fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1
Fotos: Freepik

Cómo establecer metas para alcanzar tus objetivos

Marcarse metas y objetivos es un proceso casi automático en el ser humano. Lo hacemos todo el tiempo y, muchas veces, de manera inconsciente. Al irnos a la cama a dormir, por ejemplo, pensamos «mañana debo levantarme a las 7 para llegar temprano al trabajo». Así, muchos de nuestros objetivos no son más que la rutina de cada día.

Sin embargo, cada mes de enero, al comenzar un nuevo año, nos ponemos de forma consciente metas ambiciosas para la temporada que viene. Correr un maratón, bajar una marca personal, empezar el gimnasio, bajar de peso, etc.

Estos propósitos son muy importantes para nuestra salud mental porque, al establecer metas, activamos una red de neuronas que regulan el comportamiento y activamos nuevos patrones que nos ayudan a encarar el año de una forma positiva.

El problema llega cuando no las cumplimos. Vivimos este hecho como una traición a nuestros propios deseos que nos produce frustración y nos lleva a tener una autopercepción negativa.

Por eso, en este artículo, te daremos algunos consejos sencillos y fáciles para establecer metas alcanzables y cumplirlas.

Divide tus objetivos

Dividir tus metas en porciones más pequeñas te permitirá celebrar tus progresos y fortalecerá la confianza que tienes en tus propias capacidades.

La clave para esto es establecer metas que puedan ser fraccionadas. Dicho de una manera simple, significa partir tus grandes aspiraciones en pequeños objetivos que puedas superar en el corto plazo.

¿Quieres correr tu primer medio maratón? Entonces fracciona tu objetivo en pequeñas metas como conquistar una tirada de 10 kilómetros, luego 12, luego 14, y así hasta llegar al gran objetivo.

A medida que vayas consiguiendo tus «mini» objetivos, se creará un efecto dominó positivo que te hará sentir que tus propósitos son más alcanzables.

Recompensa tus logros

Las recompensas cumplen un rol fundamental en todo este proceso. Dividir nuestro objetivo en metas más pequeñas es tan importante como premiarte cada vez que superas una de esas etapas.

¿Completaste tu primera semana de entrenamiento? Regálate un par de calcetines nuevos como premio. ¿Corriste tu primer 5K a 4:30? Celébralo con una buena comida junto a tu pareja, tu familia o tus amigos.

Las recompensas provocan una sensación de logro que refuerzan la motivación para seguir hasta el final.

Metas y objetivos realizables

Establece metas realistas

No hay nada más desmotivador que las metas irrealizables. Ser realista en tus metas y objetivos es crucial para tener éxito en tus planes.

Tómate tu tiempo para establecer los objetivos y piensa bien sobre qué es lo que quieres y por qué. Para ello puedes utilizar la técnica SMART, un método muy conocido y utilizado para establecer objetivos específicos, medibles, asignables, realistas y temporales.

De esta manera te asegurarás de que es posible alcanzar tu objetivo, y sabrás exactamente lo que debes hacer, cómo medirlo y cuánto tiempo tienes para conseguirlo.

Registra tus progresos por escrito

Cuando pensamos lo hacemos en abstracto. Las ideas circulan por nuestra cabeza de forma desordenada y, a veces, confusa. Sin embargo, al escribir, los pensamientos se estructuran y se fijan a nuestra mente de una forma mucho más clara.

Por eso, llevar un diario donde registres todos tus entrenos y progresos puede resultar muy beneficioso. Además de apuntar el tiempo y el kilometraje, puedes incluir anotaciones con tus sensaciones, el calzado que utilizaste y cualquier aspecto que te parezca digno de ser recordado. Esta práctica te ayudará a enfocarte en tu objetivo y a visualizar tu progreso de una forma concreta.

Basta con poner el ejemplo del propio Eliud Kipchoge, que en más de una ocasión ha confesado que lleva un diario donde anota todos sus entrenos. Si funciona para el mejor maratoniano de todos los tiempos, también debería funcionar para ti.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1