Home Material Accesorios Biontech Superlight 2.0
Accesorios - Material - viernes, 24-07-2020

Biontech Superlight 2.0

Plantillas Biontech Superlight 2.0

Las lesiones son claramente el peor enemigo de los runners. Pueden venir derivadas de una mala técnica, sobre entrenamiento, inadecuada alimentación o algún problema anatómico, entre otros. Es por ello que muchos ya hemos interiorizado la importancia de una buena técnica de carrera, descansar lo suficiente o comer lo mejor posible. No obstante, seguimos pecando en el cuidado de nuestros pies. Muchas veces por el miedo a acudir a un podólogo que nos recomiende el uso de plantillas que nos acabarán costando entre 200-300€, que en ocasiones ni necesitamos.

Es cierto que las plantillas no son necesarias para todos, pero si se ha demostrado que son un complemento a considerar y para ciertas personas la mejor manera de evitar o tratar ciertas lesiones. Pies planos, espolón calcáneo, pies cavos, metatarsalgia o pie valgo son algunos de los problemas que podemos solventar con el uso de plantillas como estas de las que hoy os vamos a hablar de Biontech.

Unas plantillas ligeras y adaptables, dos aspectos clave, elaboradas a partir de un gel que permite su personalización. Lo importante al igual que un buen plan nutricional o de entrenamiento es que se adapten a ti. Es por ello que Biontech ha decidido facilitarnos la vida y permitirnos que nosotros mismos consigamos que se amolden con darles un toque de calor. Y como hemos dicho ligeras, de hecho 35% más ligeras que otras y con beneficios comprobados científicamente.

Instrucciones de uso

  1. Calienta las plantillas al microondas. 30 segundos a 600W o 40 segundos a 500W.
  2. Una vez las retires, espera unos segundos y a continuación colócalas en una superficie lisa
  3. Súbete encima de las plantillas durante 2 minutos presionando para que se amolden a tu pie
  4. Sal y deja que acaben de enfriar antes de meterlas dentro de tu zapatilla habitual

Primeras impresiones

Ya al coger la caja notamos esa ligereza que las caracteriza. Vienen en un tono verdoso dentro de una caja con las instrucciones de uso que como habrás podido leer, no son nada complicadas. La idea era diseñar un producto al alcance de todos para mitigar las lesiones de los corredores u otros deportistas. Ya sea a nivel preventivo como correctivo.

Sacamos las plantillas, las tocamos un poco para ver que son relativamente flexibles y nada duras como aquellas que nos puso de adolescentes el podólogo y a continuación las metemos al microondas. 30 segundos a 600W. Dejamos enfriar ligeramente y nos colocamos encima para que se amolden a nuestro pie.

Aprovechando que tenemos que probar unas zapatillas de running, introducimos las plantillas en estas. Al meter el pie, claramente cambian nuestras sensaciones. Notarás una ligera alza en comparación con las plantillas de las zapatillas. Unas plantillas que se incorporan a pesar de que realmente poco hacen.

Ligeramente más alto, pero no por ello más pesadas. Las plantillas pesan en una talla 38 unos 52g cada una, 104g en total. Bastante menos que lo que suelen pesar otras plantillas, pero que si aumentarán el peso de tu calzado o el peso al que estás acostumbrado con tu zapatilla. Por lo tanto, las notarás tanto en sensaciones como por su propio peso. También es normal que las notes ya que esa es la gracia de las plantillas, que corrijan tu pisada y que te protejan los pies frente a lesiones.

Corriendo con las plantillas Biontech Superlight 2.0

Aprovechando que también tenemos que probar unas zapatillas de running, probamos las plantillas Biontech Superlight 2.0. Con una talla 38 de plantilla entran y se ajustan perfectamente al calzado que vamos a usar de talla 38,5.

El uso de plantillas ligeras y adaptables a la hora de correr es clave ya que su peso puede alterar nuestra forma de correr. Sentir que las plantillas se amoldan a ti y que forman parte del calzado es clave para ponerte a sumar kilómetros en total normalidad.

Las sensaciones al correr con ellas son diferentes que sin ellas, claramente. Pero no por ello molestas. Si que se nota ese aumento ligero de peso, sobre todo en aquellas zapatillas que tengas más ligeras donde por pequeña que sea la variación de peso. Esto no quiere decir que de repente te pongas a correr mucho más lento ni que no puedas correr con ellas, pero si que requieren de una adaptación. 

Esta rara sensación al correr con plantillas pasa con los kilómetros y con el tiempo. De hecho, muchos deportistas profesionales trabajan con plantillas y no por ello son más lentos. Si eres de los que sufren de problemas de fascitis plantar a menudo o de otras molestias en el pie, estas plantillas pueden ser la solución. No hemos podido comprobar su ayuda frente a lesiones dado que no sufrimos de ninguna molestia, pero si que podemos afirmar que son cómodas y transpirables. Dos aspectos que agradecemos sobre todo en estos meses de calor, tanto por la evacuación del sudor como para mejorar la transpiración del pie.

Asimismo, se trata de unas plantillas antibacterianas, lo cual evitará que por la humedad puedas sufrir otro tipos de problemas en tus pies.

Volviendo al aspecto que nos interesa más, el running con las plantillas Biontech Superlight. Hemos notado una mejor estabilidad y de un extra de amortiguación con ellas. Por lo tanto, nuestra recomendación sería emplearlas mejor en aquellas zapatillas algo menos amortiguadas de manera a no ‘sobre amortiguar’ nuestros pies. Sino, simplemente mejorar la calidad de nuestra experiencia corriendo con ellas.

Las plantillas Biontech Superlight 2.0 no son solo para correr, de hecho puedes llevarlas todo el día e incluso usarlas para realizar otro tipo de actividades físicas. Rn el youtube de Biontech hemos visto la review del ciclista Daniel Race al que las plantillas le han ayudado a superar molestias en el metatarso.

¿Cómo consigo las plantillas?

Se venden en algunas tiendas especializadas en running, aunque lo mejor es que las compres por internet, a través de su página web. De hecho, ahora mismo están de ofertas y en lugar de pagar casí 60€ por ellas tan solo te costarán 35,96€. Además, también recibirás una mascarilla homologada fabricada por Grupo Morón.