junio en Sabadell, tras encontrarle sustancias dopantes, entre ellas EPO, en el hotel donde se hospedaba. Genzebe nació y se crió en Arsi, una región situada a gran altitud y de donde proceden gran parte de los corredores etíopes que han destacado en el atletismo, como los extraordinarios Haile Gebrselassie y Kenenisa Bekele.

Almaz Ayana. El trueno que llega a Río

Como Mo Farah, buscará el doblete en 5.000 y 10.000. De hecho, parte en muchas quinielas para convertirse en la segunda mujer en la historia en lograr esta hazaña porque llega en un estado de forma impresionante. A sus 24 años, la etíope parece la gran dominadora de ambas distancias, como demuestra el hecho de haber sido la más rápida del año con 14.12.59 (segunda mejor marca de todos los tiempos en la Diamond League de Roma) y 30.07.00 (Hengelo), ambos registros el pasado mes de junio. Especialmente sorprendente fue su irrupción en los 10 kilómetros, ya que era su primera carrera en esta distancia y marcó el octavo mejor registro de la historia. Tirunesh Dibaba (hermana de la anteriormente citada Genzebe), que solo correrá el 10.000 y que es la actual campeona olímpica de la distancia, será un rival a tener muy en cuenta. 

Caster Semenya. El 'regreso' de la reina de 800

La atleta sudafricana vivió un antes y un después cuando ganó oro en 800 el Mundial de 2009 con solo 18 años y una superioridad insultante. A partir de entonces fue sometida a una investigación de género que la llevó a un pozo sin fondo del que empieza a salir ahora, justo a tiempo para Río. En Londres 2012 reaccionó con la medalla de plata, pero seguía lejos de su mejor nivel. Realmente no ha sido hasta 2016 cuando vuelve por sus fueros. Tres de las cuatro mejores marcas mundiales del año llevan su firma y amenaza el récord imposible de la checa Jamila Katroschvilova (1:53:28), que data de 1983. "Si no fuera por mi familia, no creo que hubiera sobrevivido", dice la mediofondista. Una humillación que sólo superó gracias al apoyo de su familia y de sus vecinos de Masehlong, pobre y lejana aldea de su infancia, donde la joven Semenya creció entrenando en pistas de tierra desniveladas.