Los principales errores de la dieta

Alimentación
Los principales errores de la dieta-139967
6 fallos que cometemos cuando seguimos una dieta

Los principales errores de la dieta

Correr sin llevar a cabo una dieta correcta, es absurdo en el caso de buscar una pérdida de peso.

Más sobre: 

Por el Lunes, 30-07-2018 en

Si has empezado a correr porque tu objetivo es perder peso, y lo acompañas de una alimentación adecuada y de mejor calidad, vas por el buen camino. No obstante, si esta dieta en una muy estricta o limitada de ciertos componentes nutricionales como, por ejemplo, los carbohidratos, probablemente puedas sentir debilidad, cansancio o que simplemente acabes termines dejandola... generalmente si no vemos resultados a corto plazo, tiramos la toalla. Lo importante es no obsesionarse. No ver los resultados rápidamente es normal, no desistas. A continuación, te listamos los 6 errores más frecuentes al seguir una dieta que debes tratar de evitar.

Ingestas

Si estas acostumbrado a comer una cantidad de veces cada día, al saltarte una de las ingestas, el problema es que puede ser que llegues a la siguiente comida con más hambre o comas más rápido o incluso más de lo que deberías. Saltarse comidas puede hacer que picotees a lo largo del día, que te compres alimentos que te sacien rápidamente (bebidas gaseosas por ejemplo), etc. No obstante, da igual que comas 1, 3 o 5 veces al día. Existe el mito que hay que comer 5 veces al día y no, lo importante es que la ingesta diaria total de nutrientes sea la adecuada y que no pases hambre, lo que importa es el 'computo' diario. 

Los carbohidratos

Existe el mito de que los hidratos de carbono engordan y sobre todo por la noche. Piensan que el pan, la pasta, arroz, patatas, etc. engordan más que otros alimentos – ahora dirás que somos nosotros los que engordamos jeje-. Pues no es cierto. Los hidratos de carbono o glúcidos son la principal fuente de energía que requiere nuestro cuerpo, y sobre todo nuestro cerebro para funcionar correctamente. Son esenciales para realizar las funciones vitales y para la práctica de deporte. Existen diferentes tipos de carbohidratos, simples y complejos, osea los que se digieren directamente y los que no. La glucosa es un ejemplo de azúcar o glúcido simple, necesario para el buen funcionamiento del cerebro, de los riñones y de los glóbulos rojos, pero que no debe consumirse en exceso porque sino aumentan demasiado las reservas. Por otro lado, están los azúcares complejos que no tienen sabor dulce y que deben descomponerse antes de ser absorbidos por el organismo. Un ejemplo de complejo sería la fibra (soluble o insoluble), un componente esencial de toda dieta para el buen funcionamiento del aparato digestivo y para prevenir ciertas enfermedades. Volviendo al tema de discusión, los carbohidratos proporcionan 4kcal/100g de energía mientras que las grasas 9kcal/100g, por lo que claramente no es el nutriente que más engorde.

Si engordamos se debe generalmente al exceso de carbohidratos simples, aunque también influye la manera de cocinarlos y de 'quemarlos'. Son un tipo de nutriente esencial en toda dieta que en caso de déficit nuestro cuerpo sufriría un catabolísmo (destrucción) proteico, pérdida de electrolitos o deshidratación. Eso sí, es importante saber que no solo se encuentran en pasta y arroz como muchos piensan, sino que también se encuentra en frutas, verduras, legumbres y otros cereales, en diferentes porcentajes.

Importancia de la cantidad

¿Cuántas veces has evitado llenarte el plato porque estás a regimen? o ¿visto personas "a dieta" comiendo pocas cantidades de carbohidratos por la mala fama que tienen? Una dieta completa debería contener aproximadamente un 55-60% de carbohidratos DE CALIDAD. Muchas personas creen que lo ideal en la pérdida de peso es limitar las cantidades, olvidandose de otros aspectos importantes como puede ser la calidad de los productos ingeridos, asi como otros aspectos como la práctica de deporte o un correcto descanso. Uno de los consejos que os damos es siempre tratar de evitar comida procesada o preparada, reducir las comidas fuera de casa (tupper cuenta como comida casera obviamente), y en caso de no tener opción, buscar la mejor opción. Eso si, es muy importante no obsesionarse y de vez en cuando darnos algún caprichito para mentalmente no pasarlo tan mal haciendo la dieta.

