Home Club Running 5 hábitos para dormir mejor
Club Running - viernes, 28-07-2017

5 hábitos para dormir mejor

Durante las noches de verano es frecuente que sea más difícil conciliar el sueño por culpa del calor o porque sales a entrenar tarde, cuando está oscureciendo para no sufrir el calor de pleno día y por culpa de eso terminas el entrenamiento demasiado activado –estado en el que el cuerpo y el metabolismo se encuentran en un estado de alerta para la actividad física-. Tras una ducha recuperadora, cenas y cuando es hora de ir a dormir te tiras dando vueltas, vueltas y más vueltas en la cama sin poder dormir. Te notas cansado, los ojos te pesan, pero no lograd dormir rápidamente. Tras varios minutos o incluso horas, logras dormir.

También pueden estar los casos de insomnio, en los que ya de por si te cuesta dormir y cada intento es fallido, hasta que no lo intentas y reintentas varias veces. Pero en la mayoría de casos es mejor encontrarle un remedio porque si no se puede convertir en una pesadilla antes de dormir. Estos remedios pueden ser desde ponerse a leer hasta escuchar música para relajarse.

Cuando te sucede este caso y terminas durmiendo tras varios minutos de agobio, lo más común es que te despiertes cansado, casi sin haber recuperado del entrenamiento. Si te sucede un día no pasará nada. Tal vez no vuelvas a correr tan tarde y empieces tu entrenamiento antes. ¿Pero si no tienes más remedio que ir a correr al anochecer? Te tocará correr tarde y que tal vez te vuelva a costar ir a dormir.

Tanto si te cuesta dormir por insomnio o por estar demasiado activado, tenemos 5 hábitos que deberías hacer antes de irte a dormir para conciliar mejor el sueño.

No te conectes al ordenador por la noche

Según diversos estudios, el estar conectado al ordenador ya sea mirando las redes sociales, comprobando tu correo, utilizando Skype o cualquier otro motivo, es contraproducente para dormir. El motivo es por la luminosidad de la pantalla. Aunque tengas el brillo bajo, irradia cierta luz –no solo la pantalla de ordenador, cualquier objeto que desprenda luz artificial– que afecta a nuestros ojos, manteniéndolos abiertos y despiertos.

Seguro que tienes otros momentos durante el día para conectarte al ordenador y hacer las tareas necesarias, así que mejor déjalo para otras horas del día y no para la noche.

No juegues con el Smartphone antes de cerrar los ojos

Estás viendo la televisión, te sientes cansado y saltan a publicidad. Entonces coges el Smartphone y te pones a enviar whatsapps, a mirar Facebook, Twitter, Instagram.  Y te vuelves a despertar porque empiezas a curiosear. Esta es una de las peores cosas que puedes hacer porque, igual que sucede con la pantalla del ordenador, la luz artificial daña a los ojos alterando el sueño.

Tal y como decíamos en el caso del ordenador, debes apagarlo antes de irte a la cama a descansar. Además, deberías apagar el teléfono o ponerlo en modo avión, porque aunque no esté la pantalla encendida, el propio teléfono emite radio frecuencias perjudiciales tanto para la salud como para conciliar el sueño.

Come correctamente

No solamente debes vigilar lo que cenes para luego poder dormir plácidamente, también todas las ingestas a lo largo del día. Un ejemplo es si comes mucho dulce durante el día. Los dulces, llenos de azúcar llevan a tu organismo a aumentar los niveles de insulina, provocándote estar despierto cuando no debes hacerlo. U otros alimentos que te inducen al sueño durante el día –por ejemplo, los carbohidratos-. Y adivina adivinanza… ¿Qué pasa cuando duermes mucho durante el día? Que llega la hora de dormir y al estar descansado, no puedes dormir. O llega a dormir pero te despiertas cada dos por tres. Lo mismo te puede suceder si tomas café a partir de las 18h…

Siempre que sea posible debes evitar los alimentos ricos en grasas y azúcares, que dificultan el sueño. Lo mismo ocurre con el alcohol, los platos picantes o la cafeína. Los carbohidratos, gracias al triptófano que contienen, así como alimentos como el pavo y el queso cottage, ayudan a mantenerte saciado estimulando la creación de serotonina / melatonina, que regulan los patrones de sueño.

Lee un poco antes de dormir

¿Quién no lo ha probado alguna vez en la vida, ya sea para dormir en casa o para dormir en un avión durante un viaje largo? Entonces leer va bien para conciliar el sueño… ¿o no? Depende. ¿y de qué depende? De la lectura que escojamos. No debemos estar leyendo un libro, por ejemplo, de thriller, porque nos mantendrá en tensión. Debemos escoger una lectura placentera que sea relajada y que no nos lleve a querer leer más porque nuestro objetivo es dormir cuanto antes.

¿Porque se les lee un cuento a los niños? Para que duerman mejor.

Relájate con un masaje en los pies

Los expertos y entendidos en el sector de la relajación dicen que a través de los pies se consigue controlar todo el cuerpo. Desde descargar tensiones, a curarte enfermedades y hasta relajar el cuerpo. Pero para conseguir dormir no es necesario que vayas a un masajista para que te haga un masaje en los pies. Solamente con unos movimientos circulares y lineales en toda la planta del pie ya bastan para conseguir relajarte.