Home Salud Psicología Aumenta tu producción de dopamina… y corre
Psicología - Salud - viernes, 10-10-2014

Aumenta tu producción de dopamina… y corre

Hoy toca aprender un poco más sobre el cerebro y los elementos que lo componen. En este caso hablaremos de neurotransmisores. Pero no os asustéis. Enseguida veréis por qué hago hincapié en este tema.

Los neurotransmisores son mensajeros químicos que se encargan de transmitir información de una neurona a otra a través de la función sináptica. Existen varios tipos de neurotransmisores. Hoy os voy a hablar de la DOPAMINA.

La dopamina, creedme, la queremos siempre en nuestras vidas. ¿Por qué? Porque provoca sensaciones de euforia y felicidad. Es excelente para fortalecer nuestra  autoestima y además, nos predispone a la búsqueda de placer y  deseo sexual. También nos hace estar más alerta y hasta somos un poquito más listos… ¡Es un chollo!

¿Y qué tiene que ver todo esto con el running?

Tengo una buena noticia. ¡Podemos aumentar la producción de dopamina por nosotros mismos! ¿No es maravilloso?

Recordad que nuestro cerebro la produce naturalmente, pero con esta serie de consejos nosotros mismos le podemos dar una ayudita. Y así evitaremos esas situaciones donde sin causa aparente nos encontramos desganados, desmotivados y bajos de energía.

– SALIR A CORRER: el running, y el ejercicio en general, estimula la producción de dopamina y su correcta absorción en el cerebro. Así pues, salir a correr cada día de 30 a 60 minutos provocará en ti cambios físicos y psicológicos beneficiosos. El correr te cambia la vida. Ahora ya sabes por qué.

– FIJARTE OBJETIVOS: se ha comprobado en varios estudios que la dopamina aumenta conforme nos vamos acercando al objetivo que nos habíamos propuesto. De esta manera somos capaces de no tirar la toalla en momentos difíciles y llegar al final con éxito. Así pues pensad que cuando no podáis más, vuestro cerebro os echará una mano.

Si establecéis pequeños retos diarios estaréis educando a vuestro cerebro y alimentándolo correctamente.

– LA ALIMENTACIÓN: este no es mi campo y os aconsejo que pidáis ayuda a un profesional. Lo que si os adelanto es que los alimentos refinados, altos en colesterol, la cafeína y las grasas saturadas inhiben la función del cerebro para producir dopamina.

Así que ya tenéis una razón más para comer equilibrado. De esta manera cuidaréis cuerpo y mente.

Seguid estos consejos…y sed felices.