Home Material Asics Gel Hyper-Tri: la prueba
Material - Zapatillas - miércoles, 17-06-2015

Asics Gel Hyper-Tri: la prueba

Tan sólo de coger la nueva zapatilla que Asics ha creado para triatlón de corta distancia, las nuevas Asics Gel Hyper- Tri, ya se ve que vamos a correr rápido. Súper ligeras, con un peso de tan solo 190 gramos y una suela fina de voladora de asfalto, pero sin dejar de ser un poco blanda, gracias al gel interno e invisible que han puesto en la zona del talón y el Durasponge en la zona delantera.

En el primer contacto, no ves todo lo que hay en su suela, sólo vemos que tiene una horma con buenísima pinta para meter el pie caliente al bajarte de la bici, ancha de la parte de delante para poder lanzarte al asfalto intentando forzar una buena técnica de carrera para que las buenas sensaciones no tarden mucho en llegar. 

Primera prueba: carrera contínua por la ciudad. De primeras, te da a pensar que vas a llegar con los pies destrozados, porque la suela pinta tan fina que parece que vas a notar hasta si pisas una hoja. Sorprendentemente, unos primeros pasos ya dan una grata sorpresa, pues el pie parece que va casi tocando el suelo, pero no notas nada si el suelo cambia, puedes correr tranquilo sin pensar en lo que pisas, sólamente en pisar e impulsar. Unos pocos kilómetros por ciudad y ya ves que son perfectas para correr en las superfícies por las que normalmente se desarrolan los triatlones: asfalto, aceras varias, arena de parques o incluso tramos de hierba, gracias a que en la parte delantera incorpora su tecnología Durasponge, un caucho resistente a la abrasión que proporciona mayor flexibilidad, durabilidad, amortiguación y ayuda a la transición de la pisada.

Pasan los kilómetros y el pie sigue súper cómodo tanto de la parte de los metatarsos, bien ancha, como del talón, bien sujeta como acostumbra a ser la horma de Asics. A más kilómetros, quizás ya demasiados para lo que están diseñadas estas zapatillas, se nota que falta un poco de sujeción de la parte media del pie, lo que sería un poco molesto para personas muy pronadoras o con problemas de fascitis, pero como decimos, hasta 14-15kms ni lo hemos apreciado. Sin calcetines, ni un roce. Primera prueba, ¡aprobada!

Segunda prueba, como no puede ser de otra forma con una zapatilla de triatlón, la probamos en una T2. Después de una buena tunda de bici, con zapatillas de suela súper rígida, a las 3 del mediodía, nos disponemos a correr. Nos calzamos rápidamente las Hyper-Tri gracias a los cordones de goma que incluyen y arrancamos. La primera sensación es de estar pisando huevos, un poco más de lo que ya acostumbra a ser normal en una T2, podría ser por la anchura de la parte delantera, podría ser por la suela que a pesar de ser ligera no deja de ser algo blanda. Afortunadamente, la sensación de patosidad se va pronto, en menos de un kiómentro ya vuelven las buenas sensaciones del día anterior y rápidamente tiendes a coger velocidad de manera cómoda. Sin embargo, al rato los pies empiezan a hervir… quizás un poco más de lo que ya acostumbra a ser normal. La sensación es que el upper es quizás demasiado cerrado o poco fresco, sobretodo en comparación con las clásicas Noosa, que tienen un upper muy ventilado. Al estar el suelo muy caliente, se intensifica ésta sensación, pero en 10kms es más que tolerable. Segunda pueba, aprobada!

Tercera prueba: nos vamos a hacer series con mucho calor. Como las veces anteriores empezamos bien y la horma induce a la reactividad del pie. La suma de buen contacto y buen agarre resultan en un buen ritmo seguro. Pero el calor aprieta y el sudor empieza a mojar toda la zapatilla, y para seguir tenemos que refrescarnos echándonos agua encima, y cómo nos pasa en los triatlones, con el miedo a que se nos encharque la suela y el "pisar huevos" sea "pisar charcos", pero descubrimos quizás la mejor decisión que han tomado los diseñadores de las Hyper-Tri: la abertura directa en la suela para que se vaya la humedad excesiva y podamos continuar corriendo con los pies frescos y sin agua. Tercera pueba, excelente!

En resumen, un gran diseño creado por Asics que cubre lo que nos faltaba a los triatletas a los que las Noosa se nos hacen demasiado rígidas para correr rápido. Son muy parecidas a las Hyper-Speed pero con un plus de seguridad para cuando te bajas de la bici con los pies hinchados y que, me atrevo a decir, que pueden ser buenas, a parte de para triatletas, para corredores ligeros acostumbrados a las voladoras para correr medias e incluso largas distancias en asfalto. 

Si quieres ver nuestra galería de imágenes, CLICA AQUÍ