5 consejos para combinar running y comilonas

Alimentación
5 consejos para combinar running y comilonas-76714
Entrenar durante los días de Navidad nunca ha sido fácil, pero tampoco es imposible

5 consejos para combinar running y comilonas

Más sobre: 

Por el Miércoles, 09-12-2015 en

El principal consejo es que te organices, pero en ocasiones no será suficiente. Los niños no van al colegio, hay que dedicar horas a las compras, las comidas duran desde el desayuno hasta la cena sin apenas levantarte de la mesa… Por lo tanto, necesitarás algunos trucos para pasar este periodo sin que tu estado de forma se resienta. Y más si estás preparando alguna maratón de primavera.

Consejo 1:

Ya te he dicho que lo más importante es que te organices. Adapta tu plan de entrenamientos a las fechas que se avecinan y modifícalo a tu antojo para hacerlo real. Puedes saltarte algún entrenamiento, pero intenta tenerlo previsto y compénsalo por otro lado. Si el día 1 sabes que no entrenarás, apúntate a una San Silvestre el día 31 y así tienes tu día de descanso después de una carrera. Algo que es muy necesario. Y lo mismo para el 25 y 26. ¿Por qué no colocar un entreno fuerte el 24, al despuntar el día, y así tienes dos días para recuperar?

Consejo 2:

Aprovecha la primera hora de la mañana, especialmente en festivos. Sé que a veces las sábanas se pegan, pero durante las Navidades siempre salen compromisos de última hora. Un entrenamiento previsto para mediodía pasa a la tarde, de allí al anochecer y al final al día siguiente. Conclusión: levántate pronto, entrena y tendrás el resto del día para estar con los tuyos (y contento porque ya tienes los “deberes” hechos).

Consejo 3:

Disfruta del sabor de la comida, no de la cantidad. Si sabes que cada año te pasa igual -que estás hinchado y engordas durante estas fechas-, no caigas en el mismo error. Coloca un poco menos de todo en cada plato y saborea los turrones para que duren. Y si tienes que repetir de un plato, que sea de los nutritivos (aunque muy calóricos) en lugar de pasarte con los dulces. Por último, si no tienes hambre a la hora de la cena, no cenes.

Consejo 4:

Tu cuerpo responderá diferente al ejercicio si tu dieta ha sido muy diferente durante estas fechas. Es bueno que lo sepas y que te prepares para ello. Y si lo necesitas, modifica los tiempos de las series en función de las sensaciones. A todos nos cuesta correr cuando estamos pesados; si las piernas no responden bien, entrena suave ese día y ya lo recuperarás más adelante (pero recuerda que cuanto más te hayas pasado comiendo, más tardarás en “ser el de antes”).

Consejo 5:

No te olvides del verdadero origen de la Navidad. Comer y regalar (o recibir regalos) no es lo más importante. Utiliza los entrenamientos en solitario para hacerte el propósito de ser una mejor persona ;)

 

Y FELIZ NAVIDAD!!!

Relacionados: