Home Material Brooks Cascadia 10: La prueba
Material - Zapatillas - martes, 05-05-2015

Brooks Cascadia 10: La prueba

Es tal la reputación de este modelo de zapatillas de trail, cosechada durante toda una década, que, a veces, incluso mencionamos a "las Cascadia" como si esa fuera su marca, sin recordar que pertenecen a la prestigiosa firma americana Brooks. Lo cierto es que si tienen esa gran cantidad de fieles es porque realmente ofrecen unas muy buenas prestaciones en la montaña.

Lo más destacable y que quizá siempre les ha dado ese toque especial es que son unas todo terreno, ideales para largas tiradas en superficies abruptas y pedregosas. Con ellas podemos ir tranquilos puesto que proporcionan una enorme protección a todos los niveles, aunque donde realmente se agradece su uso es en la planta de los pies. Su placa protectora en la suela, nos evita que se nos vayan clavando esas molestas piedras que nos van afectando a cada kilómetro montañero y que, de no ser por ella, nos acabaría haciendo sufrir un terrible dolor al cabo de las horas. Esta característica genérica de las Cascadia las sitúa en un segmento muy concreto de zapatillas de trail, digamos, trotadoras, donde prima la protección a la velocidad.
 
Sin embargo, en esta 10ª edición, parece que se ha querido dar un paso más allá. Sin perder su esencia protectora se ha optado por un diseño un poco más racing. El primer aspecto que nos llama la atención al verlas es que son un poco más estrechas, no tienen esa presencia tan  "tocha" que pudieran tener sus antecesoras. Esto amplía bastante su campo de actuación, puesto que ahora quizá las podremos utilizar en tiradas o carreras mucho más rápidas, donde prevalecen otras características como la ligereza, el agarre o la tracción. A parte de esa primera impresión, destaca su ya tradicional robustez y sus buenos acabados.