fbpx
PUBLICIDAD Billboard

7 datos de tu cuerpo que obtendrás en una Prueba de Esfuerzo

Una prueba de esfuerzo es una valoración médica imprescindible para analizar el funcionamiento del corazón durante la actividad física, detectar posibles anomalías, y obtener información sobre la respuesta al esfuerzo de un deportista. Por eso, los médicos recomiendan someternos a una prueba de esfuerzo una vez al año si practicamos deporte de alta intensidad, como es el caso del running. Y más aún a partir de ciertas edades. Pero además de ser una herramienta de control y de prevención para todo corredor, una prueba de esfuerzo es también una gran oportunidad para conseguir datos de nuestro organismo. Y es que durante la valoración clínica el especialista obtendrá diversas informaciones relevantes para el deportista. A continuación te hablamos de 7 datos que se obtienen con las pruebas de esfuerzo, y por qué es importante conocerlos.

PUBLICIDAD Content_1

Índice de masa corporal

El Índice de Masa Corporal (IMC) es un indicador que ofrece información sobre el peso corporal de una persona respecto a su altura. Cuanto mayor sea éste, más riesgos tiene un deportista de sufrir lesiones cardíacas. También es un método para identificar problemas de sobrepeso o, por el contrario, anticipar posibles trastornos alimentarios. El IMC nos dice si nuestro peso está dentro de un rango considerado normal para nuestra altura, edad y rutinas deportivas.

Porcentaje de grasa

Aunque viendo el IMC pueda parecer que hablamos de lo mismo, lo cierto es que el porcentaje de grasa es un indicador que mide la cantidad de grasa que hay en nuestro cuerpo en comparación al tejido muscular. Es decir, es un indicador más preciso, ya que no es igual tener volumen por grasa que por músculo. De hecho, el porcentaje de grasa mide con exactitud y exclusivamente eso, la grasa (no la densidad ósea o la musculatura). Y mediante esta información sabemos si nuestro cuerpo es atlético, bueno, aceptable, sufre sobrepeso u obesidad.

Frecuencia del Ritmo Cardíaco

El electrocardiograma es una de las pruebas, valga la redundancia, de la Prueba de Esfuerzo. Así, el deportista puede conocer de manera exacta su ritmo cardíaco, es decir, el número de latidos de su corazón por minuto. Esa cifra será clave para organizar sus tablas de entrenamientos y saber a qué ritmos debe correr en las diferentes sesiones: rodajes largos, series largas, series cortas, sprints, etc.

Presión arterial

Otro indicador más que nos informa sobre el funcionamiento de nuestro corazón y su salud. En cada latido el corazón bombea sangre a las arterias. Y es la medición de cómo es ese bombeo -es decir, la fuerza y la presión que la sangre ejerce sobre las arterias- a lo que llamamos presión arterial. Esta información es otra herramienta más para diagnosticar posibles afecciones cardíacas o hipertensión. Como deportistas que somos, es un dato muy significativo que nos permitirá saber si estamos aptos o no para afrontar nuestros objetivos sobre el asfalto.

PUBLICIDAD Content_2

Vo2máx

Seguro que en más de una ocasión has escuchado hablar del Vo2máx. Este indicador representa la capacidad máxima de obtener energía para la contracción muscular utilizando el oxígeno del aire ambiente. También sirve de “frontera” respecto al rendimiento aeróbico –ver siguiente punto–. Está determinado genéticamente en un 70-80%, por lo que el entrenamiento solo puede mejorarlo en un 20-30%. Este indicador tiene mucha relación con la eficiencia de la energía de nuestro cuerpo, por lo que si lo entrenamos, podremos correr más rápido y durante más tiempo con el mismo esfuerzo que antes.

Umbral aeróbico

El umbral aeróbico sirve para conocer la capacidad de sostener la intensidad de un ejercicio durante un tiempo prolongado; en nuestro, caso, la carrera a pie. También determina el ritmo individual del entrenamiento aeróbico, es decir, la carrera continua (c.c. en los planes de entrenamiento), y como consecuencia, ayuda a predecir las posibilidades de un corredor en pruebas de larga distancia, por ejemplo, un maratón.

Umbral anaeróbico

Mientras, el umbral anaeróbico mide la capacidad de soportar una alta intensidad ejecutando un ejercicio físico, por ejemplo una carrera de mediofondo (1.500 metros). Asimismo, determina el ritmo individual del entrenamiento de calidad, es decir, las series o sesiones de intervalos. Y ayuda a predecir las posibilidades de un corredor en pruebas más explosivas, como un 5.000 o una carrera de 10 kilómetros.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8