Home Carreras 10 razones para correr la Cursa del Port de BCN
Carreras - Previa - viernes, 07-06-2013

10 razones para correr la Cursa del Port de BCN

El próximo 22 de junio de 2013 se celebra en la misma ciudad de Barcelona una carrera de 10 kilómetros novedosa y especial, por sus ingredientes. Es nocturna y se lleva a cabo en un marco incomparable y único: el Puerto de la Ciudad Condal. Te damos una decena de razones para que te apuntes.

1. Porque podrás disfrutar de los encantos de una carrera nocturna en Barcelona.

2. Porque coincide con el solsticio de verano, el día más largo del año en el hemisferio norte y la noche más corta, ¿Hay alguna manera mejor de celebrarlo que practicando tu deporte favorito?

3. Porque colaborarás en recuperar una carrera que no tenía que haberse dejado de celebrar nunca. En plena fiebre preolímpica dejó de disputarse, con ocho ediciones, aunque entonces no era nocturna.

4. Porque todo barcelonés debe tener esta carrera en su currículum. No tardará en convertirse en un clásico y siempre puedes presumir de haber participado en su primera edición nocturna.

 5. Porque participarás en el sorteo de cuatro vuelos con helicóptero (BCN Sky Tour, de 15 minutos) y de dos viajes (más vehículo propio) para dos personas a la Isla Balear que tu prefieras.

6. Porque, tras la carrera, te sentirás bien: te habrás ganado un bocadillo de butifarra para reponer fuerzas y el derecho a disfrutar de la verbena de San Juan, la noche posterior.

7. Porque, por fin, el Puerto de Barcelona abre sus puertas a la ciudad. Podrás conocer la terminal de cruceros número 1 de Europa y número 2 del mundo.

8. Porque correrás en un enclave único, mítico y acogedor, con el Mar Mediterráneo a tocar. Y todo iluminado por la luna y las estrellas.

9. Porque el recorrido es muy atractivo: Empieza en el Portal de la Pau, (tocando las Ramblas y el Moll de Drassanes) y llega al mítico ‘Rompeolas’, donde se da la vuelta para regresar al punto de partida.

10. Porque es una oportunidad única de descubrir zonas del Puerto que habitualmente están cerradas al público, como las terminales de cruceros y una parte del citado ‘Rompeolas’.