Home Noticias Cómo involucrar a tus hijos en el running
Noticias - Reportajes - lunes, 08-01-2018

Cómo involucrar a tus hijos en el running

Si quieres tener un campeón en casa, entrena. deja en paz a tus hijos. 

Todos en la redacción hemos estado de acuerdo que no podíamos empezar con mejor frase este artículo. En cambio, sí que podemos hacer que practicar deporte se convierta en un ejercicio divertido para ellos. Y si es compartido… mucho mejor.

Razones de por que los niños debería correr:

– Correr es divertido

Solo basta con ver a tus hijos en el patio de juegos y la forma en la que la mayoría de juegos se desarrolla es corriendo.

– Es un deporte económico.

Correr puede llegar a ser bastante caro si sumamos las zapatillas, la comida, entrenador, inscripciones a carreras, viajes y más. Pero en general correr es un deporte relativamente barato, tu hijo necesitará unas buenas zapatillas y algo de textil técnico. poco más.

– Es un deporte fácil de aprender

Correr, a diferencia de otros deportes es muy simple, ata tus cordones, mantén tu trayectoria y a dar zancadas.

Ayuda a tus hijos mejorar en otros deportes

Ya sea que hagan fútbol, tenis o ballet, correr aumenta la capacidad aeróbica y la destreza motriz, lo que le permitirá disfrutar más de otras actividades.

– Correr es para todos

Podrá ser que no sea el siguiente Usain Bolt, rápido o lento, todos pueden disfrutar de correr a su manera.

– Es un gran incentivo para comer sano

La motivación para correr más y las percepciones sobre nuestro cuerpo son una muy buena oportunidad para introducir hábitos alimenticios saludables en nuestros niños. Hay que considerar que no son atletas elite y por lo tal no necesitan una dieta muy específica, pero si aprovechas para aumentar el consumo de fruta y reducir las bebidas azucaradas será un gran paso.

– La actividad física mejora su desarrollo

Existen varios estudios que demuestran que la constante actividad física ayuda a su desarrollo óseo y muscular, haciendo que formen huesos más fuertes, y en muchos casos puedan crecer un poco más.

– Tiene grandes modelos a seguir

Determinación, confianza, perseverancia y resistir a la presión son algunas de las cosas que tus hijos pueden aprender de grandes atletas como Shalane Flannagan, Scott Jurek o Killian Jornet.

 

Consejos para que tus niños amen correr

– No te fijes en el ritmo

Es importante respetar su desarrollo como corredores, y celebrar cada triunfo por más pequeño o absurdo que sea. Celebra junto a tus hijos si han completado su primer kilómetro sin parar, o si han logrado correrlo a 9:00 min/km o a 5:00 min/km. Lo importante es reconocer que cada momento tiene su victoria.

Siempre calienta 

Si bien muchas veces nos saltamos esto como adultos, el no calentar bien afecta más en su cuerpo. Tómate el tiempo necesario para ellos, sin que se vuelva aburrido o tedioso. Puedes hacer algunos juegos que te ayuden para esto.

– Mantenlo libre de lesiones

Nada desmotiva más que una lesión. No solo genera apatía por tener que esperar para poder volver a correr, pero también genera miedo en ellos, por lo que luego pueden no querer correr más por el miedo a que se vuelvan a lesionar. Escúchalos, respeta el tiempo de descanso y si algo les duele o molesta no hay que presionar más de lo debido. No pasa nada si un dia no se entrena, y busca que siempre sea divertido.

– Concéntrate en la técnica

Aprender una buena técnica de correr puede ser enseñado y aprendido. Es por eso que aprender una técnica correcta a temprana edad es ideal para poder disfrutar del running por mucho tiempo. Concentra las mayorías de sesiones en técnica ya que por lo general es lo que más tiempo toma aprender, mientras que el físico y la resistencia se generaran con el paso de los años y de una manera más mecánica si tiene una buena técnica.

– Busca la motivación

Al igual que en los adultos, mantener una motivación es crucial para que disfruten de las cosas que hacen. Puede ser un helado al final del entrenamiento, o unas nuevas zapatillas si completa cierto objetivo como entrenar un mes consecutivo. Los niños son felices con las cosas más simples, es cuestión de saber identificar que es lo que disfruta.

¿Cuánto debería correr mi hijo?

Al igual que en todas las personas, la distancia que un niño debería correr cambia según la persona, y según la opinión de quien lo diga. En términos generales las distancias máximas en las que la mayoría de expertos coincide son:

                – Menores a 9 años: 3 km

                – Entre 9 y 11 años: 5 km

                – Entre 12 y 14 años: 10 km

Recuerda ser un ejemplo siempre para ellos, no importa si no eres el mejor corredor del mundo, o si tus hijos son más rápidos que tú, ellos disfrutarán más si  tú lo haces con ellos. Mantén una actitud positiva al deporte en general sin importar que no sea el que a ti más te guste. En general, los grandes deportistas han probado varios deportes a lo largo de su vida, y nunca sabes si el nuevo deporte es lo que él de verdad disfruta.