Home Entrenamiento Consejos Actividad física de los peques confinados
Consejos - martes, 14-04-2020

Actividad física de los peques confinados

Ruben Gadea nos explica la situación y cómo mantenerlos activos

Actividad física en confinamiento

Llevamos ya muchas semanas con el confinamiento, sin hacer actividad física fuera y nadie nos va a quitar el estar en casa algunas semanas más. No pasa nada, todo sea por superar esta crisis e intentar volver a la normalidad lo antes posible.

Nosotros lo tenemos claro, pero igual, toda la población no entiende porque seguimos encerrados en casa. Vamos a hablar de los niños, un nicho de la población que se ve realmente afectado por la pandemia. No es el sector más crítico ante el virus pero sí posiblemente el más afectado por estar en casa sin poder salir y realmente no entender la situación.

El confinamiento y los niños

Los peques de casa necesitan de la interacción con otros niños y niñas, el aire libre y el juego para desarrollarse y aprender. Ahora mismo se ven privados de todo ello y es nuestro deber y responsabilidad, como padres, tratar de que este obstáculo en su desarrollo les afecte lo mínimo posible. Es por ello por lo que Sanus Vitae cada día intenta aportar su granito de arena a través de sesiones en directo a través del perfil de IG de @sanus_kids. Sesiones adaptadas y con diferentes propuestas para que todos los niños las puedan hacer y poder compartir un buen rato en familia.

Antes de empezar, es importante distinguir entre dos tipos de niños. Los que habitualmente son más activos y los más sedentarios y que no tienen gran experiencia en actividad física. Los niños más activos están acostumbrados a hacer mucho ejercicio, ya sea jugando en el colegio o haciendo actividades extraescolares físicas. Estos cuando todo vuelva a la normalidad no les costará mucho adaptarse y volver a coger con muchas ganas de nuevo sus rutinas.

Por otra parte, los niños que solamente hacen actividad física en el colegio, (la cuál es muy poca y no llega a cubrir sus necesidades básicas), pueden volverse muy vulnerables. Esto puede llevar a malas conductas como el sedentarismo, la mala alimentación o un exceso de uso de videoconsolas o televisión.

Predicar el buen ejemplo

De cualquier manera, en estos días que estemos en casa debemos proporcionarles las herramientas necesarias para que realicen actividad física y mantengan un estilo de vida activo y saludable. Aquí cobra especial relevancia el predicar con el buen ejemplo. Es decir, si yo quiero que mis hijos sean activos y saludables, yo también debo serlo. Los niños que tienen padres que están haciendo ejercicio en casa lo tienen muy fácil, ya que estos solo se tienen que unir a las sesiones e intentar seguir los ejercicios pudiendo hacer variaciones en ellos. El aprendizaje por imitación es una herramienta muy potente que crea un buen hábito ya que ven a sus padres disfrutar de la actividad física y se lo pasarán muy bien imitándoles.

¿Qué pasa cuando los padres no suelen realizar deporte o no saben cómo proporcionarles actividades físicas a sus en casa?

Como hemos dicho anteriormente, desde Sanus Vitae ofrecemos contenido específico para los peques de casa cada día, pero los niños necesitan más actividades que hacer un su día a día, así que vamos a proponer otras actividades para hacer en casa. Los niños necesitan jugar, está en su naturaleza así que se pasan casi todo el día haciéndolo. Hay que proporcionarle diferentes juegos para que no caigan en la rutina y acaben en la monotonía y el aburrimiento.

Ejercicios para niños

Entre los ejercicios recomendados para realizar en casa con ellos, los que nos gustaría remarcar con más énfasis son los juegos populares. Son actividades que se pueden realizar en familia, de fácil organización, prácticamente sin material y muy divertidas.

Seguro que todos los conocéis. Se trata de juegos como el pollito inglés, carreras de sacos, figuras de acrogimnasia básicas, carreras de relevos, salto de comba y muchos más.

Para finalizar, recordad que, aunque realicen una sesión diaria de actividad física, no se puede comparar a su día a día. En su actividad cuotidiana, a parte de la hora que van a atletismo o fútbol, realizan sesiones de educación física en el colegio, juegan en el recreo y corren de un lado para otro. Una sola sesión de treinta o cuarenta minutos al día de deporte, no cumplirá con sus demandas físicas y energéticas. Esperamos que os mantengáis activos, tanto los peques, como vosotros.