Home Trail Material Brooks Cascadia 13: la prueba
Material - Trail - miércoles, 14-11-2018

Brooks Cascadia 13: la prueba

Esta vez nos ponemos una zapatilla de trail con un diseño muy bonito, elegante, colorido típico de este tipo de calzado y muy logrado. Una zapatilla en apariencia pesada -y no es que no lo sea, pero se mueve muy bien-, llamativa pero elegante a la vez capaz de pasar por cualquier tipo de superficie que nos podamos encontrar en la montaña.

Se trata de la Brooks Cascadia 13, una zapatilla todoterreno, la más conocida de la casa, que ha incorporado importantes cambios. Una zapatilla diseñada para corredores neutros o ligeramente pronadores, de pesos medios e incluso altos que ofrecen una gran respuesta y que se adaptan muy bien a cualquier trail que podamos encontrar.

Primeras impresiones

Abrimos la caja y nos topamos con una zapatilla muy bonita de un diseño muy atractivo, muy típico del trail. Tal y como avanzábamos, puede parecer una zapatilla algo pesada – unos 340 gramos en talla 10,5US de hombre-, pero no en exceso ya que en marcha de mueve con soltura.

La combinación de color gusta, y el diseño de la suela también. A pesade que se observan unos tacos algo pequeños pero que ofrecerán un agarre muy completo en casi todos los terrenos.

En nuestro primer rodaje saliendo desde la puerta de casa, la rigidez en la pisada en el tramo de asfalto se hace patente pero que pronto se olvida al adentrarnos en la montaña, experimentando un gran confort y comprobar que no se siente una zapatilla pesada como aparentaba al inicio.

Upper

Empezamos por lo más vistoso. Y éste es su upper. En este modelo se presenta muy atractivo, con materiales de alta calidad, reforzado, pero sin costuras para facilitar la entrada del pie.

Sus ojales asimétricos pueden no parecer lo más convenientes para obtener un perfecto ajuste, pero una vez el pie se ha acomodado, todo cambia. Un tejido suave exterior con pequeños refuerzos combinados con un interior tipo guante, una lengüeta lo suficientemente acolchada para poderla apretar al gusto sin sentir presiones o incomodidades sintiendo el pie sujeto en todo momento.

Fabricado con un material muy traspirable, en principio da la sensación de duradero también, muy cómodo. Presenta una lengüeta con un bolsillo guarda cordones, y la parte posterior tiene un tirador para poder calzarlas mejor y más rápido. En la parte posterior también encontramos, algo disimulado, un pequeño velcro para poder enganchar unas polainas, si fuera necesario.

Una horma no demasiado ancha, pero que cede bien frente pies anchos, sin generar roces, ni ajustes incómodos o sensaciones raras. Eso sí. Si eres de aquellos corredores que necesitan tener una sensación de tener el tobillo totalmente atado, sin libertad de movimiento. Este modelo no se adecuará a tus exigencias, ya que el mayor grado de sujeción lo encontramos en el upper y en el talón tiene un poco de juego.

Mediasuela

La mediasuela de las Brooks Cascadia 13 están fabricadas con la tecnología BioMogo DNA que aporta una gran amortiguación independientemente del tipo de terreno y/o la pisada que tengas. Además, se nota muy efectiva sin importar el ritmo que lleves, tanto a ritmos más lentos como en ritmos más rápidos, aunque cuanto más rápido vayas, más dura la notarás. Esta variación de amortiguación nos proporciona una mejor estabilidad cuando vamos a ritmos rápidos y nos permite obtener un gran confort tanto en subidas como en bajadas fáciles y una mayor seguridad y estabilidad en las bajadas más rápidas.

También presenta una placa antirrocas (Ballistic Rock Shield) que se sustenta en cuatro pivotes y que conjuntamente hace que las Cascadia 13 sean unas zapatillas neutras realmente estables, ideales tanto para corredores neutros como para pronadores.

Suela

La suela tiene dos pivotes en la zona del talón y dos más en el antepié, no sensibles desde dentro en la pisada pero notables hacia fuera dando una mayor estabilidad.

En el exterior presenta unos tacos en forma de hexágono, a partir del talón hacia delante, hasta la punta, y a base de un caucho mucho más duro y rígido que los tacos de la zona central de la suela. Esto aporta mayor estabilidad, mientras que la zona más blanda central aporta mayor tracción.

La parte posterior de la suela, con una orientación inversa de los tacos, se encarga del agarre durante las bajadas más técnicas o lentas.

La totalidad de la suela que contacta con el suelo está fabricada con caucho, sin dejar lugar a que el material plástico del medio toque cualquier piedra o nos haga resbalar, podríamos destacar el buen agarre como característica principal de la zapatilla…

Rodando con las Cascadia 13

Es una zapatilla con la que te sientes mejor y más cómodo con el paso de los kilómetros. Tras varios usos, consigues hacerte a ellas. O ellas a ti, depende de cómo se mire… El caso es que cuantas más salidas haces y más kilómetros hagas con ellas, más terrenos pruebes, más a gusto te sientes con ellas.

En un principio no las tenía todas conmigo. Algún que otro resbalón durante las primeras salidas, me hacían dudar sobre si era por culpa del barro o era el compuesto de la suela, pero después comprobaría que también en rocas húmedas se deslizaba más de la cuenta. Pero a medida que la suela estuvo algo más usada, esa sensación fue desapareciendo con el uso y resultó el agarre, una de sus mejores prestaciones.

Es una zapatilla muy cómoda, extremadamente cómoda para ser de trail. Se hace muy llevadera para tiradas largas. En mi caso las he aprovechado bastante para alternar todo tipo de terreno y sentir en plenitud su polivalencia.

Es cierto que su mejor cara se nota en terreno seco, en pistas, en tierra prensada, incluso en zona de césped, pero me sorprende ese agarre y esa comodidad en terreno duro, rocoso e incluso húmedo. No todas las zapatillas de trail se adaptan a tantas situaciones o terrenos como estas.

Durante los primeros rodajes sentía algo de temor a sufrir roces o ampollas, sobretodo en la zona de la horma, que para mi pie, resultaba algo estrecha. Pero la verdad que fue solo una sensación y la zapatilla se adapta más que bien al pie, cede lo suficiente y con un abrochado correcto aporta la estabilidad necesaria para correr por montaña.

Los refuerzos del upper son capaces de aguantar ramas, piedras, raíces y otros habituales del monte con total seguridad y confort.

Han sido mis primeras Cascadia y no serán las últimas, sin duda.

Análisis final, conclusiones

Las Cascadia 13 son unas zapatillas con las que, si sales a correr por el monte para ver qué te encuentras y te atreves con cualquier tipo de terreno, se adapta perfectamente a esa demanda. Un modelo que presenta buen agarre, con mucha amortiguación, con la que poder correr a buen ritmo. Apta para distancias largas o muy largas, en tramos muy rodadores o rápidos.

Lo que más nos convence es su polivalencia, pudiéndolas usar sobre cualquier tipo de terreno y que responde bien. Es muy estable y, sobretodo, muy cómoda. Destacamos que no nos ha generado ningún roce ni ampolla en ninguno de los rodajes hechos con ellas.

Por el contrario, la excesiva transpirabilidad o poca impermeabilidad es un detalle que no nos ha convencido y más si en alguna carrera te ves obligado a pisar agua. Aunque esto puede resultar algo positivo a la hora de evacuar el agua…

En definitiva, se trata de una zapatilla hecha para entrenamientos y competición tanto en pruebas largas como muy largas. Un modelo versátil y polivalente, con gran estabilidad y, aparentemente, gran durabilidad.