Home Material Adidas UltraBoost 21: la prueba
Material - Textil - martes, 30-03-2021

Adidas UltraBoost 21: la prueba

Adidas Ultraboost 21: la prueba

Adidas empezó el 2021 a lo grande, actualizando su buque insignia y zapatilla super ventas, la Ultraboost 21 (UB21), su modelo de máxima amortiguación y alta tecnología. Un modelo con un claro propósito: proporcionar la mejor relación amortiguación/retorno de energía/comodidad.

En esta última renovación se han introducido muchos cambios y, aunque el principal es el rediseño de su sistema de torsión, en marcha encontramos un tacto bastante diferente a sus modelos antecesores. El nuevo adidas LEP (Linear Energy Push) aumenta un 15% la rigidez para reducir la flexión del antepié y aumenta un 7% su reactividad. Esta tecnología trabaja junto al conocido Boost de la mediasuela, en esta ocasión un 6% más que en el modelo anterior gracias a una curva de talón potenciada. Con ello se consigue proporcionar a los corredores un increíble retorno de energía y comodidad en cada paso.

Vamos parte por parte explicando nuestras sensaciones con las zapatillas:

Upper

Uno de los puntos fuertes de la zapatilla es, sin duda, la comodidad. El Primeknit es un tejido que ofrece una gran sujeción y comodidad, características que se pueden apreciar desde el primer momento en que calzas la zapatilla. Otro elemento que ayuda a tener esa sensación es el talón, que está levemente inclinado hacia adelante añadiendo así otro punto de sujeción entre el pie y la zapatilla.

Otra de las novedades, y que adidas ya venía introduciendo desde 2015 con los modelos Parley, es el material con el que está hecho el antepié. Se trata de un material creado con un 92% de Primeblue, un tejido reciclado de alto rendimiento que contiene al menos un 50% de Parley Ocean Plastic. Se trata de un material elaborado a partir de un hilo de plástico rescatado del océano que refuerza el compromiso adquirido con la sostenibilidad. Detalle importante ya que en los tiempos que vivimos actualmente, la sociedad cada vez valora más este tipo de acciones.

En cuanto a la transpirabilidad del pie, la mayoría de los kilómetros recorridos han sido entre 10 y 15 grados y las sensaciones han sido más que correctas. Faltaría acumular kilómetros a más de 20 grados para acabar de comprobar esta circunstancia en condiciones más calurosas, pero no vemos problemas tras probar otros modelos con similar construcción del upper.

Se trata de una zapatilla muy cómoda en general con una sujeción del pie buena gracias a ese upper “tipo calcetín”. Esta comodidad es algo que percibimos desde el primer momento. Pero aún más importante, se sigue percibiendo mientras corremos. En cuanto a la sujeción, encontramos dentro de la zapatilla un pequeño refuerzo en la parte interior (en la puntera), para sujetar mejor el pie y evitar que en algunos giros podamos tener la sensación de que el pie se va lateralmente.  Ese refuerzo interior puede llegar a ser algo molesto para aquellos que tengan los pies más anchos.

Siguiendo con el upper y para dar algo más de sujeción al pie, encontramos las tres bandas características de la marca superpuestas sobre la malla y elaboradas a partir de un material bastante rígido. Estas barras van de lado a lado con el sistema de lazado en medio.

Mediasuela

Otro de los cambios que se van a simple vista es el incremento de boost, sobretodo en la parte del talón. Las Ultraboost 21 tienen un 6% más de BOOST que sus predecesoras las Ultraboost 20. Este incremento mejora la amortiguación y la comodidad de las zapatillas, aunque también su peso. Se trata de una zapatilla hecha para devorar kilómetros y kilómetros sin que nuestra musculatura ni articulaciones sufran en exceso. En contrapartida, no sería una zapatilla recomendada para ir a ritmos muy rápidos. Para eso, adidas dispone de otros modelos en su gama.

Recomendamos las UB21 para  entrenamientos a ritmos tranquilos o tiradas largas en las que primemos el confort a la velocidad.

A pesar de lo que pueda parecer, no son unas zapatillas muy blandas. Es más, el tacto se ha modificado bastante respecto a otras Ultraboost. Lo agradecerán especialmente aquellos corredores que quieran introducir cambios de ritmo o acelerar un poco la velocidad en partes del entrenamiento. Como hemos comentado, no sería su cometido, pero si en algún momento lo necesitáramos, la zapatilla podría responder correctamente.

Al tratarse de una zapatilla poco liviana, su principal virtud, la comodidad y amortiguación, la podremos comprobar corriendo ritmos tranquilos y en tiradas largas a ritmos moderados. Al tener tanto boost, es una zapatilla que funcionaría muy bien para aquellos corredores con peso medio o elevado.

Suela

Como ya va siendo habitual, la suela de las Ultraboost 21 lleva el sello Continental. Una garantía de éxito en cuanto a agarre, tanto en seco como en mojado. Estas zapatillas funcionan muy bien en asfalto, pero también podremos utilizar en caminos de tierra (pistas). La suela «Continental» ha demostrado fehacientemente su resistencia. No tendremos que preocuparnos por que se pueda romper si durante algún entrenamiento tenemos que coger un camino de tierra que no esté en perfecto estado.

Su diseño es ahora diferente y muy llamativo gracias a los diferentes colores que utiliza adidas. Gris, negro, rosa y amarillo fluorescente que se colocan sobre un Boost blanco que hacen que resalten aún más estos colores. Todos ellos fabricados con la misma goma Continental y que solo encontramos en aquellas zonas donde realmente es necesario.

Como ya indicábamos al principio, adidas ha introducido otro concepto nuevo. El nuevo Sistema de torsión “Linear Energy Push” (LEP). Un extra PUSH que mejora la transición en cada pisada y asegura una carrera más explosiva. Esta reactividad viene a corregir el efecto del peso de la zapatilla, que como hemos comentado previamente es más elevado que las versiones anteriores. Seguramente consiga su cometido, pero la realidad es que, si evaluamos la zapatilla en conjunto esa sensación de mayor reactividad no se llega a percibir del todo. Tampoco es un factor determinante a la hora de elegir este tipo de zapatilla ya que a una zapatilla de entrenamiento le debemos pedir más comodidad que reactividad. Si estuviéramos hablando de una zapatilla de competición o una zapatilla mixta la reactividad sería un factor determinante, pero en este caso no lo es.

Especificaciones técnicas de las adidas Ultraboost 21

  • Tipo de zapatilla: entrenamiento
  • Drop: 10mm
  • Precio: 180€
  • Peso: 340g

Recomendación RUNNING.es

  • Tipo de corredor: corredor de pisada neutra y peso alto
  • Distancia: hasta maratón
  • Ritmo: > 5 min / km

 

Con la comodidad y la amortiguación como máximo exponente de las nuevas Ultraboost 21, estas zapatillas son ideales para entrenamientos tranquilos o para rodajes de recuperación. Sería una muy buena opción también para personas de peso algo elevado o que se estén iniciando y que busquen unas únicas zapatillas. Debido a sus prestaciones, puede usar tanto en distancias de 10k hasta la distancia de maratón. Eso sí, siempre y cuando los ritmos en los que nos movamos no sean demasiado elevados.

Las Ultraboost 21 también podrían ser una buena opción en la distancia Maratón para corredores que busquen ritmos cercanos a los 5’00’’/km. Para corredores más ligeros y que se muevan entre 4’/km y 5’km, puede ser una buena zapatilla de entrenamiento. Quizás echen en falta algo de respuesta cuando le exijan un poco más.

Para adquirir las adidas Ultraboost 21, pincha AQUÍ.