Actividad física

Si lo que quieres es perder peso es importante que lleves a cabo una vida saludable y que incorpores todos los elementos para ello, es decir que duermas bien o suficientes horas, que consumas alimentos de calidad y que te mantengas activo. Mantenerse activo, no significa matarte en el gimnasio ni a correr, sino que llevar una vida activa, y si lo que te gusta es correr, pues adelante, esto te puede ayudar en tu objetivo. La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que para mejorar el sistema cardiovasculatorio (corazón) y reducir riesgo de ciertas enfermedades y sufrir estrés recomienda realizar un mínimo de 150 min semanales de actividad física moderada o 75 min aeróbicos, aunque aconsejan a ser posible que adultos entre 18 y 64 años realicen 300 min semanales ... dos o más veces por semana.

Practicar deporte ayudará a tu salud interna, mental y externa, notarás cambios físicos con el tiempo y cambiarás tu composición (si lo haces correctamente) corporal reduciendo la cantidad de materia grasa y aumentando la muscular, obteniendo así un cuerpo más bonito y definido. No se trata de machacarse, pero sí de realizar un mínimo de actividad física para conseguir tu peso deseado.

Pecadorrrr

Todos hemos oido del porcentaje de 80% dieta saludable - 20% "guarradas" o de los famosos "cheatmeals" el fin de semana. Esto es un gran problema porque al llegar el fin de semana se 'ceban' tras realizar dietas muy restrictivas entre semana, por lo que todos los esfuerzos realizados en semana son en vano. Recuperas o incluso ganas más de lo perdido en semana. Mentalmente, si es verdad que saltarte el regimen de tanto en tanto es bueno para evitar que te obsesiones, pero también es cierto que no se deberían realizar dietas DEMASIADO restrictivas, sino que la reducción de peso debe ser paulatina para que sea más eficaz y sea mantenida a largo plazo. Se dan muchos casos de personas que siguiendo regimenes estrictos al final han dejado y han recuperado el peso inicial o incluso aumentado. También hay que tener cuidado con el tipo de regimen o dieta que llevemos a cabo ya que algunas pueden llegar a ser peligrosas. Una dieta ultra protéica puede dar lugar a trastornos renales y otros problemas que afectan al hígado entre otros, por lo que dietas como la Dunkan que estuvo tan de moda no son nada recomendables. 

Las malas influencias

En tu alimentación, directamente o indirectamente, pueden influir muchas personas, no solo tus amigos o familiares que te puedan incitarte a "pecar" proponiendote planes que involucren comidas poco sanas, alcohol, etc. Las malas influencias también se dan en lo que ves en las redes sociales, anuncios y otros. Los estudios realizados sobre la eficacia de los anuncios de dulces, patatas fritas, etc. aumentan su consumo y crean una necesidad que hasta ese momento no existian. Las influencias en la televisión, redes sociales y otros medios también juegan un papel importante. Tenemos que tener un cierto criterio e informarnos correctamente sobre lo que comemos, y no comer cualquier cosa a pesar de que nos lo aconsejen. Ni creernos cualquier cosa que nos digan, ni que son buenos para adelgazar ni para reducir peso ni nada, porque no existen milagros (desgraciadamente). Si puedes busca ayuda de un profesional que si que te sepa informar y sino, informate o evitalos. Recuerda que es una estrategia de marketing, piensa en tu salud y como corredor, que sepas que la alimentación juega un papel primordial, por lo que cuidala ... pero sin obsesionarse! Come bien y de vez en cuando, si te apetece date un capricho, y si quieres perder peso, modera estos caprichos ... potencia el consumo de alimentos de verdad y la variedad de estos. Metete en la cocina, experimenta, prueba nuevos alimentos y busca las maneras que más te gustan de incorporarlos a tu dieta! Comer es un placer y una necesidad.

 

Relacionados: