Home Carreras Boston: el decano de los maratones
Carreras - Previa - jueves, 17-04-2014

Boston: el decano de los maratones

Cada tercer lunes de abril, la capital de Massachusetts acoge desde de 1897 el Maratón más antiguo de cuantos se disputan actualmente en el mundo.  Se celebra en día festivo, el del Patriota, que conmemora el inicio de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, con dos batallas que tuvieron lugar en ese mismo Estado allá por el año 1775.

Lo cierto es que este gran evento deportivo, una auténtica fiesta para la ciudad, se ha visto empañado por el atentado terrorista que se produjo durante la pasada edición y que, desgraciadamente, se cobró tres vidas y dejó tras de sí a más de 260 heridos. Una gran tragedia, sin duda. Sin embargo, y afortunadamente, no se ha perdido la esencia del deporte y haciendo gala del espíritu de superación que nos caracteriza a todos los runners, vuelve en este 2014 con más fuerza si cabe. De momento, las inscripciones se han ampliado a 9.000 corredores más, llegando a los 36.000 participantes. También, como es lógico, se han duplicado las medidas de seguridad y se han instaurado una serie de normas para hacer más fácil el control de la situación. En cualquier caso, este maratón, uno de los 6 Majors, no ha perdido un ápice de atractivo y sigue siendo tan difícil como siempre conseguir un dorsal. El sistema de selección está basado en una marca mínima de participación, establecido según franjas de edad. Una marca que debe haberse realizado en la temporada anterior y que hay que acreditar debidamente.

 

El circuito tiene la peculiaridad de que la línea de salida y la de meta se encuentran ubicadas en puntos diferentes. El punto de inicio se encuentra en Hopkinton en la estatua Doughboy, en el este. La carrera termina en Boylston Street, en Boston, justo enfrente de la Biblioteca Pública de la ciudad. El histórico recorrido sigue la Ruta 135 a través de Ashland, Framingham, Natick y Wellesley. En Highway continua por la Ruta 16 a través de Newton Lower Falls, girando a la derecha en la estación de bomberos en  la Commonwealth Avenue para enlazar entonces con la Ruta 30. Es en ese punto cuando pasaremos por la famosa Heartbreak Hill (la subida rompecorazones), el punto más duro de la carrera, a punto ya de llegar al kilómetro 35. Luego la ruta gira a la izquierda en Beacon Street, continua a través de Kenmore Square y baja por la Massachussett Avenue. Llegaremos por Hereford Street en la calle Boylston, donde encontraremos la meta cerca de la Torre John Hancock en Copley Square. La altimetría que presenta el recorrido es favorable, ya que la meta, que está al nivel del mar, se encuentra a menor altitud que la salida. De hecho, el actual récord del circuito, que es ni más ni menos que 2h03’02 conseguido por el keniata Geoffrey Mutai en 2011, no puede ser homologado como récord del mundo por no cumplir la norma que establece la IAAF donde prohíbe que se dé esa descompensación entre la salida y la llegada.

Otra curiosidad de esta maratón, es el papel protagonista que se les quiere dar a las mujeres, puesto que las corredoras de élite tienen su propia salida, a las 9.32 hora local, que sería a las 15.32 en España. El récord de la prueba femenina está en poder de  Margaret Okayo (Kenya) con 2:20:43 realizado en 2002. Tras las 50 corredoras de élite, 28 minutos más tarde (a las 16:00h en España)  se dará la salida a la élite masculina y a la primera de las cuatro salidas de 9000 corredores  cada una.