fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Canillejas, una carrera con denominación de origen

Canillejas es uno de los barrios más icónicos del noreste de Madrid y, también, escenario de una de las pruebas más románticas del atletismo en ruta de la capital. Hablamos del Trofeo José Cano, una histórica prueba que este domingo cumple 42 ediciones. Y lo hace además, con una importante novedad en su programa: la incorporación de una carrera de 5 kilómetros.

PUBLICIDAD Content_1

Así, a las 11:00 de la mañana arrancará esta nueva modalidad del evento, y ya a las 11:40 lo hará la clásica de 10 kilómetros. El creador de la Carrera de Canillejas es el ilustre José Cano, quien presta su propio nombre a la competición tras más de cuatro décadas de pasión y trabajo por el atletismo popular.

El recorrido, homologado y valedero para hacer marca personal, es uno de los más favorables de Madrid. Son 10 kilómetros que transcurren íntegramente por el distrito de San Blas, con salida en la calle Versalles y meta en la calle Néctar. El trazado es llano y pasa por las principales avenidas del barrio, como la Avda Guadalajara, Arcentales, Hermanos García Noblejas, Cronos o Emilio Muñoz.

Entre los 4.000 participantes que asistirán a la cita no faltará el carismático corredor Jesús España, quien, a sus 44 años, tratará de vencer en la debutante modalidad de 5 kilómetros. Internacional con la Selección Española en numerosos campeonatos, el atleta de Valdemoro tratará de colgarse el oro en una de sus distancias predilectas.

Desde su creación en 1980 la carrera de Canillejas ha visto pasar bajo su arco de meta a docenas de atletas de alto nivel, e incluso campeones olímpicos. Nombres históricos del atletismo como Fernando Mamede, Steve Jones, Paul Bitok o los hermanos Castro han dejado su sello sobre el asfalto del barrio.

PUBLICIDAD Content_2

Desde la organización apuntan otra importante novedad para esta edición: los sobres-regalo que los participantes podrán encontrar en su bolsa del corredor. Los afortunados que reciban los premios aleatorios podrán canjear esos vales por unas zapatillas, jamones e incluso vinos de la Ribera del Duero. Y es que el Trofeo José Cano, desde su nacimiento, siempre ha mirado por los corredores populares. “Los premios no pueden ser siempre para los mismos”, aseguran.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8