Home Club Running Beneficios desconocidos del running
Club Running - viernes, 18-08-2017

Beneficios desconocidos del running

Todo el mundo sabe que la actividad física es una buena herramienta para combatir enfermedades así como la osteoporosis, la hipertensión, la obesidad y otras enfermedades, así como sirve para mantenerla forma física, un buen estado de salud, ayudar a la musculatura de los grupos musculares implicados en la actividad, etc. Recientemente un estudio elaborado por la Universidad de Deakin, School of Exercise and Nutrition Sciences, Institute for Physical Activity and Nutrition de Australia mostró resultados sobre una de las controversias que se daban en el running: la altura de los discos intervertebrales. En este estudio, más que la altura tomaron referencia de los niveles y calidad de los discos.

En el estudio tomaron datos de distintos sujetos: no practicantes, corredores que corrían entre 20 y 40 kilómetros a la semana y corredores que lo hacían con distancias superiores a los 50 kilómetros semanales. Los resultados hablan por sí solos.

Una de las primeras conclusiones extraídas es que los corredores que realizaban más de 50km semanales mostraban unos discos intervertebrales más grandes (+11,4%) que los no practicantes. Por su parte, los corredores de entre 20 y 40km semanales mostraban también un incremento (+9,2%) aunque menor.

Otros beneficios del running para los discos intervertebrales son los siguientes:

– Los discos intervertebrales de los corredores están más hidratados, hipertrofiados y mayores niveles de glucosaminoglucanos.

La mayor zona de impacto a consecuencia del running en los discos se localizaba en el centro.

Los beneficios son mayores corriendo a un ritmo más alto. En el estudio se analizaron corredores a 1,5m/s (5,4km/h) y a 2,5m/s (9km/h).

Estos resultados se muestran tanto en los hombres como en las mujeres. No es cosa de género.

En este enlace –está en inglés- explican todo el procedimiento para la valoración del efecto del running sobre los discos intervertebrales.