El Maratón de Nueva York desde una silla

Carreras
El Maratón de Nueva York desde una silla-73696
El olímpico Rafa Botello nos cuenta que supone para él

El Maratón de Nueva York desde una silla

Más sobre: 

Por el Miércoles, 28-10-2015 en

Hoy os hablaré de la mejor maratón del mundo, la que se disputa el próximo domingo 1 de noviembre en la gran manzana. Nueva York es, desde hace años, sin duda la maratón con mayor interés de miles de corredores de todo el mundo. Mucho intentan correrla y deben conseguir su dorsal a través de la lotería del sorteo o tienen que pasar por la caja de un touroperador.

Sin duda es el maratón que aconsejo hacer algún día a todo aquel que procese la religión esta del running. En mi caso, tengo dudas entre Londres y Nueva York o el sentimiento que le tengo a Boston, pero sin duda NY es la que mayor pasión transmite.

Por cierto, me presento, me llamo Rafa Botello y soy hijo de un melillense y una arquillera (Jaén) que nació en Cataluña y que desde hace muchos años que se dedica al atletismo en silla profesionalmente.

Quizás muchos desconozcan que las grandes maratones, World Marathon Major, confían en nosotros y tienen un presupuesto económico destinado solo para las sillas de ruedas más grande que el que puedan tener en nuestro país la mayoría de los maratones para el total de los corredores.

Este año es el décimo consecutivo que la organización me invita a participar como professional wheeler que es como nos denominan a los corredores en silla de ruedas que nos dedicamos en cuerpo y alma.

No sé si tiene merito que sea mi décimo o quizás que me pueda dedicar a esto pero desde años es, gracias a este país, al que tengo que darle las gracias de poder dedicarme a esto como una profesión.

Solo en el 2015 he disputado os maratones de Los Angeles, Boston, Grandmas Marathon, Chicago y ahora la mejor, la maratón que mas veces he disputado de las 91 que llevo finalizadas.

No os podéis llegar a imaginar lo que supone correr allí para alguien que en su país no está tan bien considerado. Avión, hotel, dietas y sobre todo respecto y cariño por lo que hacemos y por el espectáculo que damos.

Si mi cabeza y físico sigue como hasta ahora me gustaría seguir yendo a Nueva York año tras año, aunque cierto es que antes de finalizar mi carrera deportiva me gustaría correr en Barcelona o Madrid.

Os veo en el Central Park entrenando que el domingo no me dará tiempo a saludaros.

Relacionados: