Home Salud Nutrición Café Dalgona, el café del verano
Nutrición - Salud - viernes, 31-07-2020

Café Dalgona, el café del verano

¡Con solo 3 ingredientes!

Si además de runner, eres un poco foodie y te gusta mirar en tus redes sociales las recetas de tus influencers antes de ponerte a cocinar, seguro que has visto a más de uno haciendo un Café Dalgona. Se trata de una receta MUY fácil y muy fresquita perfecta para el verano.

Este Whipped Coffee o Fluffy Coffee es originario de Corea del Sur y en poco tiempo se ha extendido por todo el mundo. Repetimos, es muy fácil de preparar y además, resulta muy atractivo gracias a esa capita espumosa final. Un café ideal para presumir en tus redes sociales.

Para preparar tu Café Dalgona necesitarás:

  • 2 cucharadas de café soluble tipo Nescafe
  • 2 cucharadas de agua caliente
  • Opc: 2 cucharaditas de azúcar o media o una de eritritol o xilitol.
  • Una vez preparada la «mousse» un vaso o taza, 100ml de bebida vegetal o leche y un par de hielos.
  1. Si no has calentado ya el agua, es lo primero que tienes que hacer.
  2. A continuación, mezcla todos los ingredientes y con una batidora de varillas bate hasta conseguir una espuma
  3. Coloca el vaso con los hielos y la bebida vegetal, y a continuación poco a poco la mousse de cafe.
  4. ¡Ya está!

Puedes decorarlo también con un poco de chocolate negro para darle un extra de energía o de cacao.

Nuestros amigos de Myprotein han querido darle un toque diferente de manera a que este Café Dalgona pudiese incorporarse como post entreno o pre entrenamiento de fuerza, añadiendo algo de proteína en el mix.

El café Dalgona de Myprotein

Para preparar su Café Dalgona proteíco necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 cucharadas de café soluble
  • Otras 2 de agua caliente
  • Opciones: 2 cucharadas de azúcar o 1 de eritritol o xilitol
  • 200 ml de leche
  • 1 cazo de Impact Whey Protein (Iced Latte)
  • Puñado de hielo

Preparación 

  1. En un bol mezcla el café, azúcar y agua caliente.
  2. Bate el mix la batidora hasta conseguir una mezcla fina, cremosa y compacta.
  3. Añade leche o bebida vegetal en un shaker y añade un cazo de proteína en polvo. Agita bien hasta disolver el polvo y que quede sin grumos.
  4. Coloca el batido de proteínas en un vaso con hielo y vierte la crema de café por encima.