Los 5 objetivos para un corredor principiante

Cómo empezar
Los 5 objetivos para un corredor principiante-134573
Lo que deberías proponerte si empiezas a correr

Los 5 objetivos para un corredor principiante

La base de todo objetivo es utilizar la metodología de objetivos SMART para que no te pienses que no obtienes fruto de tus esfuerzos

Más sobre: 

Por el Miércoles, 10-01-2018 en

Con año nuevo, todos nos hacemos propósitos. Hacer dieta, perder unos kilos, hacer más deporte, dejar de fumar, cuidarme más, etc. y en el propósito de hacer más deporte puede tener cabida el running –además de en el propósito de adelgazar o cuidarme más-. Si te has planteado empezar a correr, correr más kilómetros o realizar alguna carrera, todo esto son objetivos que te planteas. Pero antes de planteártelos deberías tener en cuenta una serie de factores. El primero de todos, que sean objetivos SMART. ¿Y qué es SMART?

El acrónimo SMART proviene del inglés, pero es fácilmente traducible.

S de Specific –específico-. Tus objetivos de running deben ser precisos y específicos. No te plantees correr más, plantéate más bien correr X kilómetros en X tiempo.

M de Measurable –mesurable-. El kit de la cuestión de plantearse un objetivo es que puedas comprobar que lo has superado

A de Achievable –alcanzables-. Los objetivos deben ser alcanzables. No debes proponerte algo que sepas que no vas a conseguir porque te desmoralizarás.

R de Realistic –real-. Utiliza el sentido común a la hora de proponerte retos. No pretendas correr un 10k en 30 minutos o terminar entre los 20 primeros de una carrera de 20.000 participantes.

T de Time-related –temporal-. Los objetivos deben estar relacionados con una fecha límite para conseguirlo. Si simplemente quieres correr un 10k en 40 minutos pero no te fijas una carrera para lograrlo, será como si no lo hubieses conseguido.

Con objetivos de este tipo, conseguirás motivación para salir en aquellos días en los que las fuerzas flaquean o no tienes ganas de salir a entrenar, además de poder ver tus progresos en un período de tiempo específico. A continuación te dejamos algunos de los objetivos para empezar a correr

1. Correr sin detenerme

Este es el primer paso que deberías hacer para empezar en esto del running. Correr sin parar una distancia corta no es igual de fácil para algunos que para otros. Por lo tanto, ante el dilema de averiguar qué distancia podrás correr íntegramente sin parar, tendrás que adivinarlo por ti mismo. Puedes empezar por proponerte una vuelta a la manzana, una vuelta al parque, o incluso varios kilómetros. Independientemente de la distancia, progresa gradualmente para luego establecerte otro.

2. Correr X días por semana

Correr una cantidad X de días por semana para los principiantes pueden ser un total de 2 días. Es importante que vayas cumpliendo con el programa para así poder incrementar el número de días cuando estés más experimentado y lo soportes mejor, ya que tu cuerpo se irá adaptando al estímulo y a la carga de entrenamiento. Es mejor una cifra a la baja que no obsesionarte por llegar a correr 4 o 5 días nada más empezar a correr.

3. Disfrutar de la experiencia

Aunque no es “demasiado” mesurable, sí que puedes ponerle una escala para puntuar que tan bien te ha ido un día u otro. Para engancharte a un deporte, tienes que disfrutar con él, aunque tengas que pasarlo mal para progresar y conseguir tus objetivos. Y con el running sucede lo mismo. Debes disfrutar de cada entrenamiento y divertirte con ello, no tiene que ser una obligación en tu día a día y debes sentirte liberado al practicarlo. Sin ataduras.

4. Participar en una carrera

Participar y terminar una carrera tiene que ser uno de tus objetivos finales y con el que te terminarás de enganchar al running gracias al ambiente competitivo y a los resultados conseguidos por el simple hecho de estar compitiendo contra otros. Fíjate una carrera en tu calendario para la que debas entrenar, con la que te motives a seguir corriendo y que sea una carrera “facilita” que sepas que puedes conseguir y que no te dejes sudor y lágrimas para terminarla

5. Seguir corriendo

Terminar una carrera no significa que ya puedas retirarte del running. El running es un deporte para disfrutar y con el que te sentirás muy a gusto una vez pilles la dinámica y hayas conseguido tus objetivos previos. Además, seguro que tras tu primera carrera, querrás hacer más para conseguir rebajar tu marca, querrás correr otras distancias mayores y harás lo posible por continuar entrenando aunque las ganas te lo dificulten.

 

Relacionados: