¿Para cuándo la irrupción del poder africano en el Skyrunning?

Carreras
¿Para cuándo la irrupción del poder africano en el Skyrunning?-49654
El eritreo Pietro Mamu ganó a Kilian Jornet en la Limone Extreme

¿Para cuándo la irrupción del poder africano en el Skyrunning?

Más sobre: 

Por el Jueves, 16-10-2014 en

Recientemente se disputó en Lombardía la Limone Extreme, una carrera de Copa del Mundo de Skyrunning organizada por la ISF (International Skyrunning Federation). La Skyrace constaba de 23km con 2000m positivos y un nivel técnico bastante alto. El ganador de la prueba fue el eritreo Pietro Mamu, que se impuso a Kilian Jornet en un apasionante duelo.

A pesar de que Jornet contaba con la coartada de haber corrido (y ganado) el día antes el Kilómetro Vertical , y de tener ya el título mundial de ambas especialidades en el bolsillo, cabe destacar la enorme calidad y el poder exhibido por el corredor africano que le superó. Mamu fue en 2012 Campeón del Mundo de Carreras de Montaña por la WMRA, una especialidad menos exigente técnicamente y con unos desniveles más asequibles en comparación con esta Copa del Mundo de la ISF. Pero ahí estuvo, demostrando el tremendo potencial que poseen los corredores del este de África y que tal vez no tardemos mucho en ver cada vez en mayor medida en carreras de este tipo.

Y es que la historia ya nos avisa de esta posibilidad, sólo hay que echar un vistazo a los antecedentes en otras especialidades. Por ejemplo en el Cross Country, una disciplina atlética que consiste en recorrer unos 12-13km campo a través. Teniendo como origen en 1903 el denominado Cross de las Naciones, este Campeonato derivó a lo que hoy conocemos como el Mundial de Cross que organiza la IAAF. Se fundó oficialmente en 1973 y durante los primeros años los grandes dominadores del campeonato eran países como Estados Unidos, Reino Unido, Bélgica, España o la Unión Soviética tanto en hombres como en mujeres y otros también además como Noruega o Rumania, específicamente en mujeres. La hegemonía de los caucásicos empezó a verse frustrada a partir de 1981 con la aparición primero de los atletas etíopes y más tarde por la actual dominadora, Kenia. Ahora sólo hay que ver una de estas carreras tanto en categoría masculina como femenina e intentar localizar entre la marabunta africana algún corredor de piel blanca.

Algo similar ocurrió en el acontecimiento deportivo por excelencia, los Juegos Olímpicos. El primer medallista Africano fue Abebe Bikila en Roma 1960. Hasta la fecha ningún corredor de ese continente había obtenido una medalla de oro en una Olimpiada. Aquél entonces desconocido venció corriendo descalzo la Maratón con 2h15, abriendo con ello la veda a los atletas africanos, que no hace falta decir que son los auténticos dominadores absolutos de todas las pruebas de fondo y medio fondo en la actualidad.

Y para acabar de ilustrar el poder de estos corredores tenemos el claro ejemplo del boom que se está viviendo en la Maratón. La irrupción de la marea africana es cada vez más evidente. Se inició en los 90 y dura hasta el día de hoy, donde los récords son cada vez más estratosféricos. Además, concretamente en esta prueba, se está produciendo una especialización.

Es decir, antes los corredores provenían de la pista y los últimos años de su carrera lo dedicaban al Maratón, sea el caso del gran Haile Gebrselassie o Paul Tergat, entre otros. Actualmente, y cada vez más, jóvenes africanos se inician y se preparan específicamente en los 42.195 metros, con lo que no tardaremos mucho en ver a corredores de esta raza totalmente inalcanzables camino a bajar de la increíble marca de las 2 horas.

Lo más curioso es que se había llegado a dudar incluso de la capacidad de estos corredores a resistir tantos kilómetros a un ritmo tan elevado debido a su bajo porcentaje de grasa corporal. Algo que ha quedado completamente superado y desestimado.  Quizá algo parecido se pueda argumentar en cuanto a una carrera pura de montaña diciendo que, tal vez, no tengan la técnica necesaria para desenvolverse con soltura para demostrar todo su potencial. Al tiempo. Lo que está claro es que el Skyrunning en todas sus vertientes, Kilómetro Vertical, Skyrace, Maratón o Ultra distancia, tiende cada vez más a una mayor profesionalización, principalmente debido al auge mediático que está teniendo y a la proliferación de sponsors. Y cuando algo se profesionaliza, aparecen los mejores en todo su esplendor y ahí tienen mucho que decir los africanos.

Relacionados: