Los beneficios de skyr para corredores

Alimentación
Los beneficios de skyr para corredores-141870
Un derivado lácteo bajo en grasas ideal, perfecto para runners

Los beneficios de skyr para corredores

Más sobre: 

Por el Miércoles, 31-10-2018 en

A muchos runners nos encantan los yogures, por su sabor y por sus cualidades, para incorporarlo en desayunos, postres o meriendas. Muchos desconocen sus beneficios, pero son muchos. Se trata de un alimento rico en calcio, en micronutriente que más necesita el cuerpo para el buen funcionamiento del organismo que juega un papel fundamental en la formación de huesos y dientes, así como en la contracción muscular a la hora de realizar ejercicios.

Asimismo, los yogures incorporan unas bacterias, los probióticos (los encontrarás en la composición nutricional como cultivos microbianos, lactobacillus bulgaricus y streptococcus salivarius) que te ayudan a una correcta digestión y a mejorar tu flora intestinal. Otro de los aspectos a destacar de este alimento, es que contienen una proporción menor de lactosa al igual que el queso, por lo que aquellas personas que tienen sensibilidad a la lactosa o intolerancia (en menor medida) pueden consumirlos. La lactosa para aquellos que lo desconozcan es el 'azúcar' de la leche. Fijate igualmente en la composición porque a vecer incluyen lactosa.

Existen diferentes alternativas al yogur, entre las cuales destacaremos el skyr, un producto poco frecuente de origen islandés elaborado a base de yogur o de leche desnatada. Este suele encontrarse fácilmente en países escandinavos, pero en nuestros supermercados resulta más complicado.

Se dice que era un alimento muy querido por los vikingos por sus diferentes propiedades, al igual que nuestros yogures; bacterias buenas, calcio y proteína principalmente. Nosotros, además, destacaremos sobre este alimento el hecho de que es un producto con un contenido en grasa muy bajo (entre 0,2 y 0,5%) y alto en proteínas. Por lo tanto, sería perfecto como ‘post entreno’ con un sabor similar al queso batido (más habitual aquí) o quark (más común en Inglaterra). No solo es bajo en grasa, sino también es un alimento bajo en calorías … unas 65kcal por cada 100g, similar a un yogur entero. Para que te hagas a la idea, se encuentra entre un yogur desnatado (46kcal/100g) y uno griego (139kcal/100g). Con todo esto no queremos decir que no debas comer grasa, todo lo contrario, las grasas son necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y deben suponer un 30% de nuestras dietas, pero hay que tener cuidado en no pasarse. Busca grasas saludables, principalmente de origen vegetal ya que estás contienen ciertas grasas (HDL) que ayudarán a reducir la ‘mala grasa’ (LDL) y el colesterol ‘malo’.

Volviendo al skyr, decirte que su sabor es delicioso, pero si te aconsejamos que al igual que los yogures y otros derivados lácticos, siempre escojas el sabor natural, nada de sabores raros ni de frutas ya que estos suelen tener un contenido muy alto en azúcar.

El skyr es un alimento super ‘healthy’, perfecto para incorporar en nuestras dietas incluso en periodos de competición donde se suele reducir el consumo de lácteos por evitar problemas gastrointestinales y reducir el consumo de grasas.

Así que si aún no lo has probado, ¡ya sabes!

Relacionados: