Home Salud Nutrición 7 alimentos a evitar después de entrenar
Nutrición - martes, 10-03-2020

7 alimentos a evitar después de entrenar

Muchas veces os hemos dado recomendaciones de alimentos que incluir en la dieta, pero pocas alimentos a evitar. Cuidar de la alimentación es clave para gozar de una buena salud y para mejorar nuestro rendimiento deportivo. Mucha gente lo sabe, pero pocos se aplican el cuento. Y es así, si queremos alcanzar nuestro objetivo de la mejor manera posible es imprescindible comer bien. Cada día. No por hacer ejercicio compensamos excesos ni mala alimentación, podemos subir de peso igualmente y empeorar nuestro estado.

¿Qué alimentos debemos evitar después de entrenar?

Te dejamos una lista de 7 para que los tengas en cuenta. Puede parecer obvio, pero conocemos muchos deportistas que no lo cumplen.

1. Cerveza y refrescos con un alto contenido en azúcar.

El alcohol deshidrata y además, son calorías vacías que no presentan ningún beneficio. Es cierto que entra muy bien en días de calor una cervecita fresca o una Coca Cola, pero lo mejor para hidratarse es consumir agua.

2. Carne procesada

Carne procesada como hamburguesas, salchichas u otros que podemos encontrar en restaurantes tipo McDonalds. Todos ellos contienen componentes que modifican su sabor, ayudan a preservarlos más tiempo y otros adictivos. No todo es carne, contienen otros elementos como harinas o almidones que no nos interesan. De hecho, la OMS recomienda un máximo de una ración de carne roja o procesada a la semana, a ser posible de carnicería. No solo por sus componentes extra, sino también por el alto contenido en grasas saturadas que ralentizan la recuperación post ejercicio

3. Barritas energéticas.

Sobre todo si no son caseras, porque aunque no lo parezcan suelen tener un alto contenido en azúcares simples y algunas grasas que no nos interesan para recuperar adecuadamente. Es verdad que las suelen dar en carreras, pero puestos a elegir comete el típico plátano que te dan junto con el agua, y ya cuando llegues a casa comes bien. O como alternativa, prueba hacer tus propias barritas de avena con aceite de oliva o coco, junto con dosis moderadas de miel para endulzarlas y que queden duritas.

4. Comida rápida / Fast food

Comida rápida no solo es comer en un Burguer King, sino también todos esos deliveries o comidas preparadas que llevamos a casa también. Cada día más optamos por opciones rápidas tanto para el día a día como después de entrenar. Cuidado sobretodo con los típicos fast food donde los fritos son los platos estrella o los postres con un contenido increíble en azúcar (donuts, mcflurry, …). Y comer rápido tampoco es recomendable. Disfruta de lo que comes con tiempo y a poder ser, buena compañía.

5. Chocolate

Si, sabemos que a partir de ahora nos odiais. Pero hay mejores opciones para suplir con nuestras necesidades post entrenamiento o competición. Puedes darte un capricho pequeño, pero que el chocolate no sacie nuestra necesidad real de recibir un aporte adecuado de hidratos de carbono de buena calidad, proteína de alto valor biológico y a poder ser, incluir alimentos antioxidantes como frutos rojos, café u otras frutas que además te aportarán vitaminas y minerales más interesantes.

6. Bollería industrial

Bollos, pasteles, galletas, … todos ellos contienen muchos azúcares simples que no nos ayudan en nada. Ni a recuperar el daño causado sobre el cuerpo, ni a saciar nuestro hambre ya que estas calorías vacias no llenan apenas pero si contienen otros grasas y otros compuestos menos beneficiosos que otras alternativas. A ver, está claro que no hace falta ser nazis, pero si quieres recuperar bien, no comas estas cosas cargas de grasas saturadas. Que estos alimentos sean caprichos ocasionales y ya está. No como post entrenamiento.

7. Comidas fuera

Cierto es que no es un alimento, pero es un aspecto a tener en cuenta. No hablamos solo de comidas rápidas (ya que puedes comer cosas rápidas en casa también), sino el hecho de comer fuera donde generalmente comemos más. No controlas las raciones ni los ingredientes empleados en los restaurantes. Y además, normalmente sueles comer peor. Si vas a comer fuera después de entrenar busca alternativas saludables y no comas hasta que te reviente el botón del pantalón.

Existen otros alimentos a evitar que seguro que se te ocurren, al final, todo es cuestión de usar un poco el sentido común.