Home Salud Nutrición 6 consejos para evitar antojos innecesarios
Nutrición - Salud - viernes, 18-12-2020

6 consejos para evitar antojos innecesarios

6 consejos para evitar antojos innecesarios

En Navidad es difícil no ponerse como los kikos a comer. La comida entra por los ojos y tienes antojos a todas horas. Vivimos unos días rodeados de turrones, ferreros, polvorones, etc. Una incansable lista de ricos dulces … cargados de azúcar y de grasas saturadas que no nos interesan para nada y que constantemente nos están llamando para que los comamos. No te decimos que no te des un gustito estas navidades ni que comas a base de ensaladas, pero si que es importante aprender a controlar esos antojos y a comer con cabeza.

1. Bebe más agua

La gran mayoría de nosotros no bebe ni la mitad del agua que deberíamos. Sobre todo este problema se ve en invierno cuando la sensación de sed disminuye y también nos pensamos que no sudamos después de hacer deporte por el frío. ERROR. Sí sudamos y sí tenemos que beber. Si te cuesta beber agua, hazte infusiones o incluso aguas infusionadas con limón y canela, por ejemplo.

2. Sustituye antojos por opciones saludables

Recurre a la fruta o a los frutos secos (NO fritos NI salados). De esta manera asegurarás también tu consumo mínimo diario de fruta y cargarás tu cuerpo con nutrientes de calidad. Aprovecha las frutas de navidad como la granada, naranja o mandarinas.

3. Come más proteína

La proteína es el macronutriente que más nos sacia (demostrado científicamente). Esto se debe a diferentes mecanismos fisiológicos. Además, una dieta rica en proteínas muestra una reducción de la eficiencia energética relacionada con la composición corporal del peso corporal recuperado, es decir, a favor de la masa libre de grasa.

4. No te saltes las comidas y planifica

Es normal que si tienes mucha hambre, tengas más antojos, la idea no es que dejes de comer si tienes hambre, pero que busques opciones saludables y planifica tus comidas. Comer con mucha hambre suele llevar a comer rápido, en exceso y a veces sin control. Planifica tus comidas, no te quedes con hambre y, sobre todo, asegúrate de tener a mano snacks saludables por si sintieras algún antojo repentino. Otra opción puede ser que hagas pequeñas comidas a lo largo del día (por ejemplo, tres comidas principales y dos snacks entremedias) para evitar picos de insulina.

5. Come despacio

Come despacio, masticando bien y disfrutando de lo que tienes delante. Come según el hambre que tengas, no sigas comiendo cuando ya estés lleno. Sabemos que en navidades es complicado por la sobremesa o por esos turrones después del postre. Modérate.

6. Lávate los dientes

Este truco puede ayudarte de dos formas. En primer lugar, si te lavas los dientes pensarás «me los acabo de limpiar, no me voy a poner a gochear ahora» y en segundo lugar, su fuerte sabor probablemente te quite las ganas de picar algo.

 

Y para acabar, queremos decirte que lo que importa no solo es lo que haces en navidades, sino lo que haces durante el año. Es mucho más significativo lo que comes entre Año Nuevo y Navidades, que lo que comes entre Navidades y Año Nuevo. Las dos semanas de navidades no suponen ni un 4% del año (52 semanas tiene un año, 2 semanas estimamos de navidades jeje). Así que a disfrutar, con cabeza, de las Navidades.

Compartir

SUSCRÍBETE PARA ESTAR AL DÍA

Si quieres estar al día de toda la información de running.es y ser el primero en enterarte de nuestras noticias, consejos, concursos y promociones, ya puedes apuntarte a nuestra newsletter.

Don't worry, we don't spam.