Home Salud Medicina deportiva Alivia los malestares musculares nocturnos
Medicina deportiva - lunes, 25-11-2019

Alivia los malestares musculares nocturnos

Combate los dolores musculares y los calambres nocturnos mientras duermes

Alguna vez u otra te habrás despertado en medio de la noche, mientras dormías por culpa de un dolor intenso. Quizás también hayas sufrido al levantarte de la cama por culpa de tensión cervical o lumbar aunque te hubieses acostado bien la noche anterior. Así como sentir calambres durante la noche. Todas estas son algunas de las molestias generadas por adoptar una mala postura al dormir. ¿Y cómo aliviar malestares musculares?

Los dolores posturales, se deben al haber estado durmiendo durante muchas horas en una mala postura corporal. Aunque no existe una posición perfecta a la hora de echarse a la cama para dormir, siempre es importante tener unas consideraciones. Una que nos permita mantener la curvatura de nuestra columna en una posición natural y con la carga de peso y presión repartida equilibradamente.

También hay que tener en cuenta que, por la noche, cambiamos varias veces de postura de forma inconsciente, por lo que es difícil de controlar.

Las posturas más adecuadas para dormir

  • De lado: Se conoce como una de las mejores posturas para descansar ya que, la columna vertebral no sufre. Además evita dolores cervicales y lumbares siempre y cuando se utilice la almohada adecuada. Asimismo, mejora aspectos como la respiración, la disminución de los ronquidos y el reflujo gastroesofágico.
  • Boca arriba: Es la segunda postura más recomendada. La columna reposa recta sin forzar ningún músculo y repartiendo equitativamente el peso por todo el cuerpo. Eso sí, se recomienda una almohada fina para que no se eleve y arquee demasiado la cabeza respecto a la columna.

Otro de los síntomas son los calambres musculares, que se van haciendo más comunes con la edad y que aparecen de forma más frecuente en mujeres. Los síntomas suelen ser espasmos involuntarios, punzadas, rigidez o endurecimiento muscular que pueden causar movimientos en las extremidades y un dolor repentino y agudo durante pocos minutos. Por lo general, suelen manifestarse en la zona de la pantorrilla, el muslo y el pie.

Los factores que aumentan el riesgo de padecer calambres musculares

  • Edad: Con la edad tendemos a perder masa muscular por lo que el músculo se cansa con mayor facilidad.
  • Afecciones: Si sufrimos diabetes, tiroides o trastornos tipo hepático podemos aumentar el riesgo de sufrir este tipo de calambres.
  • Embarazo: Este tipo de calambres son muy comunes durante el período de embarazo.
  • Exceso o falta de ejercicio: Llevar hábitos sedentarios o llevar los músculos al extremo también puede provocar calambres musculares.

Algesal, la marca de STADA especializada en dolores musculares, da algunas recomendaciones para prevenir la aparición de calambres nocturnos y aliviar malestares musculares:

  • Hidratación: Mantener una buena hidratación ayuda a que los músculos se contraigan y relajen con mayor facilidad, y mantiene las células musculares menos irritables. Durante la práctica deportiva, es importante reabastecer los líquidos a intervalos regulares y continuar bebiendo al finalizar.
  • Realizar estiramientos: Una rutina de estiramiento y fortalecimiento diario de los músculos puede ayudar a mantener un buen tono muscular. Además, si se sufren calambres nocturnos de forma frecuente, se recomienda elongar los músculos antes de acostarse.
  • Llevar una dieta equilibrada: Se recomienda incorporar una dieta con alimentos ricos en potasio y magnesio ya que mejoraran los aportes de vitaminas que necesitan los músculos. Algunos ejemplos son: el plátano, el aguacate, las espinacas o las avellanas.

Algesal para aliviar malestares musculares

Algesal es una marca del grupo STADA. Indicado para el tratamiento terapéutico percutáneo del dolor local, los dolores reumáticos, articulares y musculares, los músculos, las torceduras, la tortícolis, el lumbago y episodios de parecida naturaleza. Puedes encontrarlo en formato pomada o en formato espuma.

Algesal Pomada

Pomada no grasa y ligeramente perfumada que penetra rápidamente en la piel para llevar a la zona dolorosa una concentración suficiente de principios activos. Se puede utilizar para el dolor local, dolores reumáticos, articulares y musculares, torceduras, tortícolis, lumbago y otros semejantes.

Algesal espuma

Emulsión (aceite/agua) que genera una espuma no grasa y lavable, ligeramente perfumada, no irritante y que produce un agradable frescor. Incorpora Mirtecaína (DCI) laurilsulfato en su composición. Este principio activo disminuye la tensión superficial de la piel, acelera su penetración y potenciando a su vez la del Salicilato de dietilamina. Permite llevar a la zona dolorida una óptima concentración de principios activos, consiguiendo una rápida y eficaz disminución del dolor.